La familia de un niño de 11 años de Moguer hace un llamamiento para conseguir un tratamiento farmacéutico para su hijo

2
930
Carlos ya ha recibido su medicina.
Una imagen de Carlos, junto a sus padres.
Una imagen de Carlos, junto a sus padres.

M. P. D. Carlos Olivares es un niño de Moguer de 11 años que en octubre del pasado año 2015 le diagnosticaron una enfermedad rara denominada ‘Síndrome de Dravet’. El diagnóstico, que se lo dieron en una clínica de Navarra, llegaba después de que el pequeño llevara luchando por saber qué le ocurría desde los nueve meses de edad, cuando comenzó a sufrir ataques epilépticos. Desde entonces, su familia ha llevado a cabo una lucha por saber qué le podía ocurrir a Carlos y, después de muchas pruebas, el diagnóstico definitivo llegaba hace unos meses.

Imagen del Diacomit. / Foto: www.desitin.cz
Imagen del Diacomit. / Foto: www.desitin.cz

Parecía entonces que todos los problemas habían acabado para ellos. Sin embargo, según nos cuenta su padre, Juan Carlos Olivares Vázquez, «hemos comenzado con otra pesadilla, porque el tratamiento que le pusieron fue una medicación llamada Diacomit. Una medicina que no puede estar sin tomarla y que, hasta el momento, nos la estaban suministrando muy bien. Pero el problema ha llegado ahora, porque aunque su venta está autorizada en España, el Diacomit aún no está en las farmacias, con lo que nadie me la puede suministrar».

El pequeño Carlos, con su madre.
El pequeño Carlos, con su madre.

El obstáculo parece encontrarse en el hecho de que esta medicina se hace en una empresa farmacéutica francesa y no queda ninguna almacenada en España. Por este motivo, estos padres piden que se agilicen urgentemente los trámites para que llegue pronto a las farmacias españolas. Por el momento, Carlos sólo tiene tratamiento para siete días, de ahí la preocupación y urgencia de su familia.

Es más, Juan Carlos ha acudido a las administraciones e, incluso, al Defensor del Menor. Pero, por ahora, nadie ha podido darle una solución.  Por este motivo, hace un llamamiento a quien corresponda «para que haga fuerza y me puedan suministrarles la medicina desde Francia».

También una farmacéutica de Moguer se ha puesto en contacto con suministradores a nivel nacional y lo han pedido a Francia, pero no saben qué ocurrirá, de ahí que estén pidiendo el apoyo de todos. 



2 Comentarios

  1. Es camallesco que no muevan cielo y tierra a quien corresponda para conseguir esta medicina. No lo entiendo que gaste tantos millones para lograr la presidencia y no mueban un dedo por la vida de un niño.¿ENQUE MUNDO VIVIMOS?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here