A propósito de los Reyes Magos de Oriente: el Teatro, la Agrupación Álvarez Quintero y Manolo de la Corte

En el año 1922 sale la primera Cabalgata de Reyes Magos en Huelva. Abría la marcha una sección de ciclistas de la Guardia de Seguridad, seguida de una Banda de cornetas y tambores formadas por cinco moros, dos pajes a caballo con la bandera de Huelva, y a la grupa la señorita Conchita Sánchez.

La Agrupación Álvarez Quintero fue la impulsora de la primera Cabalgata de Reyes Magos en Huelva.
La Agrupación Álvarez Quintero fue la impulsora de la primera Cabalgata de Reyes Magos en Huelva.

María Dolores Lazo López, Directora del Archivo Municipal de Huelva. El pasado año por estas fechas vino a nuestras manos un artículo del periódico local La Provincia, que nos sorprendió por el detalle con que se describía la Navidad de nuestros abuelos, bisabuelos, en la Huelva finisecular del XVIII  hasta mediados del XIX, y quisimos compartirlo con ustedes. Pudimos comprobar que tradiciones como los pestiños regados de miel, las zambombas o la Lotería acompañan nuestras Fiestas Navideñas desde tiempo ha, que el Nacimiento presidía la casa familiar compuesto por sus delicadas figuritas de barro y adornado con ramitas de boj, laurel y naranjo cogidos de los huertos cercanos, y que ya entonces los niños eran los auténticos protagonistas de la fiesta. Pero se echaba algo en falta: nada se decía de los queridos Reyes Magos, la fiesta de la Epifanía, que pone el colofón a las Fiestas Navideñas.

Aún por aquellas fechas Sus Majestades de Oriente no habían aparecido en el Calendario Festivo, limitándose a la festividad religiosa consiguiente. Y si bien es verdad que desde mediados del s.XIX comienzan a celebrarse representaciones teatrales alusivas a la Adoración de los Reyes Magos,  no es hasta finales de siglo que nacen las que hoy son ya tradicionales cabalgatas de Reyes. Barcelona, Madrid, Alcoy, son ciudades pioneras en la celebración; en Andalucía, Granada es la más adelantada. Son centros y agrupaciones artísticas las que toman la iniciativa, y consistían en desfiles previos a los repartos de regalos en lugares infantiles, hospitales o colegios; así ocurrió con el Ateneo de Sevilla en 1918, añadiendo a la representación teatral una cabalgata con el objetivo de recaudar juguetes para los niños desfavorecidos.

Pero centrémonos en Huelva. En 1911 había nacido un grupo de teatro de aficionados, que adoptó en nombre de “Hermanos Álvarez Quintero”, sabida es la vinculación de Serafín con la onubense familia Sánchez Mora y Estrada Burgos, cuya hija Lola fue su primera esposa. En sus inicios, dicha agrupación, carente de sede, iba trashumante por locales de la ciudad hasta que en el año 1920 se establece en el Teatro Principal, en la calle Cánovas, hoy Puerto.  Dicho edificio se erige en los años 40 del siglo XIX, en los solares del que fuera Convento de la Victoria de los Mínimos, y que pasó a manos de particulares a raíz del proceso de Desamortización. El propietario será Luis María Barrionuevo Marzo, polifacético malagueño que fue médico del Ayuntamiento, alcalde, capitán de las milicias, y constructor, quien compra parte de esos terrenos en los que construye dos casas, un café, una escuela, y un Teatro, el primero en nuestra ciudad, entre los años 1840-1850, y que alcanzaría con esa función hasta 1937, si bien con el intervalo entre 1887-1901 en que se convirtió en almacén de tabacos al hacerse sus propietarios con la Compañía Arrendataria de Tabacos en Huelva.




Agrupación Artística 'Álvarez Quintero'.
Agrupación Artística ‘Álvarez Quintero’.

Tuvo varias denominaciones a lo largo del tiempo: Teatro (hasta 1880), Teatro de Invierno (1880), Teatro Principal (1880-1887; 1902-1911) y por fin Teatro Álvarez Quintero, de 1920 a 1937.

Y es en esta sede teatral donde la Agrupación va a pergeñar la idea de montar una cabalgata, resaltando entre sus argumentos la necesidad de extender los afanes culturales y artísticos a los filantrópicos: Noche de Reyes… en la que el niño en su pobre camita sueña sus primeras ilusiones…noche de Caridad y de amor, que la Agrupación Álvarez Quintero conmemora en el nombre del Arte, que es Amor también.




Y así, en el año 1922, sale la primera Cabalgata de Reyes Magos en Huelva. Abría la marcha una sección de ciclistas de la Guardia de Seguridad, seguida de una Banda de cornetas y tambores formadas por cinco moros, dos pajes a caballo con la bandera de Huelva, y a la grupa la señorita Conchita Sánchez. Visitarían entre otros el Hospital Provincial, Colegios Sagrada Familia y Santa Amalia, la casa de D. Félix Vázquez de Zafra, la Iglesia de San Francisco y vuelta a la Merced hasta la Plaza de Toros.

Sabemos los nombres de esos primeros Reyes Magos: Francisco Moya, a la sazón Presidente de la Agrupación Artística, dio vida al rey Melchor; Fermín Gil Ballester, director artístico de la Agrupación durante muchos años,  encarnó a Gaspar, y Marcial Gutiérrez Ravé, empleado, se metió en la negra piel de Baltasar, el rey  más querido de todos los niños. Y de los tres tenemos sus fotografías, que hoy les presentamos ya que el Archivo de la Agrupación Álvarez Quintero fue donado a D. Diego Díaz Hierro por otro gran hombre de teatro de Huelva, Manuel González Basilio.

Pues es así que desde ese año, y sucesivamente hasta el 1934 el grupo teatral “Álvarez Quintero” será el promotor de este evento. Los años 34 y 35 no se celebra cabalgata de Reyes, por falta de recursos,  siendo el año 36 la última vez que la Agrupación se encarga de la Cabalgata, y a partir de  esa fecha la Falange y el Auxilio Social asumen su organización, en un período que alcanzaría hasta el año 1947.

Dos años sin Cabalgata de Reyes que propician una nueva y definitiva etapa en la que el Ayuntamiento asume su organización, hecho que será definitivo para el éxito y la brillantez de este acontecimiento. Y así fue porque para ello se recurre a un gran artista de nuestra ciudad, Manuel de la Corte Amo. Amante de la cultura, dibujante y escenógrafo, hombre de teatro y de las letras, que participó activamente en la vida cultural del Madrid de los años treinta del siglo XX, es designado por el Ayuntamiento para su organización, ya que sus excelentes dotes personales y de gusto artístico ha de dar a la misma el mayor éxito, le comunica el alcalde en su oficio de nombramiento.  

Y en efecto, no decepcionó. Por supuesto sus cualidades, pero también su ilusión y generosidad, ya que la actividad la realizaba de forma altruista y gratuita (¡qué tiempos, qué personas!), utilizando recursos propios, hasta los bocadillos para los operarios que trabajaban en las carrozas salían de su casa, hicieron que el resultado de la cabalgata de aquél año 1950 fuera esplendoroso. Y el de los años siguientes, como testimonian los oficios de agradecimientos de la Corporación Municipal: se acordó por unanimidad… felicitar… al Director de la misma [Cabalgata de Reyes Magos], d. Manuel de la Corte Amo, por la brillantez en el desfile de la referida cabalgata por las calles de la ciudad en la noche del día 5 y que ha superado en arte y organización a la de años anteriores.

Íntimo amigo de José Caballero, su confidente y alter ego en Huelva, fue un hombre cuyos valores fueron bien reconocidos por sus contemporáneos.

Después de ellos han venido otros que no olvidamos: Juan Castro González, colaborador primero y luego continuador de la labor de Manolo de la Corte, Juan Manuel Seisdedos y Lourdes Santos, Juan Carlos Castro Crespo. Pero hoy hemos querido hacer nuestro pequeño homenaje a estos pioneros, filántropos y altruistas que hicieron posible que a día de hoy contemos con una Cabalgata de esplendor y brillantez, manteniendo viva esta bella tradición tan española,  transmitida a su vez a muchos países hispanoamericanos.

Gracias a ellos, las noches del 5 de enero un vientecillo frio se cuela por los balcones y ventanas de tantos hogares, impregnando el ambiente de la alegría, ilusión y fantasía que chicos y mayores anhelamos.

Nota de la autora: Para este tema, imprescindibles son las fuentes documentales del Fondo Diego Díaz Hierro del Archivo Municipal de Huelva  y la bibliográfica “El gozo de la ilusión”, de Eduardo J. Sugrañes. Y para mí, las orientaciones de mi compañero Francisco Grajal Torres.







2 Responses to "A propósito de los Reyes Magos de Oriente: el Teatro, la Agrupación Álvarez Quintero y Manolo de la Corte"

  1. patxi g.   4 enero 2016 at 7:48 am

    Muchas gracias Lola por este regalo que nos haces a los amantes de las cosas de nuestra tierra.

    Responder
  2. Rocío Gil Álvarez   13 septiembre 2019 at 4:25 pm

    Hola, soy la bisnieta de Fermin Gil Ballester, he leído que tenéis foto de cuando hizo de Gaspar en la primera cabalgata de Reyes, me gustaría verla, esa foto no la tengo. Sería posible? Gracias. Rocío Gil.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.