Eva Moro agradece las muestras de cariño y no se da por vencida en su empeño de traer a España a su pareja

3
464
Eva y José Alejandro en Nicaragua.
Comparte esta noticia
Eva y José Alejandro en Nicaragua.
Eva y José Alejandro en Nicaragua.

A.R.E. La moguereña Eva Moro, voluntaria en el archipiélago de Solentiname (Nicaragua) y a la que conocíamos hace unos meses por ser una de nuestros Onubenses por el Mundo, ha sido noticia este 30 de diciembre al protagonizar una triste historia de la que se han hecho eco medios de comunicación nacionales como Antena 3 o La Sexta.

La onubense, embarazada de siete meses, se había desplazado al aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid para recoger a su novio, el nicaragüense José Alejandro Carrillo Romero, padre de su futura hija, que había viajado a España para pasar con ella 90 días -estancia máxima que permite la ley a los turistas- y no perderse el nacimiento de su bebé. Sin embargo, una vez que aterrizó en la capital madrileña el pasado 29 de diciembre, fue retenido por la policía del aeropuerto al no poder acreditar que disponía de medios económicos para mantenerse en España durante el citado periodo y finalmente, este 30 de diciembre ha sido deportado a Nicaragua.

Su próximo reto es ser madre.
Eva ha sido voluntaria en Solentiname.

En este sentido, Moro ha informado a Huelva Buenas Noticias que todo se ha debido a una falta de información. La joven asegura que cuando acudió a la Policía para preguntar por la documentación que necesitaría su pareja para viajar a España, se les olvidó mencionar esta acreditación de medios económicos, siendo la cantidad mínima a acreditar de 64,53 euros por día.

La moguereña asegura que José Alejandro tenía su correspondiente carta de invitación de un particular que justificaba su hospedaje expedida por la Policía, los billetes de ida y vuelta con fecha cerrada y el resto de documentación según la legalidad. «Si me hubieran dicho que necesitaba una acreditación de medios económicos, no habría habido ningún problema, la habríamos tenido lista, pero no me lo dijeron ni tampoco me han dejado aportarla a posteriori«, expone.

Cuando el joven llegó el día 29, fue retenido en el aeropuerto por los citados motivos. Los hechos se pusieron en conocimiento del juzgado de guardia, que paralizó el proceso de expulsión, por lo que Moro esperaba que a su pareja, según le habían indicado sus abogados, le permitieran entran en España hasta que se resolviera el posterior juicio por lo contencioso administrativo. Por ello, en la mañana de este 30 de diciembre se personó en el aeropuerto esperando ver a José Alejandro.

Eva
Eva está embarazada de siete meses.

Sin embargo, el proceso fue mucho más rápido de lo que pensaban y en la misma mañana el nicaragüense declaró ante el juez, el cual decidió dar curso al proceso de deportación. «José Alejandro nunca había salido de su pueblo y al estar ante la policía, el juez, le han empezado a hacer preguntas y se ha puesto muy nervioso, no sabía qué contestar. Así que a las 11.30 le notificaron a la policía del aeropuerto la decisión de devolverlo a su país y diez minutos más tarde el avión despegó con él dentro«, explica la joven.

Eva, quien debería estar guardando reposo por prescripción médica, ni siquiera ha podido ver al padre de su hija, ni tampoco hablar con él desde las 9.00 horas de este 30 de diciembre, antes de conocer la decisión de deportarlo del juez.



Le gustaría encontrar trabajo relacionado con lo que ha estado haciendo en Nicaragua.
Eva va a seguir peleando para traer a su pareja a España.

Pero a pesar de todo, la moguereña reconoce que ha recibido el apoyo de mucha gente, así como el respaldo de los medios de comunicación, a quienes también agradece que se hayan hecho eco de la noticia. A pesar de su timidez, Eva volverá a aparecer este 31 de diciembre en televisión, en concreto en el programa de Antena 3 ‘Espejo Público’, donde estudiarán su caso y recibirá asesoramiento legal. Y es que la joven no se da por vencida y va a seguir luchando para que su pareja pueda entrar en España y ver nacer a su hija.

Cabe recordar que Moro es licenciada en LADE y colaboradora de la ONG ‘Tareas Solidarias’, lo que le permitió acceder al Programa de Voluntariado Internacional de la Diputación de Huelva, gracias al que ha estado durante más de 15 meses en el archipiélago de Solentiname (Nicaragua), realizando tareas de administración y trabajando con los agricultores para que mejoren su productividad. Allí conoció y se enamoró de José Alejandro Carrillo Romero, al lado del cual la onubense esperaba terminar este año 2015 en España.

3 Comentarios

  1. ¿ leyes injustas? De quien es la culpa? Del legislador.
    ¿ funcionarios que no informa y no hacen bien su trabajo? De quien es la culpa? De la complejidad que hay para expedientarlos y echarlos. .. porque lo que está clar que este tipo de trabajo lo tienen que haber funcionarios y no empresas privadas como antenatres.

    Por lo demás, policía nacional y juez… han hecho su trabajo. .aplicar la ley

  2. Esto no le sucede por supuesto, al que esta en la administración o del cargo público correspondiente, no se si es casualidad pero parece que fluyen mejor en estos casos.
    Para el ciudadano de a pie le recomiendo PACIENCIA que seguro que hay arreglo .
    Es un fastidio por supuesto .El hecho de llamar a los medios es derecho por supuesto ,faltaría más después de tanta indignación.
    Ánimo palante paisana, el papeleo es un fastidió pero ocurre.
    Seguro que tendras un hijo precioso y un padre que espera con los brazos abiertos….

  3. Hola!!…me gustaria contactar con eva y me preguntaba si alguien me podria dar los datos de Eva.
    El 17 de abril fui mamá de un niño nicaragüense y tambien conoci al papá haciendo un voluntariado…tambien tuvimos algunos problemas similares…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here