Historia de la Lotería Nacional en nuestra ciudad

0
514
Afortunados en la Lotería en 1983.
Afortunados en la Lotería en 1983.
El simbolismo del décimo de Lotería.
El simbolismo del décimo de Lotería.

Antonio José Martínez Navarro. En nuestra ciudad viene jugándose a la Lotería desde que era villa. Esto es, que desde el siglo XVIII los pocos onubenses que se podían y pueden permitir el lujo de jugar a la Lotería viven con la esperanza de que el tradicional sorteo del 22 de diciembre se convierta en un día en el que la Diosa Fortuna le toque en el hombro y le agracie con unos de los grandes premios. A partir de esa fecha ya no será Fulano o Mengano, sino Fulano el del Gordo.

En nuestra capital la pasión por el juego, en sus diversas modalidades (cartas, lotería, etc.), se eleva al mismísimo Siglo de Oro. Conozcamos, a través de la Carta de Pago a Antonio Báez, otorgado el 6 de octubre de 1599 ante Juan de Segura (Folio 982, número 0,50, los orígenes de su afición a los naipes:

<<Lázaro Camacho, de Sevilla, otorgo haber recibido del administrador de los naipes, Antonio Báez, “setesientos (¡) e un reales e medio, los quales (¡) son de treinta dosenas (¡) e media de barajas de naipes que ha vendido en esta villa de lo que yo le entregué al mismo…>>.

Afortunados en la Lotería en 1983.
Afortunados en la Lotería en 1983.

El sorteo de la lotería en nuestro país fue llevado a la práctica durante el reinado de Carlos III (1759-1888).
La referencia histórica de la Administración de Lotería más antigua que existe en nuestro Archivo se remonta a 1789. Así, a través de la Obligación de Real Renta de Juegos de Lotería, don José de Coto, otorgada el 13 de octubre de la citada datación ante Román Rodríguez Blanco (Folio 234, número 384) se nos indica:



<<Digo que quanto (¡) se me ha conferido por los Sres. Directores Generales de la Renta del Real Juego de Lotería la Administración central de esta de que haya de afianzar la responsabilidad y pago de lo que produzca dicha Administración a favor del Sr. don Josef (¡) Antonio de Perini de Sevilla en calidad de 2.000 reales vellón…>>.

En la sesión del Cabildo de 15 de junio de 1807 se nos informa que durante la Guerra de la Independencia el Administrador de Lotería fue don Gregorio de Coto que, para defender su Administración, se le autorizaba y aceptaba usar determinadas armas:

<<…Se leyó un título despachado por el Sr. D. Vicente de Hoces del Consejo de S. M. en el Supremo de Indias, intendente por Comisión de la ciudad de Sevilla y Superior intendente de todas las Rentas de ella, en fecha26 de febrero pasado del corriente que ante don Juan Miguel Sánchez Escribano de dicha Intendencia, en el que S. E. se sirve nombrar por Administrador Particular de esta villa de la Real Renta de Lotería a don Gregorio de Coto, vecino de esta villa, señalada con el número 212, con facultad de poder usar de las armas de fusil, escopeta, pistolas y espadas con prohibición de hacerlo de las armas cortas…>>.

En 1835 mediante el Expediente formado para conceder la Administración de Reales Loterías de esta capital a don Rafael Trianes, según leemos en el documento fechado el 12 de enero de 1835 (Folio 9, número 0,1) ante Levanti de Victoria.

Durante este siglo XIX se jugaban en nuestra ciudad dos tipos de lotería, una que llamaban la antigua y otra, la creada por Carlos III, denominada la moderna. ¿En qué consistía la primera de las modalidades?: Se utilizaban unos cartones en los que se, al ir saliendo los números, hacía ambo, terno, cuarto y lotería, teniendo cada una de estas suertes premios diferentes. Los números de estos cartones eran elegidos por los jugadores y expedidos después a estos por las Administraciones de Lotería.

Administración de Loterías “El Gato Negro”.
Administración de Loterías ‘El Gato Negro’.

A través de la Fianza, don Francisco López Moreno en la Administración de Lotería. Huelva, 31 de marzo de 1846 ante D. Manuel Sánchez Levanti de Victoria (Folio 8, número 0,05) se nos hace pensar que sólo había una Administración en Huelva:

<<…Que yo para poder desempeñar la Administración de Loterías Nacionales de esta villa…>>.

Nueve años más tarde se realiza una Fianza al buen desempeño de la Administración de Loterías de esta capital. Don Ángel Álvarez de Labordera y don Antonio Gómez, otorgada el 30 de marzo de 1855 ante José Mª de la Corte (Folio 166, número0, 75):

<<…que al ser nombrado el D. Ángel por el Gobierno de S. M. Administrador de Loterías de la ciudad de Sevilla se le exigió fianza por valor de 24.000 reales… que trasladado posteriormente a esta capital que presentemente desempeña tuvo necesidad de prestar nueva fianza…>>.

Anterior a 1869 irrumpe en la historia de Huelva una saga que va a darle prestigio a la Administración de Lotería durante más de medio siglo, los Vides. Sus orígenes nos los ofrece la Escritura de Fianza. D. Juan de Vides Rodríguez y D. Nicolás Gómez y Díaz a favor de don Francisco de Vides y Gómez por la Administración de Loterías de esta capital, otorgada el 18 de noviembre de 1869 ante D. José Mª de la Corte (Folio 1481, número 111). Continuamos con esta saga, merecedora de un opúsculo, hasta finales del siglo XIX con los documentos siguientes:

<<Ampliación de fianza. D. José de Vides y Gómez. Por la Administración de Lotería de esta ciudad. Otorgado el 20 de noviembre de 1876 ante D. José Mª de la Corte (Folio 2.618, número 154)>>.

La Administración de Loterías en 1882 estaba en la calle de las Bocas:

<<Fianza al Estado. D. Francisco de Vides y Gómez y su mujer doña María Vázquez García por la Administración de Loterías de esta Ciudad, otorgada el 5 de enero de 1882 ante don José Mª de la Corte (Folio 19, número 194).
Él, natural y vecino de Huelva, de 27 años, habitante de la calle de las Bocas; ella, de 28 años, también onubense: Dijeron: Que por Real Orden de 4 de diciembre de 1881, comunicada por la Dirección General de Rentas Estancadas, en 6 del mismo mes, ha sido el Sr. Francisco de Vides y Gómez, nombrado Administrador de Loterías de primera clase número primero de Huelva…>>.

La última noticia del siglo XIX de D. Francisco de Vides es relativa a una Fianza a favor del Estado. José Vides Gómez, Administrador de Loterías de esta ciudad, otorgado 20 de marzo de 1890 ante don Emilio Cano y Cáceres (Folio 477, número 137). En esta fecha había contraído matrimonio con doña Mª Ángeles Hierro:

<<…1º) Que en 2 de junio de 1888 le fue comunicado a don José Vides su nombramiento de Administrador de Loterías de esta ciudad, por Real Orden de 26 de octubre de 1888 en propiedad de 1ª clase número 10, de esta ciudad>>.

Pero retrocedamos unas décadas. La Navidad de 1869 en nuestra capital fue diferente. Por vez primera, se podía jugar a la Lotería que se celebraría el 23 de diciembre del citado año. Como era una cosa nueva, el ejemplar del prospecto se exhibió públicamente (Legajo, número 236 del A. M. H.):

<<Para que sea fijado en el sitio público y de costumbre de esta capital, remito a V. S. el adjunto ejemplar del prospecto de la Lotería de grandes premios que ha de celebrarse en Madrid el día 23 de diciembre próximo, esperándome el recibo de quedar cumplido. Dios… Huelva, 21 de septiembre de 1869. Fernando de la Cueva…>>.

Ese mismo día, se le envía la comunicación de dicho sorteo al Gobernador civil según la misma fuente documental:

<<Al Sr. Gobernador civil de esta provincia. En 21 de julio de 1869. Queda fijado en el sitio de costumbre el ejemplar de prospecto de la Lotería de grandes premios que se sirve V. S. remitirme con dicho fin, con su atenta comunicación fecha de hoy. Dios…>>.

Las Administraciones de Loterías se clasificaban en provisionales y en propiedad. Así, en 1908 pasaba la de Huelva a la categoría superior de “en propiedad”:

<<Fianza a favor del Estado. Dª Mercedes Ortiz Feria y su marido don Juan Domínguez Álvarez, otorgado 13 de junio de 1908 ante D. Juan Cádiz (Folio 2.199, número 295). …Que el D. Juan… ha sido nombrado Administrador de Loterías de Primera Clase número 3, de nueva creación en Huelva, en propiedad, cargo que desde su creación ha venido desempeñando con carácter provisional>>.

“Diario de Huelva” del domingo, 4 de febrero de 1918 comunicaba una nueva Administración de Loterías:

<<En la calle de Castelar –actual Ricos, añadimos nosotros- número 1, frente a la Farmacia de Vázquez Pérez, ha quedado abierta al público una nueva Administración de Loterías, señalada con el número 4 de las de esta capital>>.

El sábado 2 de noviembre de 1929 cae el “Gordo” en nuestra capital. “Diario de Huelva” decía al día siguiente:

<<El Gordo en Huelva. Los agraciados en la Lotería. El 13.608 está muy repartido. Poco después de la una de la tarde, se supo ayer en Huelva que en el sorteo de la Lotería Nacional celebrado en Madrid había correspondido el precio de las cien mil pesetas al número 13.608 y que este agraciado número a pesar de ser un 13 estaba en Huelva.
Las Administraciones agraciadas fueron las de la calle General Primo de Rivera y Alcalde Mora Claros, vendiéndose en la primera de las citadas tres series y en la segunda, una…>>.

No podemos detenernos mucho en la noticia anterior, pero sí añadir que parte de este premio fue vendido por el vendedor ambulante y limpiabotas Felipe Ramos y que, entre los numerosos agraciados, hay que citar a toda la plantilla del Círculo Mercantil y Agrícola y al encargado de los Billares del Café “Nuevo Mundo”.

Con la cálida copita de aguardiente de Alosno o Zalamea y caminando se vence el frío, Pasamos por la céntrica calle de las Bocas y, de pronto, sin haberlo intuido previamente, entramos en la Administración de Lotería “El Gato Negro”. Observamos que ya están en sus jaulas de ilusión, las pajaritas de papel — llamativas y multicolores –, de los décimos de la próxima Lotería de Navidad. Buena es la ocasión para que conozcamos su historia: “El Gato Negro” abrió sus puertas el 13 de marzo de 1932 en la calle Capitán Galán (actual de Arquitecto Pérez Carasa), número 26. Años más tarde, se sitúa en la calle General Sanjurjo (actual de las Bocas), exactamente frente a donde está en la actualidad. Por último, en 1964, se traslada a su actual razón social. Curiosamente, cuando la Administración toma su sede en este punto, la calle de las Bocas no era peatonal. Al dejar de circular los coches y motos por ella, creyó su titular, Jesús Dabrío, que al disminuir el movimiento se vendería menos. Craso error, ya que al ser la calle sólo para los transeúntes, estos podían moverse con más libertad y se les facilitaría mucho el comercio.

Administración de Loterías, limítrofe a la antigua Prisión Provincial.
Administración de Loterías, limítrofe a la antigua Prisión Provincial.

El primer titular de esta Administración fue Jesús Dabrio Maestre, quien le cedió el timón del negocio a su hija Emilia Dabrio Perea el 25 de octubre de 1974. Por último, el 15 de septiembre de 2000, pasaba a regentar “El Gato Negro” su hermana María.

Con el escaso espacio de que disponemos recordamos algunos de sus premios a lo largo de los años:

1 de agosto de 1940, número 4.910, premio de 100.000 pesetas.

2 de enero de 1941, número 14.056, cuarto premio.

5 de abril de 1948, número 7.958, Premio Mayor.

26 de mayo de 1953, número 28.073, Tercer Premio.

En 1966 el número 63.032 repartió 70 millones de pesetas.

En el sorteo ordinario de la Lotería Nacional celebrado el sábado 31 de marzo de 1985, la Administración que historiamos vendió un billete suelto del número 95.286 y repartió en Huelva veinte millones de pesetas del Gordo.

En 1993, dio, con el número 13.152, el segundo premio y todas las aproximaciones, la centena entera y la fracción, porque es un número que tiene abonada esta Administración. En total, repartió más de 300 millones.

En el sorteo del Niño, de 1998, el número 99.847, en un billete suelto y que vino en los últimos días, otorgó 70 millones.

Tras haber quedado citada la Administración “El Gato Negro” reanudamos nuestra cronología. Al margen de la lotería, esta Administración ha dado varios premios con la Lotería Primitiva. Así, en el sorteo del primer jueves, al único acertante le concedió 276 millones;  el 15 de septiembre de 1995, premió los seis aciertos con 276 millones; el 21 de septiembre de 2000, 100 millones…

En los primeros años de la contienda civil española (1937 y 1938) se creó, en ese afán de ayudar a las familias de los combatientes, una lotería que se sorteaba cada determinado tiempo y que tenía la finalidad indicada.

Tenía cuatro premios especiales o mayores: Primero, de un millón de pesetas. Segundo, de medio millón de pesetas. Tercero, de doscientas mil pesetas. Cuarto, de cien mil pesetas. Además, había otros mil premios menores que entre todos alcanzaban la cuantía de tres millones de pesetas.

En esta lotería participaban todas las poblaciones que estaban bajo dominio del Ejército del general Franco que solía acabar con todo el billetaje.

El coste del billete era de doscientas cincuenta pesetas. El precio del décimo, veinticinco.

En el sorteo del día 15 de febrero de 1938 de la llamada Lotería Patriótica Sevillana (denominada con este nombre, ya que se realizaba el sorteo desde la capital de Sevilla que estaba bajo dominio del general Franco) la suerte no fue desdeñosa con Huelva:

<<En el sorteo de ayer de la Lotería Patriótica Sevillana, ha correspondido a Huelva el tercer premio en el número 14.022, portador de 20.000 pesetas.

Dicho número ha sido vendido en la afortunada Administración regentada por la señorita Consuelo Vázquez del Cid, establecida en la calle General Primo de Rivera, 5.

También han sido expendidas en la misma Administración, las dos aproximaciones y varios billetes de la centena>>.

Estaban a punto de comenzar las Fiestas Colombinas de 1940, cuando la veleidosa Fortuna quiso darle el jueves, 1 de agosto del referido año, unas pesetas a algunos onubenses. Al día siguiente decía “Odiel”:

<<En el sorteo de lotería de ayer, Huelva ha sido favorecida con el décimo o serie de 100.000 pesetas que vienen de perillas para las Colombinas.

El número agraciado 4.910 fue vendido en décimos sueltos en la afortunada administración de la calle General Sanjurjo –actual calle Las Bocas, aclaramos nosotros,-regenteada por don Jesús Dabrío.

También han sido expedidas en la misma administración las dos aproximaciones a dichos décimos de la centena así como del 8.135, premiado con el segundo premio. Nuestra enhorabuena a los favorecidos por la fortuna, los cuales se ignoran>>-

El día 21 de octubre de 1940, nuevamente la diosa Fortuna le tocó, con su varita mágica, el hombro a Huelva y le repartió algunas miles de pesetas. Al día siguiente:

<<En el sorteo de la Lotería Nacional celebrado ayer, correspondió a Huelva una serie del número 14.440 premiado con sesenta mil pesetas, perteneciente a la Administración número 1 de la calle Rascón, 5, que registra doña Pilar de Eugenio, en la que además han sido despachados veinte billetes de la centena del mismo cuarto premio.

El billete fue expedido por una de las vendedoras de dicha Administración, ignorándose quienes son los afortunados.

Nuestra enhorabuena a éstos y que siga la racha>>.

Comenzaba el año 1941, y Huelva fue tocada nuevamente con la varita de la Ilusión. Así, el día 3 de enero de la citada datación “Odiel” apuntaba en sus páginas:

<<En el sorteo celebrado ayer, primero del año, Huelva ha sido favorecida con el cuarto premio  o sea con setena y cinco mil pesetas de las que ha sido portado el número 14.056  suscrito en la capital desde hace bastante tiempo.

Pertenece el citado número a la Administración de la calle General Sanjurjo, conocida por “El Gato Negro” regenteada por don Jesús Dabrio.

Son poseedores del 14.056 los siguientes señores los cuales juegan cada uno un décimo:

Don Francisco Magdaleno, funcionario de la escala pasiva de Hacienda; don Francisco del Pino, obrero de la Compañía de Río Tinto; don Rafael López, obrero jubilado de la citada Compañía; don Francisco Casal, funcionario de la Sección Agronómica; don Miguel Cruzado, obrero de la Compañía de Río Tinto; don Antonio Díaz, empleado de la Casa Tejero; don Francisco Angulo, capataz de la Compañía de Río Tinto; don Rafael Cotán Pinto, maestro nacional en Gibraleón y don Juan Páez Vizcaíno, obrero.

Se ignora el paradero del décimo restante.

En la Administración de la calle General Primo de Rivera se han vendido las aproximaciones y muchos décimos de la veintena.

Nos alegramos de este buen principio de año al mismo tiempo que felicitamos sinceramente a los afortunados>>.

El 14 de febrero de 1953 cayó la serie del segundo premio, número 41.424, íntegramente en Ayamonte. “La Pajarita” fue la Administración afortunada.

En el sorteo del 15 de abril de 1955 el segundo premio de la Lotería, a Huelva. Más de dos millones de pesetas le tocaron a cuatro series del 13.153 –una en Calañas- y ocho con aproximaciones.

Finalizando el año 1970 se celebró en nuestra capital el sorteo especial de la festividad del 12 de octubre en donde participó diversos colegios onubenses y fue retransmitido por Televisión Española. Conozcamos, según nos ilustra la sesión municipal  del 20 de noviembre de 1970, algunos datos:

<<…Por unanimidad de los señores concurrentes, se acordó felicitar a los Colegios “Jardín de Infancia Montessori”, “Hermanos Pinzón” del Patronato de la Sección Femenina, Escuela “Manuel Siurot” y Colegio Nacional “José Antonio” de esta capital, por el brillante éxito que obtuvieron con su actuación en La Rábida, ante las cámaras de TVE en los pasados días 14 y 15 de octubre actual, en los actos organizados con motivo de celebrarse en Huelva el sorteo  extraordinario de la Lotería Nacional, conmemorativo del Día de la Hispanidad…>>.

En el sorteo del 5 de agosto de 1971 Huelva resultó agraciada con el Primer Premio. Curiosamente, uno de los billetes del número 30.526 que resultó ganador fue vendido en el kiosco de la Avenida Pío XII que regentaba Juan Gil Escala.

La Administración de Loterías de Los Rosales número 10 se inauguró en el mismo nacimiento de esta Barriada. Está muy cerca, por lo tanto, de festejar los 40 años. El primer titular de la misma fue Cristóbal Muñoz Ruiz, al que siguieron Teresa Jaldón y, desde 1999, Alejandro Jaldón. Esta Administración ha sido tocada en muchas ocasiones por la Diosa Fortuna. Recordemos algunos premios: 5º Premio, número 81.156, 22 de diciembre de 2013. Diploma del 2º Premio, 7.647, 5 de julio de 2012. Un acierto expedido en esta Administración, 70.745. Primer premio, 36.290, sábado 12 de noviembre de 2011. 2º Premio, 7.647, jueves 5 de julio de 2012 y cesamos en la relación, ya que son numerosos los premios dados a lo largo de los años y que la falta de espacio no nos permite reflejar.

En 1987 se funda la Administración de Loterías número 6 de El Punto, quien el 5 de mayo de 1994 repartió nada menos que 145 millones de pesetas del Gordo del Zodíaco y para el sorteo del día 22 de diciembre de 2000 expendió el número 48.740 cuando el número agraciado fue el 49.740

En la Navidad de 2012 los onubenses estaban a la cola del gasto en lotería de Andalucía. En este sentido, cada ciudadano onubense destinaba 28 euros, mientras que la media andaluza era de 49, y la nacional de 77.

En la Navidad siguiente los números fueron bastante bajos: Cada onubense gastó 24,40 euros en el sorteo del Gordo, siendo Huelva la provincia andaluza que menos jugaba en la rifa extraordinaria con 12,7 millones y 63.782 billetes jugados o consignados.

El escaso espacio nos obliga a elegir una de las numerosas anécdotas que han vivido los administradores de este “Gato Negro” que va camino de ser centenario, vivencia que está arrogado de ese carácter intimista que proporciona la Navidad:

En una oportunidad, iba una madre con su hija por la calle de las Bocas. Les embargaba la gran pena de que su padre necesitaba una alta cantidad de dinero para ser operado, efectivo que la familia no tenía.

Pasaron por delante de “El Gato Negro” y la madre le dijo a la hija: “¡Ya está, compraremos un décimo y rezaremos todas las noches para que nos “toque”. Se lo pediremos a la Virgen.

La Virgen de la mujer e hija era la del Rocío, tan presente en sus conversaciones, en sus vidas, que había pasado a ser una persona más de la familia. Los días anteriores al sorteo, hasta que les rendía el sueño, rezaba Avemaría tras Avemaría.

Llegó el día del sorteo. Su sueño se hizo realidad y les tocó un buen premio del Gordo.

La Administración de Lotería número 14 “El Rocío”, que regenta don Manuel Jesús Campos, inicia su actividad el 27 de marzo del año 2000 en la Avenida Alcalde Federico Molina número 84. Cuatro años después se traslada de local, al portal rotulado con el nº 55 de la misma Avenida, en la popular barriada de la Isla Chica, donde reside actualmente. En los 15 años de vida de esta Administración se han repartido varios premios importantes. El primero de ellos tuvo lugar el 1 de marzo de 2006, y fue en el juego de la Bonoloto, un premio de segunda categoría (5 + C) con una cuantía de 79.083 euros. Pocos meses después, 30 de diciembre de 2006, este despacho repartió un nuevo segundo premio (5 + C), esta vez en el juego de la Primitiva con un importe de 67.501 euros. Y el último premio millonario, y el de mayor cuantía de primera categoría (2.667.496 euros) se repartió el 17 de enero de 2013 en el juego de la Primitiva. De hecho, el propio administrador nos reveló que “se sentía muy contento y orgulloso de haber contribuido a repartir un gran premio millonario de primera categoría y que hubiera sido sellado en su despacho, al estar situado en una barriada de clase media trabajadora”. Por otro lado, en esta Administración es típica la compra-venta de Lotería Nacional semanal y de Navidad. En estas fechas navideñas, según nos comentó su titular, los números más solicitados son las terminaciones impares, como el 13, agotados ya hace semanas y otras como el 5, 7, 8 y 9 que, en estos últimos días, se siguen vendiendo a un buen ritmo. Además, esta Administración tiene números abonados que suelen vender todos los años. Entre los más característicos se encuentran décimos como el 01492, que coincide con la fecha del Descubrimiento de América, o el 01889, fecha de la fundación del Real Club Recreativo de Huelva. Y aunque en Huelva capital nunca tocó el Premio Gordo del sorteo de Navidad este despacho tienen buenas vibraciones y están esperanzados que en este 2015 pueda repartir ese premio entre sus clientes.

Para que esté completo este trabajo de investigación, recordemos y deseémosle suerte a las restantes Administraciones de Lotería sitas en nuestra capital:

Administración de “La Herradura”, calle Hernán Cortés.

Administración de El Corte Inglés.

Administración “La Merced”, Paseo de la Independencia.

Administración de “Doña Angelita”, Avenida Pablo Rada.

Administración situada en “Carrefour”.

Administración de la Orden.

Administración de Las Colonias.

Jueguen, jueguen, amables lectores y seguro que les tocará algún cachito como le tocó en su día a Rosa María:

Si quieres que te toque la Lotería

Yo te daré un consejo Rosa María:

Juega con ese chico que te trae loca

Y estar segura puedes de que te toca.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here