La producción ecológica, una estrategia de futuro para la Cuenca Minera

0
95
Propuesta para las explotaciones ganaderas.
Una vez concluyan los trabajos de adaptación y preparación de sus instalaciones, Emed Tartessus podrá empezar a extraer mineral.
La Cuenca Minera busca otras alternativas económicas de desarrollo al margen de la minería.

A.R.E. Cada vez más se escucha hablar en todos los sectores relacionados con la agricultura y la ganadería, entre otros, de la producción ecológica, un método que se está extendiendo por ser beneficioso tanto para el medio ambiente como para la salud de los consumidores. Y es que estas técnicas que excluyen el uso de productos químicos de síntesis, como fertilizantes, plaguicidas, antibióticos, etc., contribuyen a preservar y mejorar la biodiversidad, mantener o aumentar la fertilidad del suelo, mejorar la gestión del agua y proporcionar alimentos con todas sus propiedades naturales.

Vistos sus beneficios, no es de extrañar que haya muchos agricultores y ganaderos de la provincia de Huelva interesados en ‘pasarse a lo ecológico’. En esta línea se celebró el pasado mes de septiembre el I Encuentro Agroecológico de la Cuenca Minera de Riotinto, organizado por la Asociación para el Desarrollo Rural (ADR) de La Cuenca Minera de Riotinto. Fruto de esta jornada ha visto la luz un trabajo titulado ‘Estudio sobre la producción ecológica y su potencialidad en la Cuenca Minera de Riotinto’ que pretende dar a conocer la situación real de la producción ecológica de esta zona de la provincia en la actualidad: desde los productores, sus actividades y ubicación, hasta las vías de comercialización empleadas, para así reconocer sus intereses y hándicaps.



Cada mata da alrededor de 12 kilos de tomates.
La producción de ecológicos es una gran opción.

En base a este interesante análisis se han propuesto una serie de acciones dinamizadoras de la producción y comercialización de la producción ecológica en la comarca minera, que permitirán contribuir a la consolidación y expansión de este sector en la zona.

En primer lugar, cabe recordar que Huelva es la provincia andaluza que mayor superficie dedica a la agricultura ecológica con un total de 164.128,5 hectáreas, así como la que mayor número de productores ganaderos ecológicos posee (298), según la información del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Aunque en ganadería no destaca especialmente con el resto de provincias de la comunidad, es la primera en cabezas, explotaciones y producción para las cabañas de porcino, equino y apícola, siendo paralelamente la cuarta provincia española que más industrias relacionadas con la producción animal tiene, con un total de 37.



Cartel del I Encuentro Agroecológico de la Cuenca Minera.
Cartel del I Encuentro Agroecológico de la Cuenca Minera.

Si nos centramos en la Cuenca Minera, según el citado estudio, “la producción ecológica debería ser tenida en cuenta en las estrategias de futuro a medio y largo plazo, tanto por la salida comercial como por la producción de alimentos de calidad para la población, esenciales para la calidad de vida de la sociedad occidental y la preservación del medio ambiente”.

Si tradicionalmente la base económica de la Cuenca ha estado vinculada a la explotación de yacimientos mineros –actividad que está viviendo en estos momentos un proceso de reactivación-, desde el 2000 ha ido cobrando fuerza la producción en ecológico. De hecho, la gran mayoría de registros ecológicos de la zona (95%) se realizaron a partir del citado año, destacando además que este 2015, coincidiendo con la entrada en vigor de la Orden de 26 de mayo que aprueba en Andalucía las bases reguladoras para la concesión de subvenciones a la producción ecológica, el número de registros realizados ha alcanzando el 21%.

Taller de apicultura ecológica impartido en el ADR Cuenca Minera.
Taller de apicultura ecológica impartido en el ADR Cuenca Minera.

Los términos municipales que conforman la Cuenca Minera -Berrocal, El Campillo, Campofrío, La Granada de Riotinto, Nerva, Minas de Riotinto y Zalamea la Real- ocupan una superficie en conjunto de 62.620 hectáreas, de las cuales el 35,8% se dedica a la producción ecológica, según datos del Servicio de Información de Producción Ecológica de Andalucía (SIPEA), y el Sistema de Información Multiterritorial de Andalucía (SIMA).

En la Cuenca Minera se encuentran registrados 64 productores, un elaborador y dos comercializadores ecológicos. El término municipal con mayor número de productores registrados es Zalamea la Real (30) y también es el término que mayor superficie dedicada a la producción ecológica en valor absoluto (14.307 ha), aunque en relación a su extensión es Campofrío (62,6%), seguida de Zalamea (59,9%).

Huelva producirá el 27% de los cítricos de Andalucía esta campaña.
En la Cuenca la mayor superficie de cultivo de ecológicos se destina a los cítricos.

En la Cuenca Minera la mayoría de los registros de producción ecológica corresponden a la ganadería (89,2%), siendo la superficie destinada a la misma aproximadamente de 22.045 hectáreas, mientras que a la agricultura, que supone el 10,8 % de los registros, se dedican 405 hectáreas aproximadamente, con presencia de la misma sólo en los municipios de El Campillo, Nerva y Zalamea la Real. En este sentido, destaca el cultivo de cítricos, que supone el 99% del total del terreno dedicado a agricultura, mientras que al olivar se dedican 0,84 ha, a los arándanos 0,33 ha y a la aloe vera 0,5 ha.

En cuanto a la ganadería ecológica, el mayor número de registros se refieren a la cabaña bovina destinada a carne (50%), el ovino de carne (16,7%), la apicultura (9,7%) -curiosamente existe una enorme superficie destinada a apicultura en la Sierra de Matalaburra-, el caprino de leche, el porcino (ambos con un 8,3%), el caprino de carne (4,2%) y el caballar cárnico (1,4%).

Propuesta para las explotaciones ganaderas.
El ovino de carne es el segundo mayor registro de ganadería ecológica en la Cuenca.

Problemas y posibles soluciones. Tras recopilar todos estos datos, el estudio realizado por la ADR analiza pormenorizadamente las características de los operadores ecológicos registrados, así como los resultados de las encuestas realizadas a personas relacionadas con el consumo, la venta, la transformación y la producción de ecológicos en la Cuenca (se preguntó al 2% de la población de la Cuenca), sacando varias conclusiones que podrían ayudar a esta zona de la provincia a potenciar este sector de actividad.

Para empezar, el documento advierte de que existen grandes diferencias entre los productores agrícolas, ganaderos y apícolas ecológicos de la Cuenca Minera, tanto en número de registros, como superficies de suelo dedicadas a las diferentes actividades, así como en la motivación que para ellos supone la recepción de subvenciones para mantener su explotación.

La Junta de Andalucía ha empezado ya a abonar el anticipo de ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) de la campaña 2015
El estudio aconseja la venta directa y por Internet.

En este sentido, los ganaderos ecológicos se encuentran con varias dificultades para salir adelante, como el elevado precio de los alimentos. Además, “la comercialización ecológica de terneros y corderos es muy escasa, por lo que se ven obligados a vender la mayoría de los animales sin distinción de ecológicos a cebaderos convencionales”, señala el estudio.

A este problema, desde la ADR proponen, como posibles salidas comerciales, la venta directa de carne fresca ecológica y también recomiendan a los ganadores que se agrupen y estudien la gestión conjunta de mataderos y la transformación y venta de sus animales, por ejemplo, a restaurantes, e incluso valorar como otra vía de comercialización la venta on line.

Trabajadores del ADR Cuenca Minera.
El estudio nace tras la celebración de un encuentro agroecológico.

Por otro lado, los productores tradicionales prácticamente producen en ecológico, aunque lo destinan principalmente al autoconsumo, y sólo cerca de un 60% se plantee unirse a otros vecinos con su misma ocupación para sacar su mercancía al mercado.

Tampoco lo ven claro los transformadores convencionales, quienes tienen pocos incentivos para dar el salto a lo ecológico, ya que ni siquiera existen líneas de ayudas para su promoción.

La falta de información por parte de los consumidores es otro factor en contra. En esta línea, los usuarios muchas veces piensan que los artículos que se venden bajo términos como ‘campero’ o ‘de granja’ son ecológicos, cuando no son sinónimos. Si bien los consumidores de la Cuenca valoran positivamente los productos locales y muchos estarían dispuestos a pagar un poco más por los ecológicos.

Ayudas a la apicultura.
La apicultura ecológica es otra actividad que se desarrolla en la Cuenca.

En este sentido, el estudio señala como crucial “el apoyo de las administraciones e instituciones competentes” y destaca la necesidad de poner en marcha campañas de concienciación a la población sobre “la calidad medioambiental, organoléptica y alimenticia de los productos de consumo, además de facilitar el encuentro entre este colectivo y el de productores y transformadores, acortando así los canales de comercio y teniendo garantías de producción sostenible. Incentivando y desarrollando también las asociaciones de productores y consumidores, ya sea de forma independiente o unidas entre sí”.

En relación a esto último, desde la ADR informan de que se está poniendo en marcha una asociación de consumo de productos ecológicos en la Cuenca Minera, dirigida, en principio, a los propios productores aunque no se encuentren registrados y avalados con certificadoras oficiales.

Por otro lado, para ponérselo fácil a los consumidores ecológicos, el estudio recomienda crear agrupaciones de consumo y también que sea accesible el trato con los productores mediante la venta directa –en fincas o reparto a domicilio-, en mercados periódicos de productores y, por supuesto, a través de Internet.

Se han realizado tareas propias de la agricultura ecológica.
Los huertos ecológicos pueden ser también una actividad turística.

Asimismo, lo ecológico también puede convertirse en un atractivo turístico, favoreciendo, por ejemplo, “la posibilidad de disfrutar de productos ecológicos en restaurantes de la comarca, donde se ponga en valor productos autóctonos y de calidad organolépticas especiales”, cita textualmente el estudio.

Otra medida a adoptar podría ser la creación de huertos, ya sean para habitantes de la Cuenca como para visitantes, con el fin de ponerlos en valor y crear una actividad que atraiga a otro tipo de turismo.

En suma, este análisis de la situación de la Cuenca Minera en cuanto a la producción ecológica pone sobre la mesa las múltiples posibilidades de mejora en este ámbito, que podrían suponer una buena fuente de actividad comercial, tanto desde el punto de vista agrícola como ganadero y turístico, para una zona de la provincia tradicionalmente ligada a la actividad extractiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here