La Rábida

0
357
Propuesta de SEAT RÁBIDA.
Monasterio de La Rábida.
Monasterio de La Rábida.

Ramón Llanes. El convento fue amparo de rezos durante los tiempos anteriores hasta que le llegara la causa para su notoriedad en la historia. Aquel lugar de recogimiento y silencios profundos desde donde se divisaran siempre las concupiscencias de la fauna, el esplendor de la flora autóctona y el fluir de los ríos por sus cauces tranquilos, aquel lugar es ahora un emblema de vida que jugó su papel importante a los efectos de servir de cobijo consejero al hombre Cristóbal Colón que hundiera su fantasía en quillas abiertas para descubrir un mundo distinto y nuevo. Allí se forjaron los preparativos y la merced, se reclutaron los aventureros y se hizo marinería maestra para fondear con destreza la ruta marcada por el almirante.

Frescos de Vázquez Díaz.
Frescos de Vázquez Díaz.

Llevamos en una parte de nuestro orgullo esta simbología y más si luego pusiera Vázquez Díaz color de arte a las paredes de los claustros. El entorno se embelleció con el tiempo, cada cual le fue poniendo adorno a modo de flores, de imágenes, de monolito, de carabelas, de música y de paisajes, hasta hacerlo imprescindible en nuestro paseo y en nuestra admiración. Ahora luce con armonía, el entorno acoge además la Universidad que acrecienta la honra y da una sutil pátina de sabiduría y conocimiento que unida a la efigie histórica ayudan a reiterarle en miles de ocasiones toda su belleza. También es lugar de culto devocionario a la Patrona de Palos, también es un todo diverso capaz de conjugar oraciones con convivencias, con nostalgias, con lugar de reposo y lugar de diversión; es La Rábida, sencillamente única, para nosotros y para quienes se atreven a visitarla y sorprenderse.

Muelle de las Carabelas.
Muelle de las Carabelas.

En nuestro recorrido lírico por aspectos amables de nuestro ámbito presentamos nuestras predilecciones como fanáticos seres que nos resolvemos la emotividad hablando de nuestras cosas y a esa crecida de sentimientos vino la memoria a anunciar La Rábida como mito onubense de vida. Es bondadoso el tiempo por esta concesión, le hacemos la alusión de grandeza y le seguimos poniendo los hatillos de pleitesía a nuestra Rábida querida, lugar de nuestras más utópicas evocaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here