El COAH se suma al movimiento para salvar la Casa del Guarda de Punta Umbría

0
5
Los arquitectos piden la conservación y protección del inmueble. / Foto: Pablo Sayago.
El COAH se une a la defensa de la Casa del Guarda. / Foto: Pablo Sayago.
El COAH se une a la defensa de la Casa del Guarda. / Foto: Pablo Sayago.

Redacción. El Colegio de Arquitectos de Huelva ha manifestado su adhesión a la iniciativa popular ‘Salvar la Casa del Gurada de la Riotinto CO. LTD.’, la antigua casa del guarda, situada en la Punta de Los Ingleses, en la localidad de Punta Umbría.

El Colegio de Arquitectos interviene así, en un ejercicio de participación ciudadana, prestando su apoyo cualificado a los solicitantes e insta al Ayuntamiento de Punta Umbría a que cumpla con el deber de conservación de este edificio, que corresponde al Ayuntamiento como propietario del mismo; lo destine a usos de interés público; lo ponga en valor, mediante su catalogación con protección integral, e inicie los trámites oportunos ante la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta a registrar el edificio como Bien Inscrito con carácter específico como Lugar de Interés Etnológico en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz.

Los arquitectos piden la conservación y protección del inmueble. / Foto: Pablo Sayago.
Los arquitectos piden la conservación y protección del inmueble. / Foto: Pablo Sayago.

La iniciativa popular, que presentará una moción al pleno de municipal, está respaldada por 2.986 firmas, y pretende preservar esta casa inglesa que data de 1.885 y que es la única edificación que queda del conjunto de 14 casas del “staff” y tres “casas de guarda” que la compañía construyó en la Canaleta, Punta Umbría, por las cualidades de esta playa para sanar y recuperarse de enfermedades y afecciones propias de la actividad minera.

No solo el edificio es único, sino que forma parte de un espacio abierto en el que se puede observar toda la arquitectura de Punta Umbría concentrada: Torre Almenara, Casa inglesa, Iglesia de Lourdes y Casa Pérez Carasa, unificados por los jardines de Lourdes.

Rueda de prensa en la sede del COAH. / Foto: Pablo Sayago.
Rueda de prensa en la sede del COAH. / Foto: Pablo Sayago.

Frente a la desaparición del edificio original, urge la conservación obligatoria por ley. De aquellas casas de los ingleses no queda más que el recuerdo, han desaparecido por no haber sido adoptadas en el pasado reciente medidas para la protección de este patrimonio cultural y arquitectónico. El Ayuntamiento no puede plantearse, a juicio de los arquitectos, la sustitución de un edificio original por una réplica alejada de su emplazamiento natural, mientras éste sufre un abandono cuyo final podría ser la ruina del mismo.




La conservación del patrimonio es una obligación para con las generaciones venideras, pero también un enorme recurso para el sector turístico. Esperemos que esta iniciativa sea aceptada en el Pleno de mañana, demostrando la sensibilidad de los políticos para con lo que es suyo y de todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here