El Smurfit Kappa tuvo que tirar de mucho oficio para ganar en Villalba (3-6) en un derbi muy igualado

El equipo palmerino consiguió un triunfo importante ante el Benalup.
El equipo palmerino consiguió un triunfo importante ante el Benalup.
Alegría de los palmerinos tras conseguir uno de sus goles.
Alegría de los palmerinos tras conseguir uno de sus goles.

S. D. El Smurfit Kappa de La Palma impuso la ley del líder y doblegó al Villalba FS (3-6) en su feudo de la ‘bombonera’ de la localidad villalbera, en un partido intenso y con enorme ambiente en las gradas, y es que no era para menos ya que ambos llegaron al envite con la moral por las nubes. El primero por su victoria a domicilio ante el Cádiz Virgili, y el segundo al encaramarse precisamente en la jornada anterior al primer puesto de la tabla.

Así, desde el primer momento quedó claro que los dos iban a jugar con enorme intensidad, sin conceder ni un solo metro al contrario. Y fue el equipo de casa quien golpeó primero, y además por dos veces. En ambas el meta Pepe evitó el primer tanto local, con Jorge como protagonista.

A la idea del Villalba de tener la pelota le jugó el equipo palmerino con la intención de robarle el balón a media pista. La declaración de intenciones de ambos tuvo mayor premio para el Smurfit quien, precisamente en una intercepción, Ale Pérez se alió con Moreno mediante una pared en la banda, permitiendo que la bala palmerina se fuera a por Chema batiéndolo por bajo. Y todo en la primera llegada a puerta del cuadro palmerino.

Ese gol dio de lleno en la línea de flotación del equipo de casa, porque a renglón seguido otra pérdida del Villalba permitió a Moreno montar otra rápida contra y hacer el 0-2 en apenas 4 minutos. Un jarro de agua fría para el Villalba FS.


Puerto de Huelva

Formación del Villalba FS, que plantó cara al líder.
Formación del Villalba FS, que plantó cara al líder.

La sangría pudo ser mayor ante las enormes dudas locales, que vivieron momentos de zozobra con muchas dudas. Alberto tuvo en sus botas una clara ocasión de hacer el tercero, pero se topó con el meta Chema que empezó a salvar a los suyos con sus intervenciones.

Ramón Martínez, técnico local, desgañitado en la banda intentando levantar a los suyos, buscó soluciones por todos lados para parar la hemorragia. Entre sus decisiones estuvo dar entrada a su artillería más joven, que fue mano de santo porque empezó a mejorar su imagen. Así, Andrés, en una rápida transición, tuvo la oportunidad de hacer el primero; poco después fue Jorge Guerra, muy motivado en la mañana del domingo, tras robar la pelota, se la cedió a Juanma que se encontró con un Pepe inmenso en la portería.

El partido cambió, y sólo la gran defensa intensa del Smurfit Kappa hizo posible que la renta de dos goles se mantuviera. Aunque esa resistencia tuvo caducidad. Fue Candy, como no, el que marcó aprovechando un buen servicio de Fernando, levantó por completo el ánimo a los suyos, jugadores y público.

Volvió así la emoción a la ‘bombonera’ con ese gol local, que igualó aún más el choque, notándose mucho más la tensión de este derbi tan clásico. Con el 1-2, los de Ramón Martínez intensificaron su ataque y bombardearon la puerta palmerina continuamente. Fernando, en dos ocasiones, y Rafa, hicieron temblar la portería de Pepe, si bien en una contra el cuadro visitante, por mediación de Moreno, se topó con el travesaño. El gol pudo caer de cualquier lado.

Y de nuevo fue el Smurfit el más beneficiado. Un penalti riguroso de Chema, tras cazar a Alberto en el área, permitió a Alberto hacer el resultado más holgado a falta de tres minutos del descanso.

Ninguno de los dos equipos se quiso guardar nada antes del descanso y siguieron con una presión alta que, en momentos era asfixiante, provocando robos peligrosos en las dos áreas. Cuando todo parecía irse al descanso con el 1-3, de nuevo Alberto desequilibró aún más la balanza (19′). Con un certero disparo superó a Chema, estableciendo el 1-4 con el que se llegó al intervalo.

Se reanudó el partido con la segunda parte y el Villalba FS salió con el cuchillo entre los dientes buscando cambiar la tónica y meterse de lleno, otra vez, en el partido. Hasta entonces la enorme igualdad vivida en la pista no guardaba relación con el marcador por culpa de la eficacia de cara a puerta de los palmerinos.

 

Equipo del Smurfit Kappa, que defendió con tesón su liderato en Villalba.
Equipo del Smurfit Kappa, que defendió con tesón su liderato en Villalba.

Comenzaron los locales con llegadas peligrosas de Candy y Jorge, que inquietaron a un Pepe muy seguro, al igual que su defensa. Iván lo intentó ante Cucu, tras irse de tres rivales en banda, pero tapó muy bien el portero villalbero.

Pero el tan deseado gol local llegó. Fue una buena acción de Joaquín en la banda, desde donde asistió a Candy en el área para batir a Pepe suponiendo el 2-4 en el minuto 25 de partido. Se vinieron un poco arriba los de Ramón Martínez, que hicieron lo imposible para remontar el marcador.

Tres minutos más tarde, en otra rápida transición de defensa a ataque, un gran pase de Jorge Guerra dejó en boca de gol a Candy para que hiciera el 3-4 en el minuto 28. La escuadra local estaba dominando con creces a los palmerinos, y el partido cobró mucha más emoción e intensidad.

Un minuto más tarde, cuando más estaba sufriendo el Smurfit Kappa, la estrategia le dio un respiro. Tras un saque de banda de Antonio, el capitán palmerino José Ángel pudo sacar su fusil para batir a Cucu, dando el 3-5 a falta de once minutos para finalizar el choque.

Pese a todo siguió el Villalba FS volcado en ataque ante unos visitantes agazapados en media pista. A pesar del gol, no se vinieron abajo los villalberos que siguieron disfrutando de claras oportunidades. Por dos veces Juanma no se entendió con sus compañeros, pudiendo conseguir el cuarto tanto. Además, la fortuna sonrió al meta palmerino, que vio como dos balones que se acercaron por su portal salieron a escasos centímetros de los postes. Estaba sufriendo en defensa los palmerinos, pero resistían ante el tornado de ocasiones de los locales.

Ante el infortunio local, a falta de dos minutos y medio, probó Candy con el juego de 5. No surtió mucho efecto tras la intensidad que mostraron los actuales líderes que se encontraron con el sexto gol, obra de Iván Pinto, tras pillar desde 30 metros un robo con la superioridad.

Lo siguió intentando en varias ocasiones más el Villalba FS, pero se encontró ante un equipo palmerino venido a más, que ya sí pudo capear el temporada con más acomodo, finalizando el choque con ese 3-6, que le sirve al Smurfit Kappa para seguir líder en el grupo.

VILLALBA FS: Chema; Jorge Guerra, Candy, Gabo, Fernando -cinco inicial-; Andrés, Sofiane, Juanma, Jorge, Joaquín, Rafa y Cucu.

SMURFIT KAPPA: Pepe; José Ángel, Alberto, Ale Pérez, Moreno -cinco inicial-; Antonio, Iván, Medrano, Juanma, Rafa, Jesús y Edu

Árbitros: Almagro Sánchez y Palencia Brocal (Sevilla). Mostraron la tarjeta amarilla a los locales Chema, Jorge, Juanma, Fernando y Cucu.

Goles: 0-1 (3′) Ale Pérez. 0-2 (4′) Moreno. 1-2 (12′) Candy. 1-3 (17′) Alberto. 1-4 (19′) Alberto. 2-4 (25′) Candy. 3-4 (28′) Candy. 3-5 (29′) José Ángel. 3-6 (39′) Iván.

Incidencias: Partido correspondiente a la 7ª jornada del grupo 17 de la Tercera División de fútbol sala disputado en el Pabellón Municipal de Villalba del Alcor (Huelva). Lleno absoluto, con unos 250 espectadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
matsa
Junta de Andalucía impuestos
Hospital Quirón
Giahsa
Cocehu
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
cepsa
Diputación de Huelva