El corazón no le basta al Recre para impedir la derrota en casa (0-1) ante un Algeciras que incluso pudo golear

0
176

S. D. “Houston, tenemos un problema”. Un problemón. El Recreativo de Huelva comprobó en sus propias carnes que con corazón y ganas poco se puede hacer, ni siquiera en una categoría tan gris como es la Segunda B. Derrota en casa, merecida, ante el Algeciras (0-1), equipo que de no haber mediado al final tres buenas intervenciones de Rubén Gálvez, hubiera endosado una goleada de sonrojo a los albiazules.

Carcomido internamente por problemas extradeportivos a los que no se les ve solución, con enormes dificultades -su técnico- para confeccionar un once equilibrado, especialmente la defensa, este domingo un auténtico puzzle, y con lo ánimos por los suelos, el Recre afrontó un partido que era, sí o sí, necesario ganarlo para seguir la estela de los de arriba -si se verdad se aspira a eso-, o no verse cerca del abismo, que puede empezar a ser la lucha de este equipo roto.

Arthuro, como anunció Ceballos, debutó como titular; él más Keita y Ale Zambrano conformaron las novedades en el once albiazul que tenía señalada en rojo la defensa. Allí Edu Moya tenía que jugar de central, en tanto que Carlos Degado lo hacía de lateral zurdo. Imponderables de las ausencias.

Dicho esto, la presentación del Recre fue aseadita, prometedora, con intención. Fruto de su mejor hacer en esos primeros compases fue la oportunidad que disfrutó Arthuro, tras una buena acción de Waldo. Su remate lo repelió Josemi.

Pero aquello fue un fuego de artificio. Suele ser habitual que el nombre del Recre imponga, y eso fue lo que pasó otra vez. El Algeciras, en el momento en que se percató que no debía tener miedo a nada, se fue estirando, poco a poco, con timidez, pero con constancia, y así tanto Santi Luque como Cristo Díaz llevaron peligro al portal de Rubén Gálvez… hasta que a dos minutos del final, Melchor, acertó con el portal del Recre tras una buena combinación de los atacantes algeciristas.



Lo peor para el Recre fue que, incluso antes del intervalo, Edu Moya vio la segunda amarilla, por lo que fue expulsado, quedando la remontada del Recre en poder de sólo diez jugadores.

Movió el banquillo Alejandro Ceballos, dando entrada a Antonio Domínguez y a Miguelito, por Manu Molina y Ernesto Cornejo. De nuevo el Recre comenzó mejor que su rival, volvió a dominar, a tener más la pelota y, con corazón, con empuje, pero con poco fútbol, al menos se acercó de vez en cuando por el portal de Joseli, acertado en algunas intervenciones ante el propio Miguelito y de Keita.



Luego, con Rubén Mesa en el campo, el Recre se jugó el todo por el todo. No le iba otra, tenía que ir arriba como fuera y, con el mismo corazón, pero escasito de juego, quiso encerrar al Algeciras en su parcela. Lo consiguió, pero de manera estéril.

Ya en los últimos compases, con el Recre a la heróica en busca de un empate al menos que no llegó, el cuadro algecirista pudo, incluso, asestar más de un golpe de gracia al Decano. Adri Gallardo, en tres ocasiones, se topó en el mano a mano con Rubén Gálvez, que con sus atinadas intervenciones por lo menos evitó el sonrojo.

RECREATIVO: Rubén Gálvez; Mario Marín, Edu Moya, Jesús Vázquez, Carlos Delgado; Manu Molina (Miguelito, desc.); Waldo (Rubén Mesa, 72′), Keita, Ale Zambrano, Ernesto Cornejo (Antonio Domínguez, desc.), Arthuro.

ALGECIRAS: Josemi; Adrián Máiquez, Samu, Víctor González, Álvar Herrero (Suso, desc.); Cristo Díaz, Iván; Manzano, Melchor, Santi Luque (Willy, 57′); Javi Medina (Adri Gallardo, 72′).

Árbitro: José Manuel Fernández Fernández (colegio extremeño). Expulsó por doble amonestación al recreativista Edu Moya (12′ y 44′). Mostró la cartulina amarilla a Antonio Domínguez (83′), por el Recreativo de Huelva; y a Santi Luque (21′), por el Algeciras.

Gol: 0-1 (43′) Melchor culmina desde el borde del área una buena acción entre Javi Medina e Iván.

Incidencias: Partido correspondiente a la 12ª jornada en el grupo IV de Segunda B disputado en el Nuevo Colombino. Antes de comenzar el partido los jugadores del Recre mostraron una pancarta en la que se leía: “Empleados y jugadores: ¡Solución ya, basta de mentiras!”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here