Flamenco, pintura y teatro en el fin de semana moguereño

0
33
Ricardo-III
Ricardo III.

Redacción. La primera cita tuvo lugar en el espacio escénico que la ciudad del Tinto dedicó al gran autor del Siglo de Oro donde Atalaya, una de las formaciones teatrales más reconocidas y valoradas tanto por la crítica como por el público, puso en escena su particular versión de la gran obra de Shakespeare, ‘Ricardo III’.

Con una puesta en escena sumamente vanguardista como es habitual en los montajes de esta formación, Atalaya nos acerca a la historia de intrigas palaciegas, traiciones y envidias en las que Shakespeare embarca al propio Ricardo, y a sus hermanos Eduardo y Jorge en la lucha despiadada por el trono de Inglaterra.



La singular puesta en escena y la gran labor de los miembros del elenco artístico hicieron disfrutar al público moguereño de un rato verdaderamente delicioso, en el que el teatro con mayúsculas se hizo dueño de la velada, deparando a los asistentes un espectáculo de primer nivel que ha contado con el reconocimiento tanto del público como de la crítica durante su periplo por distintos escenarios del país.

El gran inquisidor.
El gran inquisidor.

En cuanto al inicio de temporada en Mazagón, el edificio multifuncional acogió en la noche del sábado la representación por parte de la compañía Excéntrica Producciones de la obra ‘El Gran Inquisidor’, un montaje sobrio y sencillo, pero capaz de emocionar a los espectadores por la fuerza de su puesta en escena y sobre todo por la magnífica labor del actor Gregor Acuña, personaje único y principal de este montaje que dirige Juan Carlos Malpegi, y que se inspira en uno de los cuentos que se incluyen en la gran novela de Dostoievski, Los Hermanos Karamazov.



La obra pretendía mostrar un hipotético juicio a Jesucristo por parte del que fuera gran Inquisidor Fernando de Valdés, un punto de partida a partir del cual Excéntrica Producciones nos plantea una revisión de la figura histórica de Jesús de Nazaret.

Teatro de calidad en ambos casos, para iniciar una temporada de espectáculos que dedica precisamente todo el mes de noviembre a las artes escénicas, con la celebración del II Certamen Nacional de Teatro Aficionado, que arranca este sábado en el Felipe Godínez con la compañía sevillana la Tuerta Teatro.



Numeroso público en las tabernas.
Numeroso público en las tabernas.

Tabernas Flamencas. Las puertas de este ciclo flamenco se abrieron por primera vez en la edición de 2015 en la sede de la Peña, con la participación de la cantaora María Rodríguez y el joven virtuoso de las seis cuerdas Álvaro Mora, dos promesas del flamenco que han demostrado con su duende, quejío y elegancia el gran potencial artístico que hay en la ciudad del Nobel.

Como novedad destacar que el público pudo disfrutar de manera especial de la hermosa combinación de dos disciplinas artísticas, la música y la pintura, una maridaje que se completó en el escenario con la participación del creador moguereño Francisco Domínguez y del bollullero José Antonio Faraco que, al ritmo de la melodía que marcaban estos jóvenes flamencos, dieron rienda suelta a su imaginación para crear en directo dos bellas obras inspiradas en el mundo del vino.

Maridaje entre pintura y cante.
Maridaje entre pintura y cante.e

Entre los asistentes a esta consolidada iniciativa estaban los concejales José Domínguez, Paqui Griñolo y Enrique Soriano, en apoyo del equipo de gobierno a una iniciativa que pone en valor ‘nuestras tradiciones’.

El resultado final.
El resultado final.

Durante todo el mes de noviembre este ciclo cultural con el que colabora el Ayuntamiento de Moguer, seguirá recorriendo distintos espacios de la localidad que mantienen el encanto de lo antiguo. La segunda cita programada para la edición de 2015 tendrá lugar el viernes 6 en la Taberna de Moguer, para continuar el día 14 en la Bodega de Los Raposos y finalizar el 27 en la antigua bodega del Diezmo Nuevo, la única que mantiene su actividad vitivinícola desde la época en la que se escribió ‘Platero y yo’.