Un documental nos invita a pasear por el antiguo Mercado del Carmen como muestra de la identidad de Huelva

4
596
Fachada del Mercado del Carmen, poco antes de su derribo en marzo de 2010.
Fachada del Mercado del Carmen, poco antes de su derribo en marzo de 2010.
Fachada del Mercado del Carmen, poco antes de su derribo en marzo de 2010.

Mari Paz Díaz. Marzo de 2010. Las máquinas excavadoras comenzaban el derribo de un edificio que durante más de un siglo, desde 1868, había sido un centro neurálgico de la ciudad de Huelva: el antiguo Mercado del Carmen de Huelva. 

Puesto en el interior del mercado.
Puesto en el interior del mercado.

El momento, sin duda histórico, dejaba atrás miles de historias que ya sólo viven en el recuerdo de aquellos onubenses que tuvieron la suerte de conocerlo, pero también de muchos turistas y visitantes que tenían en este mercado uno de sus lugares preferidos para comprar el mejor pescado fresco.

Puerta de entrada a la zona del pescado en el antiguo mercado.
Puerta de entrada a la zona del pescado en el antiguo mercado.

Una función que hoy ha suplido el nuevo Mercado del Carmen, si bien son muchos los nostálgicos que recuerdan el sabor de aquel lugar que hoy tan sólo queda en la memoria de aquellos que lo conocieron, así como en unas cuantas fotografías.

El documental recoge imágenes inéditas tomadas antes del derribo.
El documental recoge imágenes inéditas tomadas antes del derribo.

Recuperarlo en la medida de lo posible es el objetivo del documental titulado ‘El Mercado Viejo de Huelva’, un trabajo audiovisual en formato bolsillo -su duración no llega a los 5′- que cuenta con imágenes inéditas recogidas una semana antes de su demolición en 2010 y que se ha editado y difundido este mes de octubre de 2015.



El proyecto ha sido realizado por David Garrido Guil, que también se ha encargado de la música.
El proyecto ha sido realizado por David Garrido Guil, que también se ha encargado de la música.

Un proyecto, cuya realización y música son obra de David Garrido Guil, contando con el texto y la narración de su padre, Manuel Garrido Palacios. Una producción del equipo Golden Harp, que acaba de lanzarse en las redes sociales y que está alcanzando una gran difusión.

El resultado obtenido es un trabajo fresco.
La zona del pescado era un lugar muy concurrido.

Un documental al que hemos querido acercarnos para conocer los detalles de este trabajo que comenzó a gestarse precisamente cuando se anunció la inminente demolición del mercado. Fue entonces cuando, según nos comenta David Garrido, “decidimos grabar imágenes de su funcionamiento normal y diario, entendiendo que ya en bruto era un relevante documento en términos de patrimonio cultural. Barajamos posibilidades técnicas y recogimos material con diferentes enfoques y formatos durante varios días. Finalmente, optamos por las imágenes de una cámara de pequeño tamaño que nos había permitido trabajar muy discretamente, con poca invasión en el discurrir del funcionamiento del mercado y ofreciendo un punto de vista similar al de un ciudadano/a onubense”.

El resultado es un trabajo fresco que se está difundiendo mucho por las redes sociales.
El resultado es un trabajo fresco que se está difundiendo mucho por las redes sociales.

Unas imágenes que han estado a la espera del momento perfecto para salir a la luz. Ha sido ahora cuando varios miembros del colectivo Golden Harp han decidido que había llegado el momento de producir el documental, obteniendo un resultado fresco y espontáneo, en principio para difundirlo en las redes sociales, porque “nos interesa cualquier medio de difusión, aunque prestamos especial atención a Internet y a las diferentes redes sociales, cuyo público y sus inquietudes nos parecen muy relevantes”.

El proyecto ofrece un paseo narrado por el mercado.
El proyecto ofrece un paseo narrado por el mercado.

La finalidad no ha sido otra que ofrecer “un paseo narrado por la memoria compartida del mercado viejo onubense”, un tema que a David Garrido le pareció relevante, especialmente desde el punto de vista del patrimonio, “ya que, además, conecta con una sensibilidad emergente en la capital onubense que pone en valor los elementos culturales con un enfoque ligado al concepto de ciudadanía que, personalmente, me interesa mucho”. Y es que este equipo tiene claro que “el mercado del Carmen siempre será un símbolo identitario de Huelva”.

Los chocos no faltaban en el antiguo Mercado.
Los chocos no faltaban en el antiguo Mercado.

Una obra que ha llamado mucho la atención también por contar con la narración de Manuel Garrido Palacios, que comienza su locución de la siguiente forma: “El Mercado del Carmen o, como lo llamaban los vecinos de Huelva: ‘La Plaza’ abrió sus puertas un día de San Sebastián de 1868 en el corazón de la ciudad, dándole un latido nuevo, cerca del puerto para el pescado, a la distancia justa de los mataderos para la carne, confluyendo en aquel espacio todo cuanto provenía del campo y del mar en una mezcla de olores y de voces pregonando su mercancía, de conversaciones ajustando precios”.

El mercado cerró tras 142 años de vida.
El mercado cerró tras 142 años de vida.

Garrido Palacios continúa: “Los habitantes de la ciudad escudriñaban a fondo el ambiente que acababa de crearse en aquel rincón del Carmen que en el siglo XIX se abría para el desarrollo de la capitalidad recién estrenada. Lugar de encanto al que se iba a comprar, a ver, a escuchar, a medir el pulso del día, a encontrarse, a tomar el café con churros en los bares que empezaron a rodear aquella novedad. La ciudad creció y el viejo Mercado del Carmen, tras 142 años de vida, se fue quedando chico, hasta que al inicio del año 2010, se cerró, no para morir, sino para renacer con el mismo nombre un poco más allá, en el Barrio de Pescadería”.

En el Mercado del Carmen no sólo había pescado.
En el Mercado del Carmen no sólo había pescado.

Una narración que finaliza de la siguiente forma: “Así pasó con el viejo Mercado del Carmen, cuya historia se la llevó el tiempo a otro edificio para dejar en el aire la fragancia de los sitios encantadores”. Un lugar que ahora quedado inmortalizado con este documental, que puedes ver a continuación:

 

 

La música se basa en un tema de Davida Garrido titulado 'Doñana', includo en su disco 'El Sonido del Tiempo'.
La música se basa en un tema de David Garrido titulado ‘Doñana’, incluido en el disco ‘El Sonido del Tiempo’.

El equipo responsable de ‘El Mercado Viejo de Huelva’ ha estado conformado por ‘Golden Harp’, siendo la cabeza visible del mismo David Garrido, al ser el realizador y el encargado de haberlo musicado. En concreto, la pieza sobre la que gira la banda sonora se titula ‘Doñana’, incluida en su tercer disco en solitario titulado ‘El Sonido del Tiempo’.

David es especialista en la composición de música para trabajos multimedia.
David es especialista en la composición de música para trabajos multimedia.

En realidad, no es el primer trabajo para este autor, que ya es el octavo documental que dirige, si bien su actividad principal es la composición musical, siendo especialista en bandas sonoras para proyectos multimedia, al haber realizado más de cien trabajos de este tipo, por ejemplo para TVE y RNE. Además, este onubense ha publicado cuatro discos en solitario y ha participado en cuatro recopilatorios, como sucede con ‘El Sonido del Tiempo’, obra de referencia de la New Age en España. No en vano, este Licenciado en Historia, especializado en Antropología y Patrimonio Histórico y Natural, es citado en la enciclopedia ‘Microsoft Encarta’ como representante internacional de la tendencia musical New Age, junto a creadores como Vangelis o Mike Olfield, formando parte de proyectos tan heterogéneos como el videoarte, la ecología, el misticismo o el cine. También ha participado en el disco ‘Música para desaparecer dentro. Vol. 3’, que fue todo un éxito de ventas, alcanzando las 18.000 copias.

El guión y narración es de Manuel Garrido Palacios. / Foto: calimaediciones.com
El guión y narración es de Manuel Garrido Palacios. / Foto: calimaediciones.com

Un trabajo de realización y música que, como decimos, cuenta con el guión de Manuel Garrido Palacios, que ha elaborado y narrado el texto sobre el que se ha articulado el documental. “Su original enfoque, lejos de los manidos lugares comunes, y su conocimiento etnográfico de la ciudad de Huelva, han cimentado un interesante soporte literario. El equipo se completa con el personal de producción Golden Harp, que firma colectivamente. Ese es nuestro estilo. El operador de cámara Sergio GuilOceanoplastic ha sido la última incorporación al proyecto”, puntualiza David Garrido.

Ya están preparando otros trabajos documentales.
Ya están preparando otros trabajos documentales.

Con todo, después de este documental, la productora ya tiene nuevos proyectos en marcha, algunos de ellos relacionados con Huelva, entre los que destacan otro documental dedicado a obras del interesante patrimonio arquitectónico onubense de finales del XIX y principios del XX, con sus flecos modernistas, contando con un archivo fotográfico propio y documentos únicos y de calidad excepcional. Y otro documental previsto estará dirigido por Manuel Garrido Palacios, esta vez sobre la memoria en primera persona de un anciano castellano-leonés llamado Primitivo

Reconoce que la valoración del patrimonio de Huelva está cambiando.
Reconoce que la valoración del patrimonio de Huelva está cambiando.

Y es que David Garrido quiere dejar claro que “Huelva cuenta con elementos culturales muy interesantes y también muy desconocidos que van más allá de los tópicos en torno a los que se ha construido una identidad en algunos casos distorsionada y artificial. Hay una hondura onubense latiendo y esperando. Actualmente se está produciendo un cambio de tendencia en la valoración del patrimonio histórico y natural por parte de la población onubense. Y también en el propio autoconcepto ciudadano. Y eso es muy importante. Sensibilidades relacionadas con la arqueología o con los problemas  medioambientales son buena muestra de ello. Son miradas hacia el pasado y el futuro cargadas de compromiso y nos dicen mucho de una preocupación conservacionista cada vez más arraigada en el pensamiento colectivo onubense”.

David invita a los onubenses a visitar el mercado, la plaza, una seña de identidad de Huelva.
David invita a los onubenses a visitar el mercado, la plaza, una seña de identidad de Huelva.

Para empezar con esta tendencia, este realizador y músico onubense nos invita a participar de un rito tan onubense como “visitar el mercado. Padres/madres e hijos/hijas comparten la fascinación por el ambiente de ‘la plaza’ y todo cuanto ofrece”. Eso sí, Garrido reconoce que “la demolición de este viejo espacio ha supuesto una pérdida importante en términos identitarios. Desafortunadamente, el concepto de derrumbe ha formado parte de la historia patrimonial onubense. El Muelle de la Compañía Minera de Riotinto y su enorme cicatriz son buena muestra de ello”.

El antiguo Mercado del Carmen, un lugar inolvidable.
El antiguo Mercado del Carmen, un lugar inolvidable.

Por el momento, documentales como el que ahora nos presenta nos pueden ayudar a concienciarnos sobre ello, sobre la necesidad de conservar nuestro patrimonio, porque forma parte de nosotros mismos, de nuestra propia identidad.

4 Comentarios

  1. En nuestra Huelva del alma se han cometido multitud de actos vandálicos contra nuestro patrimonio urbano, cultural y ecológico (entíendase ríos y aire). Uno de los que más me han afectado ha sido sin duda, la demolición de nuestra “Plaza”. No entiendo como un alcalde que ha presumido durante tantos años de “amar” a Huelva, pudo permitir que un edificio de 1868 y todo un corazón que palpitaba a su alrededor, prestandole olores, sabores, vida,tradición… se haya convertido en un aparcamiento obsceno y se haya cambiado por un “cajón de aluminio”. ¿Alguien de esta ciudad puede entenderlo?
    Porque los edificios por muy viejos que sean, se pueden restaurar, acondicionar y ampliar, ¿o no? En fin, cómo podemos consentir que los políticos hagan y deshagan a su santa voluntad o lo que sea…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here