La barriada de Pérez Cubillas se prepara para la tradicional bendición de animales y plantas

0
117
Juan Gil Zamora, presidente de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Huelva. /Foto: Cinta García.
Juan Gil Zamora, presidente de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Huelva. /Foto: Cinta García.

HBN. Tras décadas de tradición, la barriada Pérez Cubillas de la capital onubense vivirá el próximo domingo, 4 de octubre, uno de los actos más singulares de todos cuantos se celebran en el barrio. Con motivo de la festividad de San Francisco de Asís, patrón de los animales, la Sociedad Protectora de Animales y Plantas vuelve a convocar a los onubenses a participar en la popular bendición de mascotas que se celebrará en el parque de Pérez Cubillas tras la santa misa y la posterior salida procesional del Santo, a cargo de la Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia en su Presentación al Pueblo, Nuestra Señora de la Salud y San Francisco de Asís.

El domingo, 5 de octubre, se celebrará la tradicional bendición de animales y plantas en la Pérez Cubillas. /Foto: Cinta García.
El domingo, 5 de octubre, se celebrará la tradicional bendición de animales y plantas en la Pérez Cubillas. /Foto: Cinta García.

La del próximo domingo es tan sólo una de las muchas actividades organizadas por una Sociedad sin ánimo de lucro – la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Huelva- que ya ha demostrado en innumerables ocasiones, desde que Juan Gil Zamora la fundara en torno al año 1972, su gran compromiso e implicación con la sociedad onubense.



Con sede y clínica veterinaria en la calle Nicolás Orta del barrio de Isla Chica -inaugurada en el año 1982-, la Sociedad trabaja día a día por ofrecer un servicio de máxima calidad, sin olvidar el carácter social y altruista en defensa de los animales y plantas que, desde sus orígenes, le ha caracterizado. En la actualidad son siete los empleados de la entidad -tres veterinarios, un ayudante de veterinario, dos personas encargadas de las labores administrativas, y un trabajador responsable de la peluquería-, a ellos hay que sumar la incansable labor que, a sus más de 80 años, realiza diariamente Gil Zamora.

Fachada de la sede y clínica veterinaria, en la calle Nicolás Orta del barrio de Isla Chica. /Foto: Cinta García.
Fachada de la sede y clínica veterinaria, en la calle Nicolás Orta del barrio de Isla Chica. /Foto: Cinta García.

Con aproximadamente 1.600 socios, la crisis económica también ha pasado factura a esta sociedad que hace tan sólo un par de años superaba la cifra de 2.000 socios. En este sentido, desde la entidad animan a los onubenses a que, por tan sólo 4 euros al mes, disfruten de condiciones ventajosas y aprovechen el trato cercano de una organización ejemplar  a nivel provincial en el trato de los animales.