Campofrío selecciona a un coach onubense para su programa de dinamización comercial tras el incendio en la factoría de Burgos

1
254
Jesús Pelayo, empresario y coach profesional.
Jesús Pelayo, empresario y coach profesional.

Rosa Mora. Domingo 16 de noviembre de 2014, una fecha que, a priori, para muchos no tendrá ninguna relevancia pero que, sin lugar a dudas, marcó un antes y un después para la ciudad de Burgos y para la compañía Campofrío, importante grupo alimentario español. La planta burgalesa, buque insignia de esta empresa líder del sector cárnico en Europa, ardía ante la impotencia de directivos y de los más de 800 trabajadores de la factoría incendiada. Una situación de crisis extrema la que vivió la multinacional, cuya forma de “salir adelante” y capacidad para adaptarse a la nueva realidad es ya, a día de hoy, analizada y estudiada por expertos en el mundo empresarial. Una de estas personas es el onubense Jesús Pelayo, licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, y con una dilatada experiencia como asesor y coach en empresas.

El onubense ha formado parte del equipo de dinamización comercial Tradicionalíssimo de Campofrío.
El onubense ha formado parte del equipo de dinamización comercial Tradicionalíssimo de Campofrío.

El emprendedor natural de Huelva ha tenido la oportunidad -y “el privilegio”, incide- de ser una de las 36 personas seleccionadas en toda España para formar parte del modelo de dinamización comercial Tradicionalíssimo de Campofrío, un programa que la factoría cárnica ha desarrollado entre los meses de enero y junio con un objetivo, “ante la bajada de producción, la multinacional española se marcó como reto la fidelización de sus clientes, conseguir que estos concedieran un margen de confianza a la empresa hasta la reconstrucción de su planta principal y, lo más complicado, evitar que cambiaran de proveedor ”, explica Pelayo. Un trabajo exigente, no exento de una enorme carga de presión que, nos cuenta Jesús, fue asumido por su parte como un “gran reto” y una oportunidad para aprender y, a la vez, poner en práctica ejercicios de eficiencia empresarial como el acompañamiento comercial o shadow coaching, que día a día, aunque a menor escala, nos explica,  desarrolla en su empresa onubense Coach Center.



Durante su visita a la redacción de Huelva Buenas Noticias.
Durante su visita a la redacción de Huelva Buenas Noticias.

Nexe fue la consultora contratada por Campofrío para seleccionar a los profesionales que pasarían a formar parte del programa dinamización comercial Tradicionalíssimo. Tres eran los requisitos que debían reunir los candidatos al puesto: experiencia como empresario, experiencia comercial, y ser coach, requerimientos cumplidos por el onubense, que tras pasar unas pruebas en Málaga fue incluido en el proyecto.

Jesús Pelayo estuvo destinado en Extremadura, comunidad donde le asignaron tres comerciales. “Digamos que mi función era servir de vínculo de transmisión para asesorar sobre cómo mejorar y qué acciones implementar para incrementar la productividad de los comerciales”, explica el coach. “Una vez establecido el plan de acción, mi labor consistía en acompañar en su ruta a cada uno de los trabajadores -profesionales con una dilatada trayectoria en la compañía-. Actuaba como un espejo, desde que el comercial salía, compartía con él toda su jornada laboral visitando clientes”, nos cuenta el onubense.  “Cuando se quemó la fábrica, la producción decreció, lo que teníamos que conseguir es que los clientes concedieran un voto de confianza a la empresa, algo que conseguimos a través de ofertas, y dando salida a productos antes menos demandados”, explica Pelayo.



Jesús Pelayo desarrolló su labor de acompañamiento comercial en Extremadura.
Jesús Pelayo desarrolló su labor de acompañamiento comercial en Extremadura.

Una vez finalizado el programa de dinamización comercial, el balance de su experiencia es inmejorable. “Es admirable cómo en plena crisis, la empresa Campofrío confió en su capital humano, el tesoro más preciado de toda compañía, algo que por desgracia no es lo habitual en las compañías”, asegura el onubense.  El pasado miércoles 16 de octubre, los trabajadores de la factoría de Burgos participaron en la colocación simbólica de la primera piedra de la nueva fábrica que se levantará  en el mismo solar de la que quedó calcinada el año pasado y está previsto que abra sus puertas a finales del 2016.

Con el certificado que le acredita haber sido parte del proyecto de la multinacional cárnica.
Con el certificado que le acredita haber sido parte del proyecto de la multinacional cárnica.

Con una frase resume Jesús Pelayo su satisfacción tras haber formado parte del programa de la multinacional,  “lo habría hecho gratis”, nos cuenta.

 

1 Comentario

  1. Debemos sentirnos orgulloso de aquellos onubenses como Jesús Pelayo, que triunfan no sólo en su tierra, sino también fuera de ella. Es una persona realmente formada y preparada para demostrar al mundo la valía de su formación. Creo que no hay mejor coach para una empresa tan importante como “Campofrío”. Enhorabuena por tus triunfos que son también los de Huelva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here