Comienza una nueva temporada, ¡haz que sea la mejor de tu vida!

0
176
Programa Corazón. / Foto: www.ellahoy.es
Programa Corazón. / Foto: www.ellahoy.es
Descubre qué amas. / Foto: www.ellahoy.es

Manuel Padilla. Estamos en septiembre, y por tanto en el comienzo de una nueva temporada. Os regalo una fórmula magistral para vivir toda esta temporada con éxito. Si la aceptáis, nos vemos el próximo verano para evaluarlas, esperando recibir vuestras felicitaciones por mi genial idea, ¿qué decís?

Mi plan es muy concreto y consta de sólo tres pasos. Se trata de Aceptar la realidad tal como nos viene dada. El segundo paso consiste en encontrar en calma las claves de lo que verdaderamente deseamos vivir en esta temporada. Y finalmente, pasar a la acción, haremos lo que se deriva lógicamente de nuestros deseos.



El primer paso es Aceptar plenamente la situación en que nos encontramos. Es un punto de partida controvertido y no siempre comprendido. A veces, aceptar nos suena a resignarnos o a conformarnos y no, no es esa la idea. Cuando digo aceptar me refiero a tener conciencia plena de la situación en la que estamos, dar permiso a nuestra mente para que la admita tal y como es, sin crearnos distorsiones plácidas de la misma, reconocerla como es de cruda o de elaborada, darla por existente y adoptarla como punto de partida. Sin aceptar es difícil avanzar. Estamos donde estamos, somos como somos y nos relacionamos con la realidad en la que vivimos. Acepta y podrás avanzar. Pero ¡ojo!, no estás condenado a tu realidad. Puedes moldearla y transformarla, o transformar partes de ti para adaptarte mejor a vivir satisfactoriamente en el medio en el que vives.

Segundo paso. Te propongo hacer calma en tu mente y desde esa calma descubrir tus deseos verdaderos. En el libro de Sergio Fernández, Vivir sin miedo, leo una cita de Facundo Cabral que dice así: “Haz sólo lo que amas y serás feliz. El que hace lo que ama, está bendito y condenado al éxito, que deberá llegar cuando deba. Lo que debe ser será, y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación, ni por compromiso, sino por AMOR. Entonces, habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible, sin esfuerzos, porque te mueve la fuerza natural de la vida”.



Así pues, descubre qué amas. Cuando lo sepas, camina para lograrlo. No seas ni modesto ni realista. Aspira a lo máximo, piensa a lo grande, apunta alto. No te propongo que hagas locuras… o bueno, sí. Te propongo que hagas la locura de tener la valentía de ir en tu vida a por todas. Los acontecimientos te irán reconduciendo, pero si tus aspiraciones son elevadas tu desempeño será de superior calidad.

Tercer y definitivo paso. Si aceptas y encuentras el camino de tu vida, ahora sólo te queda hacer lo que se deduce de ello lógicamente: Hacerlo.

Si nos cuesta arrancar, la primera tendencia que hay que romper la inmovilidad. Si las aspiraciones son elevadas, quizás esta parálisis se acentúe. ¿Para salir de ella? Dar sólo el primer paso, un paso pequeño, posible y operativo. Sin miedo, sin complejos y sin preocuparse; ese pequeño paso para tu presente será el primero de un conjunto de pasos que te harán sentir grande y pleno. Haz algo, cambia algo, arriésgate a estar de modo diferente en tu vida, propón alguna innovación y hazla. La clave es hacer, hacer y hacer.

No desistir en el empeño, corregir, adaptarse, tomar medidas nuevas… Lo que haga falta, pero no desistir de nuestros propósitos. Ser constantes, tenaces. Está en juego algo fundamental, algo más importante que los propios resultados: Creer en nosotros mismos y alimentar el sentido de nuestra vida. ¡Merece la pena el esfuerzo!

No importa llegar a la meta, importa recorrer el sendero.

Deseo de corazón que seáis capaces de hacer de ésta la mejor temporada de vuestra vida. Recordad mi fórmula: Acepta la realidad; Descubre tus deseos auténticos y Apuesta decididamente por ellos.

Manuel Padilla
Psicólogo
autor del Blog Perssonal sobre
Psicología Práctica para la Salud y el Bienestar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here