En honor al recuerdo

0
215

Ramón Llanes. Esta vieja y noble Onuba ofrece, como cada año en estas fechas, su lección de honor a la gesta de los marinos que surcaron aguas desconocidas para llegar a la tierra grande y escribir para la historia una de las páginas más ilustres y consolidadas. América se hizo espejo de civilizaciones de esta orilla y surgieron los habituales comercios para gloria universal. Los impulsores del cometido fueron hombres de la mar criados en la tierra onubense y alrededores, hombres que llevaron conocimientos y modernidad, que se instituyeron como salvadores del nuevo continente.

Y recordando la gesta se vuelve festera la ciudad al modo que los seres de esta parte de la baja Andalucía entendemos la diversión. Los pasos que embellecen este orden provienen de los valores que la convivencia otorga, de la predisposición siempre abierta para participar en causas que inyecten al espíritu esa dulzaina de relajación y hacen que los días y las noches tengan una sombra agradablemente alargada junto a la ría. Colombinas le llamamos a este deleite y en su faz nos protegemos del socaire de los envites que otros tiempos agregan a nuestra vivencia; conspiramos en favor de la más expresiva concordia como si se tratara de trocear la vida en ratos buenos con la facultad de poder invocarlos en cualquier momento del resto del año.

Todos los pueblos acuñan sus maneras para la fiesta, nosotros nos identificamos con la nuestra como un patrimonio más. Onuba es sabia en su colectividad, es rica en sensaciones, sabe emocionarse y vivir a compás de tiempo, entiende de alegrías y ha surcado tantos mares como para interpretar las motivaciones que nos llegan al sentimiento y nos envuelven en pura armonía.



No habrá onubense que discrepe de la necesidad de la convivencia y del placer en común ni onubense que reniegue de esto tan suyo; habrá un elenco de ciudadanos comprometidos con “sus Colombinas” que resalten su importancia con un deseo constante por su llegada. Conmemoramos un acontecimiento insigne desde una insigne y abnegada tierra onubense, con todo nuestro honor al recuerdo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here