Bmw

El cuidado del Medio Ambiente, uno de los pilares de la sostenibilidad de MATSA

El proyecto de restauración de la escombrera de Monte Romero y las visitas de escolares marcan la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente en la compañía minera.

Reyes Parga
La responsable de Medio Ambiente de MATSA.

HBN. La actividad de MATSA se desarrolla principalmente en Almonaster la Real, un municipio de la provincia de Huelva con un alto grado de conservación del patrimonio cultural y natural y una zona influenciada por la actividad minera que se ha desarrollado desde la época romana.

El desarrollo sostenible es una prioridad en la gestión empresarial de MATSA. La responsable de Medio Ambiente de MATSA, Reyes Parga, explica que es esencial “hacer de su gestión una actividad duradera en el tiempo, rentable y capaz de garantizar la seguridad de los trabajadores y el medio ambiente”. Puesto que el recurso mineral es limitado “MATSA apuesta con continua inversión por incrementar activos mineros hasta la fecha desconocidos”, continúa.

Con estos objetivos, desde MATSA entienden que hay que “asegurar que el desarrollo de la actividad minera sea compatible el medio ambiente, por ello nuestra política ambiental es muy estricta. “El departamento de Medio Ambiente de MATSA dispone de los recursos necesarios para planificar, diseñar y vigilar la actividad minera. Éste es nuestro papel dentro de organización”, explica Parga.




La bocamina de la rampa de investigación de Mina Magdalena.
La bocamina de la rampa de investigación de Mina Magdalena.

“Como todos sabemos, la minería ha sido una importante fuente de riqueza pero también ha dejado, en el pasado, muchas muestras de contaminación. En MATSA conocemos esta realidad y somos sensibles ante la problemática ambiental derivada de una gestión incorrecta.  Es por ello que tratamos de buscar y desarrollar sinergias con nuevos proyectos mineros para mejorar los activos mineros del pasado, como en el caso de Mina Magdalena y la mejora medioambiental de Monte Romero”, concreta.

En este sentido, además del descubrimiento del poblado minero romano, se han llevado a cabo rehabilitaciones medioambientales como el barranco Herreritos o el sellado de escombreras abandonadas: “Parte de nuestra estrategia empresarial es que nuestra actividad tiene que ser compatible y estar integrada en el medio ambiente porque lo que verdaderamente nos importa es preservar y proteger un entorno en el que queremos estar mucho tiempo. Operamos con absoluta transparencia y nuestro objetivo es mejorar día a día nuestro comportamiento ambiental y ser un referente en el sector minero en todos los aspectos. Y desde luego, alcanzar la excelencia en cuanto a la gestión ambiental”, reconoce la responsable de Medio Ambiente de MATSA.




La formación de los trabajadores en materia medioambiental es prioritaria en la empresa.
La formación de los trabajadores en materia medioambiental es prioritaria en la empresa.

El foco de atención medioambiental de MATSA está puesto fundamentalmente en el tratamiento de las aguas de distintos tipos que se manejan en las instalaciones: aguas de proceso, de drenaje de la roca o de lluvia acumulada que por contacto con el mineral pasa a ser agua contaminada. “Estas aguas se generan en distintas calidades y distintos volúmenes y es imprescindible conocerlos para disponer de las infraestructuras, la tecnología y la capacidad para tratarlas y equilibrar el sistema. Nosotros disponemos de un circuito cerrado con el que conseguimos recircular el 95% de las aguas de proceso y una red de pluviales que nos permite captar y reutilizar el agua de lluvia reduciendo el consumo externo de agua fresca”, explica Reyes Parga.

La formación de los trabajadores juega un papel muy importante: “los trabajadores de MATSA son, en su mayoría, gente de la zona que aprecia y valora la salud de su entorno. Por otra parte es una plantilla joven, y eso se refleja en su sensibilización por estos temas. En cualquier caso, en materia medioambiental la formación es continua en MATSA. Llevamos a cabo formación enfocada a la sensibilización de nuevos trabajadores, así como charlas informativas a empresas contratistas”.

Imagen de la zona de la escombrera.
Imagen de la zona de la escombrera.

Cuidado del entorno
En lo que se refiere al entorno en el que desarrolla su actividad, MATSA ha presentado en la I edición de los premios de Minería Sostenible 2014 el proyecto de mejora ambiental de la escombrera de Monte Romero, “que surge gracias al nuevo proyecto de Mina Magdalena que va a permitir recuperar medioambientalmente una escombrera abandonada en el pasado. Se trata de aprovechar el material de excavación de la naturaleza inerte de Mina Magdalena, utilizarlo para sellar la escombrera y proceder a su revegetación y a la recuperación del valor paisajístico de la zona”.

Este proyecto que tiene un plazo de ejecución de unos tres años se encuentra ahora mismo en la fase de sellado. Se han retirado los residuos no mineros abandonados, se ha apisonado el terreno y se han perfilado los taludes para la hidrosiembra y el aporte de tierra vegetal y “en pocos meses se podrá observar una gran mejora”, reconoce la responsable de Medio Ambiente.








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.