Francisco José Morán, un onubense enamorado de Oxford, donde trabaja en una residencia de estudiantes de la Universidad

0
299
Fran está feliz en Oxford.
Fran está feliz en Oxford.
Fran está feliz en Oxford.
Fran está feliz en Oxford.

Ana Rodríguez. Francisco José Morán Carrascal, Fran para los amigos, es un onubense de 33 años que desde hace ocho meses reside en la ciudad inglesa de Oxford, un lugar al que se mudó en busca de una salida laboral que mejorara su calidad de vida, aunque también, en parte, porque quería vivir nuevas experiencias y conocer el Reino Unido, un país que siempre le había llamado la atención.

En Huelva, Fran vivía en Las Colonias, estudió en el antiguo colegio Roque Barcia y se formó como auxiliar administrativo. Trabajó un par de años en una gestoría, aunque lo que siempre le había gustado era la radio, por eso, cuando tuvo la oportunidad de entrar en una emisora no la desaprovechó, y pasó ocho años de su vida laboral en Antena Huelva Radio.

El joven trabajó ocho años en Antena Huelva Radio.
El joven trabajó ocho años en Antena Huelva Radio.

Finalmente, el joven se lanzó a la aventura y dio el salto a Oxford, donde tenía una amiga que llevaba dos años trabajando y que podía ayudarle a desenvolverse por la ciudad en un primer momento. Desde entonces ha pasado más de medio año y el onubense está encantado, valorando su experiencia en Reino Unido con un 11 sobre 10.



– Fran, ¿es tu primera estancia en el extranjero?
– Sí, antes solo había salido de España para vacaciones.

– ¿Cómo fueron tus primeros días en Oxford?
– Geniales, estaba tan asombrado con la ciudad y con la gente que fui conociendo que no me daba tiempo de echar de menos nada en absoluto. Lo más complicado fue encontrar casa, mis primeras dos semanas las pasé en un hostal compartiendo habitación con 12 personas.

La experiencia está siendo muy satisfactoria.
La experiencia está siendo muy satisfactoria.

– ¿Qué has estado haciendo durante todo ese tiempo en Oxford?
– La verdad es que no he parado. Buscar casa y trabajo los primeros días, a partir de ahí creo que tuve mucha suerte y todo vino rodado. He conocido a mucha buena gente, he tenido la oportunidad de visitar la ciudad así como viajar por otros lugares de la zona, como Londres, Bristol, Swidon, Swensea o Cardiff.

– ¿Cuáles son los principales obstáculos que has tenido que superar?
– Supongo que como casi todo el mundo, el idioma es el principal obstáculo.

– ¿Cuál era tu nivel de idiomas al llegar?
– Sinceramente… malo. Cuando ves que en España todo el mundo tiene en su curriculum nivel de inglés oral y escrito medio tienes que tomártelo a broma. Antes de venir aquí estuve en una academia primada y además hice un curso on line que me ayudó bastante, pero cuando llegas te das cuenta de que te queda muchísimo por aprender.

El onubense ha hecho muchos amigos en Oxford.
El onubense ha hecho muchos amigos en Oxford.

– ¿Dónde trabajas allí actualmente? ¿A qué te dedicas?
– Trabajo en Cheney Village, es una residencia de estudiantes que pertenece a la Universidad de Oxford y soy asistente de mantenimiento. Es un trabajo bastante entretenido, además mis compañeros de trabajo son geniales y tengo la oportunidad de conocer a estudiantes procedentes de todo el mundo. Realmente me encanta mi trabajo.

– ¿Cuáles son, a tu parecer, los pros y contras de vivir en el extranjero?
– El principal pro, sin duda, es la gran oferta de trabajo, actualmente aquí tenemos un 1% de paro; y en menor media, el hecho de conocer un lugar nuevo, nuevas culturas, nuevas personas… Los contras son las cosas que te faltan: la familia está lejos (aunque Skype facilita las cosas), el tiempo de Huelva se echa mucho de menos y la playa, pero sobre todo esa comida nuestra (la mojama de Isla Cristina y el jamón de la Sierra ocupan mi pensamiento cada día… por desgracia soy alérgico al marisco).

Fran es asistente de mantenimiento en una residencia de estudiantes.
Fran es asistente de mantenimiento en una residencia de estudiantes.

– ¿Cómo es vivir ahí? ¿Es muy diferente a España?
– Yo vivo muy pero que muy bien, a pesar de que el tiempo no es tan bueno y la comida tampoco, pero te acabas adaptando. La diferencia es bastante grande, aquí todo empieza antes y termina antes, a las 18.00 horas no encuentras una tienda abierta.

– ¿Cuáles son tus aficiones? ¿Las sigues cultivando en Oxford?
– Menos la playa… todas mis aficiones las sigo practicando aquí. Sigo leyendo, sigo viendo fútbol, aunque no sea en el Colombino; sigo saliendo con los amigos, aunque no sea de tapas por terracitas…

– Cuéntanos alguna anécdota que te haya ocurrido durante tu estancia
– Fue al principio. Cuando encontré mi primera casa aquí, aún estaba ocupada y no podía dormir en ella hasta el día siguiente. El hostal estaba completo esa noche y también los otros cuatro en los que pregunté, por lo que al final me vi durmiendo en la sala común del hostal, en un minisofá. Por suerte nadie me dijo nada.

Fran quiere seguir por Reino Unido, aunque echa de menos su tierra.
Fran quiere seguir por Reino Unido, aunque echa de menos su tierra.

– ¿Como es un día cualquiera de tu vida donde vives ahora?
– Más o menos como en España. Te levantas, vas a trabajar, llegas a casa, ducha, vas a tomar algo cuando puedes. Lo que más se aprovecha son los fines de semana, que los tengo libres, y me gusta salir a comer fuera, seguir conociendo nuevos sitios de la ciudad o, cuando puedo, me doy una escapada de fin de semana para seguir conociendo el Reino Unido.

– ¿Cuál es tu lugar favorito de tu nueva ciudad? ¿Y de la provincia de Huelva?
– El Christ Church, es el college donde se rodó la película de Harry Potter, y de Huelva me resulta muy difícil elegir entre la playa, las vistas desde el Conquero y el estadio Colombino.

El Christ Church es el lugar favorito del onubense en Oxford.
Siempre que puede, el onubense se escapa para hacer turismo por el país.

– ¿Cuáles son tus planes futuros?
– De momento quiero quedarme aquí mucho mucho tiempo. Tengo un trabajo que me gusta, estoy en la segunda ciudad más bonita del mundo y la gente aquí es genial.

– ¿Recomiendas a todo el mundo que viva un tiempo fuera de España?
– Es una experiencia muy recomendable, pero tienes que ser muy fuerte. Sé de gente que no es capaz de vivir lejos de su gente y su tierra por un tiempo prolongado, pero bajo mi punto de vista compensa todo lo que encuentras aquí.

Muchas gracias Fran. ¡Suerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here