Santa Ana tiene un bosque para perderse en la lectura

4
651
sacafoto_infoelemento
Los ‘Chorros de Joyarancon’ uno de los puntos emblemáticos del paisaje de Santa Ana la Real.

P.C.G. Santa Ana la Real es bien conocida por los aficionados al senderismo. De hecho es un punto de referencia de esta actividad en la provincia de Huelva. Situada en el corazón del Parque Sierra de Aracena y Picos de Aroche disfruta de una posición y un entornos privilegiados en los que desarrollar esta actividad, contemplando auténticas maravillas de la naturaleza como los ‘Chorros de Joyarancon’ o el ‘Risco Levante’.

Un total de 42 kilómetros de senderos que se extienden y se articulan a lo largo de distintas rutas, a las que recientemente se ha añadido una muy particular. Una muy especial en la que la naturaleza, el turismo, la cultura y la literatura se dan la mano: un bosque para perderse en la lectura. ‘El bosque de las letras’, como la obra de Juan Goytisolo, es una iniciativa que pretende acercar tanto a los propios santaneros como a los visitantes, la obra en prosa y poesía de nueve autores de Santa Ana o vinculados de alguna manera a esta localidad de la sierra onubense, en un entorno natural único.

Elbosquedelasletras2
Uno de los escritores leyendo uno de los textos que componen este peculiar bosque literario.

Desde el pasado 25 de abril se ha habilitado un itinerario señalizado de unos cinco kilómetros de longitud, sin apenas desnivel y muy accesible, que se recorre en apenas una hora. Un circuito circular que comienza y termina en el pueblo, aunando el Camino de Alájar y el de la Calleja. Partiendo de la popular Fuente de los Tres caños, en este viaje literario lleno de sensaciones encontramos nueve piezas literarias y cinco puntos de lectura.



Estas nueve piezas están dentro de un pequeño soporte que contiene el folio con el texto y un código QR que nos lleva a o bien a la biografía del autor del mismo o bien al texto completo en caso de que sea solo un fragmento.

Elbosquedelasletras
Literatura y turismo rural se dan la mano en este peculiar sendero.

En cuanto a los puntos de lectura y las áreas de descanso son pequeños espacios acondicionados con un banco y un entorno muy amable, que permiten disfrutar de la lectura en un entorno natural único. En uno de esos puntos no hay cobertura y se ha instalado un punto de intercambio de lectura, un cofre integrado en el paisaje en el que dejar y del que tomar libros prestados. Dentro del mismo además de ejemplares de obras se encuentra un manual de uso del mismo, para que los lectores sepan en qué términos se realizan los intercambios.

Elbosquedelasletras4
El punto de intercambio de lectura incrustado en la roca.

Juan de Mata, Juan Antonio Muñiz, Amelia Martín Martín, Alonso Conde García, Hipólito González Navarro, María Alcantarilla, Manuel Moya, Mario Rodríguez e Ignacio Garzón, son los autores de dilatada experiencia que han cedido sus textos o poemas cortos, todos ellos textos de calidad que sin duda hacen de esta ruta un paseo más que agradable y que este bosque tan peculiar. Un bosque que cada dos años irá aumentando el número de árboles con la incorporación de nuevos escritores o poetas en muevas ediciones.

Asimismo, asociada al ‘Bosque de las letras’ se ha puesto en marcha una iniciativa de geocatching, una especie de búsqueda del tesoro georeferenciada por GPS para realizar en familia o en grupo y en el que hay que encontrar un caché (tesoro) escondido.

Mapa ruta
Se trata de una ruta sencilla con fuentes, áreas de descanso y poco desnivel.

‘El bosque de las letras’ es una iniciativa del Ayuntamiento de Santa Ana la Real, auspiciada por el Patronato de Turismo y llevada a cabo por Diávolo Gestión Cultural con el objetivo de dinamizar el turismo rural de la zona a través del senderismo y la literatura.

 

4 Comentarios

  1. Si yo supiera escribir, en versos o en pareados,
    le escribiría a la luna, y a los lugares serranos, de encina y de alcornoques, de pinos y monte bajo.
    Le escribiría a los niños,a los mayores y ancianos.
    Le escribiría a mi pueblo, a las flores,y a los pájaros.

    A Santa Ana la quiero, porque en ella yo nací.
    ¡Y la querré mientras viva! Porque va dentro de mi.
    Es mi pueblo muy pequeño,blanco y bonito a la vez.
    Sus gentes son las mejores que se puedan conocer.
    Mucho quisiera yo hablar, de este pueblo tan querido,de sus fuentes, de sus campo,del lugar donde he nacido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here