Otro mal arbitraje y un poco de mala suerte castigan en Albacete a un Recre muy profesional (3-1)

0
248
El Recre no estuvo solo en el Carlos Belmonte y sus aficionados premiaron con un aplauso el esfuerzo de sus jugadores. / Foto: www.lfp.es.
El Recre no estuvo solo en el Carlos Belmonte y sus aficionados premiaron con un aplauso el esfuerzo de sus jugadores. / Foto: www.lfp.es.
Comparte esta noticia
El Recre no estuvo solo en el Carlos Belmonte y sus aficionados premiaron con un aplauso el esfuerzo de sus jugadores. / Foto: www.lfp.es.
El Recre no estuvo solo en el Carlos Belmonte y sus aficionados premiaron con un aplauso el esfuerzo de sus jugadores. / Foto: www.lfp.es.

P. G. Derrota en Albacete. De las que duelen (3-1). Porque pese a tenerlo todo en contra el Recre lo dio todo para superarse, y a punto, a puntito estuvo de redondear una épica remontada. Pero no, el Recre vio como su notable ejercicio de profesionalidad no tenía la recompensa que buscó, primero por culpa de otro arbitraje con aristas punzantes en contra de los albiazules, y luego por esas dosis de infortunio que suelen aderezar los partidos de esos equipos a los que le llega el agua al cuello.

Porque el Recre, de nuevo, tuvo que pelear contra los elementos. Sus carencias, si se quiere, sus errores, pero también contra esos ‘errores humanos’ que tanto están perjudicando. En el Carlos Belmonte, un penalti digamos que dudoso -Samu hace mucho, mucho, mucho, por irse al suelo ante Menosse-, y una expulsión evitable, la de Diego Jiménez, a nueve minutos del intervalo y con 1-0 en el marcador, marcaron el devenir del partido.

Porque las buenas intenciones que dispuso el Recre en el feudo albaceteño, donde se presentó con Antonio Núñez y Víctor Díaz en los laterales, y con Caye Quintana arriba en detrimento de Antonio Domínguez, quedaron cercenadas a los 7 minutos con el penalti buscado por Samu, y transformado por él mismo.

No le perdió la cara al partido el Recre, pero con el marcador en contra todo es más difícil. Braulio y Pedro Ríos, de todos modos, pudieron cambiar el guión del partido, pero no atinaron con el portal de Dorronsoro. Cierto que Samu y Keko merodearon el de Rubén Gálvez, y que sobre todo el primero perdonó alguna, pero el partido estaba abierto, muy abierto.

Rubén Gálvez tuvo que intervenir con acierto en varias ocasiones. / Foto: www.lfp.es.
Rubén Gálvez tuvo que intervenir con acierto en varias ocasiones. / Foto: www.lfp.es.

Lo cerró Sagués Oscoz en el minuto 36 cuando mostró la segunda amarilla a Diego Jiménez, evitable al máximo. Ahí se acabó, o empezó a acabarse. Mucho más cuando, aún impactado el Recre por esa expulsión, no supo guarecerse del chaparrón y encajó un segundo gol, éste obra de Keko, que remató casi en el área chicha tras recoger uno de esos balones que pasan por allí y que nunca caen en los pies del defensor del Recre.

Con el 2-0 y con uno menos la empresa del Recre, la de puntuar, se antojaba quimérica. Pero he aquí que el equipo de Huelva sacó a relucir casta y en un ejercicio de profesionalidad en el segundo tiempo le metió el miedo en el cuerpo a los aficionados locales, que sólo al final con el tercer tanto de Rubén Cruz, respiraron.

Es verdad que en el primer cuarto de hora el Albacete mandó, que tuvo llegadas y que pudo ampliar su renta. Pero el Recre no quería morder el polvo sin intentarlo, y así Antonio Domínguez, al poco de tiempo de aparecer por el terreno de juego, soltó un latigazo desde fuera del área –gol parecido al que hizo en El Molinón– que sorprendió a Dorronsoro.



A partir de ese momento se vivieron los mejores momentos del Recre ante un Albacete agazapado, temeroso y sin saber cómo hincarle el diente de nuevo al partido. El propio Antonio Domínguez y Pedro Ríos inquietaron, llevaron mucho peligro. Pero nada comparado con el lanzamiento de Álvaro Antón (77′), de rosca, con intención, que pegó con violencia en el palo izquierdo de Dorronsoro, por la parte interior, con tan mala fortuna que salió escupido hacia fuera. Mala suerte, maldita mala suerte.

Dorronsoro, meta local, tuvo más trabajo en el segundo tiempo. / Foto: www.lfp.es.
Dorronsoro, meta local, tuvo más trabajo en el segundo tiempo. / Foto: www.lfp.es.

El Recre lo siguió intentando, se quemó en su esfuerzo, trató de empatar, buscó el portal rival, pero lo único que encontró fue un tercer tanto en contra ya al filo del minuto 90, obra de Rubén Cruz, que destruía el ‘ambiente Dodotis’ que se respiraba en el Carlos Belmonte.

Punto final. No dio para más. Ya con el 3-1 los dos dieron por bueno lo ocurrido. El Albacete, porque había dado un paso enorme para la permanencia; el Recre porque ya era consciente que este día no era el suyo.

ALBACETE: Dorronsoro; Antoñito, Gonzalo, Núñez, Paredes; Mario Ortiz, Edu Ramos; Keko, Portu (Diego Benito, 71′), Samu (Rubén Cruz, 69′); y César Díaz (Jorge Díaz, 81′).

RECREATIVO: Rubén Gálvez; Antonio Núñez (Rubén Mesa, 83′), Menosse, Diego Jiménez, Víctor Díaz; Jesús Vázquez, Manu Molina (Antonio Domínguez, 60′); Álvaro Antón, Caye Quintana, Pedro Ríos; y Braulio (Juanan, desc.).

Árbitro: Sagués Oscoz (colegio vasco). Expulsó por doble amonestación al recreativista Diego Jiménez (36′). Mostró la cartulina amarilla a Núñez (13′), Gonzalo (25′) y Mario Ortiz (88′), en el Albacete; y a Menosse (7′), Manu Molina (56′) y Antonio Domínguez (63′), en el Recre.

Goles: 1-0 (8′) Samu, al transformar un penalti señalado a Menosse por derribo al propio lanzador. 2-0 (42′) Keko remacha a la media vuelta un balón que quedó suelto en el área chica del Recre. 2-1 (61′) Antonio Domínguez, de disparo seco al palo izquierdo del portal de Dorronsoro. 3-1 (87′) Rubén Cruz remata de cabeza tras un centro de Keko.

Incidencias: Partido correspondiente a la 34ª jornada en Segunda División disputado en el estadio Carlos Belmonte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here