El Área Sanitaria Norte facilita al sector de la restauración la aplicación de la nueva normativa sobre alérgenos alimentarios

0
39
La normativa obliga a bares, cafeterías y restaurantes a informar a sus clientes de las sustancias alergénicas que contengan los platos elaborados para su distribución.
La normativa obliga a bares, cafeterías y restaurantes a informar a sus clientes de las sustancias alergénicas que contengan los platos elaborados para su distribución.

Redacción. El Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva ha editado un díptico explicativo con el objetivo de facilitar a los establecimientos del sector de la restauración ubicados en su zona de influencia el cumplimiento de la nueva normativa europea en materia de etiquetad. Una normativa que obliga a bares, cafeterías y restaurantes a informar a sus clientes de las sustancias alergénicas que contengan los platos elaborados para su distribución.

Esta iniciativa, promovida por los profesionales de la Unidad de Protección de la Salud del área sanitaria, surge a partir de la entrada en vigor, a finales del año pasado, de la nueva reglamentación comunitaria, que incluye como requisito indispensable la necesidad de comunicar al comensal los alérgenos presentes en los alimentos.



El material diseñado por los profesionales del área sanitaria describe, en un primer bloque, los 14 alérgenos que deben declararse cuando se utilizan como ingredientes. Éstos son: huevos, pescado, cacahuetes, soja, lácteos, frutos de cáscara, apio, mostaza, granos de sésamo, dióxido de azufre y sulfitos, moluscos, altramuces, gluten y crustáceos.

En el segundo bloque se incide en cómo se debe transmitir la información al cliente. En el caso de que se haga de manera oral, se ha de dar fácilmente cuando sea solicitada, debiendo estar además registrada de forma escrita o electrónica en el establecimiento. También se puede presentar directamente rotulada en carteles colocados en los lugares donde los alimentos se expongan para su venta, en etiquetas adheridas al alimento si éste se encuentra envasado, o mediante otros medios apropiados, como por ejemplo un menú o carta y un recetario de los productos que se comercializan.



Por último, en cuanto a la venta a distancia, se debe seguir el mismo proceso antes de que se realice la compra, bien por vía telefónica, a través de página web o de manera escrita en el momento de la entrega del pedido solicitado.