El Cristo de la Victoria inunda de paz las calles de Huelva

0
174
Cristo de la Victoria.
Cristo de la Victoria.

HBN. Eran las 18.00 horas, cuando la tercera de las hermandades del Domingo de Ramos se echaba a la calle. La característica cruz de guía de espejos, restaurada este año por Luis Aquino, hermano muy querido en la hermandad,  atravesaba el dintel de la parroquia de San Sebastián de Huelva.

La Hermandad de los Mutilados comenzaba su estación de penitencia ante la presencia de un sol radiante y de varios cientos de cofrades que esperaban un año más la salida de esta cofradía tan querida por los onubenses.



Los morriones de color negro característicos de los nazarenos de los tramos de Cristo bajaban por el lateral de San Sebastián, cuando los candelabros del paso del Santísimo Cristo de la Victoria asomaban por la puerta, sobre las 18.15 horas. Con túnica blanca que deja al descubierto el hombro derecho de la talla, el paso de misterio,  restaurado este año por Daniel Sánchez y cuyo exorno floral ha estado conformado por claveles rojos, ha revirado para encarar la rampa de salida.

IMG_9712
María Santísima de la Paz.

El Cristo de la Victoria, una de las mejores obras del escultor ayamontino Antonio León Ortega, es despojado de sus vestiduras por parte de dos sayones, mientras otro, en el suelo, prepara el madero para su crucifixión. Tras el misterio, la Banda de Cornetas y Tambores Jesús Nazareno de Huelva es de nuevo la encargada del acompañamiento musical.



Otro de los detalles importantes de la hermandad es que este año uno de los nazarenos porta una cruz de madera desde la salida hasta la realización de la estación de penitencia en la Parroquia de la Concepción, donde se le cambia por un cirio. Otras hermandades ya incluyen esta simbología en sus salidas, que significa que los que aman a Cristo llegan a la Luz a través de la Cruz.

Tras los tramos de nazarenos con morrión, cíngulo y botonadura celeste, el palio de color blanco, único en Huelva, y con bambalinas caladas, obra del bordador onubense Rafael Infante, asomaba por el dintel de la parroquia.



IMG_9678
Palio blanco de la Virgen de la Paz.

Preciosa estampa la de la Virgen de la Paz, que un año más ha sido acompañada por la Sociedad Filarmónica de Pilas (Sevilla), y que, como detalle llamativo, luce en su pecho tres flores de lis bordadas en hojilla de plata, obra de su vestidor Rafael Infante, y en conjunto con un puñal también bordado en el mismo material.

Destacar que este año la hermandad ha sufrido una gran pérdida, la de una hermana muy relevante en la cofradía, María Jesús Alloza, a quien todos los hermanos han tenido presente en esta estación de penitencia. Tanto es así, que las levantás de ambos pasos antes de salir a la calle, han sido en su memoria, y, especialmente, la del Cristo, donde dos de sus nietas han sido quienes la han realizado.

Momentos muy emotivos los que han ido viviendo los hermanos de la hermandad de Los Mutilados, que un año más han acompañado a sus titulares por las calles de Huelva haciendo su penitencia.

Descubre las mejores imágenes de la estación de penitencia de Mutilados.