Las fresas, protagonistas de un menú de San Valentín que potencia la felicidad

0
222
Las fresas y frutos rojos también están presentes en sus recetas.
Ensalada
Ensalada de berros con garbanzos y granada.

Redacción. Las fresas, una de las señas de identidad gastronómicas más potentes de la provincia de Huelva son protagonistas de un menú de San Valentín capaz de potenciar la felicidad. El Grupo NC Salud, empresa dedicada al asesoramiento nutricional en las farmacias españolas, propone celebrar el día de los enamorados con un menú muy romántico, rico en alimentos que potencian la felicidad.

Ensalada de berros con garbanzos y granada
Para celebrar una velada inigualable, comienza con una ensalada de berros con garbanzos y granada, un plato muy llamativo y saludable que sorprenderá a la pareja. Empieza por cortar una granada y añadirla a un cuenco junto a 80 gramos de garbanzos cocidos triturados. A continuación, coloca los berros y un puñado de piñones tostados previamente en una sartén. Condimenta con cuatro cucharadas soperas de aceite, dos de vinagre y una de mostaza, junto a una pizca de pimienta y otra de sal.



El berro reúne las propiedades de la vitamina C y B9, que previenen el cansancio y la fatiga, y contribuyen a una adecuada función psicológica. Además, su fibra lo convierte en un gran aliado contra el estreñimiento y un fiel protector de la flora intestinal.

Por su parte, las legumbres como el garbanzo, son ricas en vitaminas B1, B3, B6, B9, y en minerales como el magnesio, muy beneficiosos para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso, lo que reduce el decaimiento y mejora el estado de ánimo. Son, además, ricas en triptófano, que ayuda a que nuestro cerebro fabrique serotonina, la llamada “hormona de la felicidad” que nos ayuda a sentirnos mejor y a ser más positivos.



La granada se caracteriza por un bajo contenido en sodio y es abundante en potasio, convirtiéndose en una fruta idónea para personas hipertensas, pues ayuda a reducir las cifras de tensión.

Alcachofas
Alcachofas con atún y almejas.

Alcachofas con atún y almejas
Para elaborar esta propuesta, pela las alcachofas y cuécelas en una olla con agua y sal. Por otro lado, sofríe dos dientes de ajo y cuando estén dorados añade 100 gr. de atún en tacos medianos, a dorar por todas las caras. A fuego lento, añade a la sartén las alcachofas y una docena de almejas, y coloca una tapadera hasta que éstas se abran. Prueba el punto de sal y espolvorea con un puñado de perejil picado.

La alcachofa mejora nuestro sistema digestivo gracias a la inulina, un tipo de fibra prebiótica que favorece la flora intestinal, y además es aliada en la absorción de colesterol, convirtiéndose en un alimento con efecto wellness esencial en el metabolismo de las grasas.

El atún cuenta con vitaminas B3, B6 y B12, implicadas en multitud de procesos del sistema nervioso, esenciales para mantener un buen estado de ánimo y dotar a nuestro organismo de una buena dosis de energía. Las almejas, alimento bajo en calorías, destacan por su elevado contenido en minerales como el hierro, aliado en la reducción de la sensación de cansancio; el yodo, necesario para el buen funcionamiento del sistema nervioso; y el selenio, mineral antioxidante imprescindible para retrasar el envejecimiento y mejorar la salud del cabello y las uñas.

Fresas
De postre las fresas protagonizan la guinda del menú de la felicidad.

El toque rojo en el postre
Para cerrar la velada con el color rojo impregnando la mesa, este menú incluye un postre a base de fresas con nueces y canela. Puedes realizarlo fácilmente llenando de yogurt griego dos vasos hasta la mitad y mezclándolo con 6 fresas partidas y 4 nueces troceadas. Una vez mezclado, añadimos otra capa de yogurt y decoramos con canela en polvo.

Las nueces destacan por su contenido en Omega 3, un ácido graso cardioprotector. Su alto contenido en minerales y vitaminas regulan la producción de energía de nuestro organismo, equilibrando la función psicológica y potenciando el buen estado anímico.

Las fresas apenas aportan calorías y son ricas en vitamina C. Su llamativo color rojo se debe a su alto contenido en unos pigmentos llamados antocianinas, potentes antioxidantes que la convierten en una fruta esencial en beneficio de nuestra salud.

El yogurt, más digerible que la leche por su menor contenido en lactosa, aporta calcio y vitaminas del grupo B, implicadas en el bienestar general por favorecer el metabolismo energético.

Con esta propuesta, Grupo NC Salud, pretende hacer hincapié en la importancia de cuidar nuestro organismo a través de la alimentación, y recalcar que se puede disfrutar de una cocina saludable sin renunciar a los mejores sabores y texturas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here