MercedesMini

El IES La Rábida abrió las puertas de la enseñanza secundaria a la mujer en el siglo XIX

Antonia Arrobas y Pérez, nacida en Talavera de la Reina en Toledo, fue la primera mujer en acceder a la Segunda Enseñanza en España y lo hizo en el centro onubense.

Antonia Arrobas y Pérez.
Antonia Arrobas y Pérez.

M.G.L. El Instituto de Enseñanza Secundaria La Rábida ha hecho historia a lo largo de los 150 años que lleva la institución en Huelva. El centro fue testigo del acceso de la mujer a la educación secundaria, de la mano de Antonia Arrobas y Pérez, la primera mujer matriculada oficialmente para validar estudios de Segunda Enseñanza en España, en 1871 y fue alumna del IES La Rábida. Durante aquellos años, el instituto era el único centro de enseñanza secundaria en toda la provincia.
Antonia Arrobas y Pérez, nació el 17 de enero de 1858, en Talavera de la Reina. Esta mujer forma parte de la lista de alumnos ilustres de la centenaria institución onubense, entre la que destacan el Nobel Juan Ramón Jiménez, el pintor José Caballero, el torero Ignacio Sánchez Mejías y una larga e importante lista de personas que han pasado por el centro. La toledana fue la pionera en acceder a la Segunda Enseñanza en la España de finales del siglo XIX y lo hizo en las aulas del centenario instituto La Rábida de Huelva.

La mujer hizo el examen de ingreso en el instituto La Rábida en 1971.
La mujer hizo el examen de ingreso en el instituto La Rábida en 1971. /Foto: Jesica Berrio.

La valentía de Arrobas y Pérez marcó un hito en la educación y en el papel de la mujer en el año 1871. Fue la primera mujer en España que realizó el examen de ingreso, un paso obligatorio en ese modelo de educación y, una vez aprobado, pudo matricularse oficialmente en la asignatura del primer curso de estos estudios, primer año de Latín y Castellano.
Innovadora y pionera en España, ya que, hasta ese momento, ninguna mujer española había accedido a este tipo de educación puesto que, en esos años, la mujer se formaba en tareas domésticas y aprendían las primeras letras, las reglas básicas, nociones de urbanidad y, si acaso, de economía doméstica. En esos años, la educación de la mujer estaba orientada al hogar y al cuidado de la familia.

Examen de ingreso de Antonia Arrobas y Pérez. /Foto: antoniarrobas.blogspot.com
Examen de ingreso de Antonia Arrobas y Pérez. /Foto: antoniarrobas.blogspot.com

Antonia Arrobas y Pérez acaba con la tradición y da un paso más para eliminar las barreras de la desigualdad al hacer su examen en junio de 1871. Pero no fue una tarea fácil, para ello tuvo que luchar con una ardua barrera legislativa que logro superar gracias a los nuevos aires liberales que soplaban en el país tras la subida al trono de Amadeo de Saboya.
En el expediente de la mujer, que aún se conserva en el instituto onubense y tal y como se puede extraer del artículo ‘Antonia Arrobas y Pérez: una historia casi privada del krausismo español‘ del profesor Juan Antonio González Márquez, se arrojan datos sobre cuándo pudieron comenzar los trámites para que Antonio Arrobas pudiese validar sus estudios y presentarse al exámen para la Segunda Enseñanza. Fue en 1971 cuando el director del centro en aquellos años, Horacio Bel, remite una instancia de la mujer al Director General de Instrucción Pública, en la que Antonia Arrobas solicitaba que le fuesen validados los estudios de Segunda Enseñanza que ya tenía cursados y poder continuarlos.




Meses después, en junio del mismo año, el director de instituto ‘La Rábida’ recibe respuesta en la que se accede a la petición de Antonia Arrobas, pero no se generaliza la orden, es decir, no se decide aprobar una orden general que permitiera el acceso a la mujer a la segunda

Torre IES La Rábida. /Foto: Jesica Berrio.
Torre IES La Rábida. /Foto: Jesica Berrio.

enseñanza. En el Decreto de 21 de octubre de 1868, que es la norma educativa vigente en ese momento, en sus artículos 7º y 8º se utiliza el término alumno, al desarrollar todo lo relativo a la matriculación, entendiendo los legisladores que no incluye a las alumnas, aún así, Arrobas y Pérez consiguió derribar esa muralla.
Antonio Arrobas y Pérez recibe la noticia ese mismo día y envía un escrito en el que solicita realizar el examen de ingreso y examinarse de primer año de Latín y Castellano, que finalmente los realizaría en los días 13 y 20 de junio de 1871.
Este hecho supuso un gran paso en los derechos de la mujer. Gracias a la labor de Arrobas y Pérez, de alguna forma se reconoce la dignidad plena de la mujer y se posibilita su integración completa en la vida de la sociedad española durante aquellos años.
Desde el centro onubense, se reconoció ese hito y se reconoció la importancia de lo que estaba sucediendo. Antonio Arrobas aprobó sus exámenes y pudo continuar sus estudios erigiéndose como la primera mujer en España que accedió a la Segunda Enseñanza. Una vez concluidos sus estudios en el Instituto ‘La Rábida’, nada más se supo de la figura de Antonio Arrobas y Pérez.











One Response to "El IES La Rábida abrió las puertas de la enseñanza secundaria a la mujer en el siglo XIX"

  1. juan ildefonso   24 noviembre 2015 at 12:34 am

    Hace unos dias mi compadre Antonio me mando este correo… lo digo por si interesa:Estimados compañeros:
    Como podéis comprobar por los arhivos adjuntos, en el año 1996 tuvo lugar en la Facultad de Pedagogía de Sevilla un Congreso sobre Educación Secundaria en España. Colaboré en la publicación de los trabajos del mismo aportando el estudio que realicé en los Cursos de Doctorado con la Doctora Consuelo Flecha sobre las primeras mujeres que estudiaron en el Instituto Provincial de Huelva entonces, Rábida hoy, y obviamente centrado en Antonia Arrobas. Un ejemplar de dicho libro entregué al Instituto para que quedara en depósito en Biblioteca. Parece ser que en ningún momento ese trabajo se ha tenido en cuenta como facilitador de posteriores estudios, seguramente por extravío del ejemplar y / o desconocimiento del trabajo. No es otro mi interés ni otra mi intención que recordar veinte años después que dicha aportación existe y que se encuentra a vuestra disposicion en caso de que estiméis oportuno mencionarlo o usarlo como fuente en alguna ocasión. Concretamente se evitarían errores informativos como el del IES Estuaria (foto adjunta) que confunde el lugar de nacimiento de Antonia, nacida en Talavera la Real de Badajoz (en su parroquia hallé la hoja correspondiente de su nacimiento), no en Talavera de la Reina de Toledo. En el Ayuntamiento de Talavera la Real de Badajoz, a su alcalde en 1996, entregué un trabajo más extenso (50 páginas de extensión para el curso de Doctorado), no publicado, mecanografiado, que también se encuentra a vuestra disposición en caso de que lo requiráis para fines académicos y culturales, como el artículo de corta referencia que igualmente adjunto. Atentamente, Antonio Correa, maestro jubilado (Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación).

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.