Bmw

El retablo de San José, recuperando el esplendor patrimonial de la Iglesia de la Concepción

El 500 aniversario que cumplirá la parroquia en el año 2015 traerá consigo la recuperación de uno de los retablos que no fueron instalados tras su última restauración.

Fotografía antigua del retablo. Fondo Diego Díaz Hierro, Archivo Municipal de Huelva.
Fotografía antigua del retablo. Foto: Fondo Diego Díaz Hierro, Archivo Municipal de Huelva.

Sergio Borrero. La historia de la parroquia de la Concepción es una historia de continuas restauraciones y cambios en su fisonomía. Pocos vestigios quedan hoy día del primitivo templo construido en 1515 como respuesta al aumento de población experimentado por la ciudad. El terremoto de Lisboa en 1755, el de 1863, el incendio durante la Guerra Civil en 1936 y un nuevo terremoto en 1969 y los desperfectos encontrados tras la construcción de un edificio cercano en 1998 trajeron consigo diversas restauraciones y reformas que han ido confiriendo al templo el aspecto que podemos ver hoy en día.

Tras la quema del templo en 1936 por parte del bando republicano que arrasó con toda la fábrica de la parroquia, se procedió a un proceso de reconstrucción a cargo del arquitecto Pérez Carasa y a la instalación de nuevos retablos e imágenes en sus capillas y hornacinas. Uno de estos retablos es el que nos ocupa en este artículo, el que acogía en su hornacina principal al Patriarca San José situado en la nave del Evangelio.

Interior de la Iglesia de la Concepción antes de su última restauración.  F. Fernández y M. L. López. 1992 Archivo de la Diputación Provincial de Huelva.
Interior de la Iglesia de la Concepción antes de su última restauración. Foto: F. Fernández y M. L. López. 1992 Archivo de la Diputación Provincial de Huelva.

Según el análisis del sacerdote e historiador Carrasco Terriza, nos encontramos ante un retablo neobarroco, de tres calles separadas por columnas salomónicas sobre un banco. En sendas ménsulas a los lados del titular del retablo figuran sendas imágenes de escuela valenciana de San Joaquín y Santa Ana. El cuerpo superior lo remata un ático de frontón partido, en cuyo centro hay una hornacina con la efigie del arcángel San Rafael. Es obra del tallista onubense Miguel Hierro Barreda, quien lo talló en 1945 mientras que su dorado fue realizado por Enrique Gómez del Castillo. La imagen titular del retablo es una portentosa talla del cacereño Enrique Pérez Comendador.




La bendición del retablo tuvo lugar el 5 de abril de 1945 por parte del Cardenal Arzobispo de Sevilla, D. Pedro Segura y Sáenz, actuando durante el acto religioso la “Capilla Isidoriana” de la Santa Iglesia Catedral de Sevilla. Fue un día de celebración para la sociedad onubense, como así lo recoge la crónica publicada el 6 de abril por el diario Odiel “difícilmente tendrá ocasión el pueblo cristiano onubense de presenciar un acto tan majestuoso y solemne como el celebrado ayer por la mañana en la Parroquia de la Concepción con motivo de la bendición del nuevo altar e imágenes de San José […] desde mucho antes de la hora señalada para la celebración de la gran fiesta religiosa, inmensa muchedumbre invadió por completo el templo”. La obra fue costeada por el alcalde Joaquín González Barba y su esposa, Ana Quintero, fue quien actuó como madrina de la bendición.

Estado actual de la hornacina de San José
Estado actual de la hornacina de San José

A raíz de la última intervención sobre la iglesia, que se prolongó hasta el año 2006, la vez que más tiempo ha estado cerrada al público la iglesia; el retablo no volvió a ocupar su hornacina, quedando almacenado a la espera de una intervención que frenase los problemas de conservación que presentaba la obra. Durante todos estos años la imagen que gubiase Pérez Comendador ha permanecido en su hornacina cubierta en los últimos años por una tela de damasco burdeos. Por su parte, las tallas de San Joaquín y Santa Ana pasaron a ocupar sendas ménsulas a los lados del retablo de la Inmaculada Concepción, en el altar mayor.




El 500 aniversario que cumplirá el primer templo dedicado a la Purísima Concepción el próximo año traerá consigo la ansiada recuperación de uno de sus altares perdidos, a la espera aun de saber que destino deparará al retablo de la Hermandad de la Oración en el Huerto o a pequeños altares como el de la Virgen del Rocío. Esta recuperación coincidirá además con el 125 aniversario del nacimiento de su autor, Miguel Hierro. Desde el pasado mes de agosto el retablo de San José se encuentra en el taller de Daniel Sánchez Vázquez, en Isla Cristina, donde será sometido a diversas fases de restauración debido al lamentable estado de conservación que presenta la obra.

El retablo en el taller de Daniel Sánchez. Foto: Manuel Jesús Martín
El retablo en el taller de Daniel Sánchez. Foto: Manuel Jesús Martín

El tallista isleño ha sido también el encargado de realizar la nueva sillería del altar mayor en caoba y dorado, la cual puede verse ya totalmente instalada. Además, para la capital onubense realizó en la pasada cuaresma los candelabros de costero del misterio del Cristo de la Expiración y se encuentra en estos momentos acometiendo la restauración del paso de misterio de la Hermandad de los Mutilados, así como una serie de atriles y ambones para la Catedral de la Merced.

En los próximos meses será devuelto el retablo a su lugar en el templo concepcionista, que recuperará parte de su esplendor patrimonial perdido en los últimos años, un anhelo de muchos onubenses que por fin se verá cumplido al menos en cuanto a este retablo.




One Response to "El retablo de San José, recuperando el esplendor patrimonial de la Iglesia de la Concepción"

  1. ROSA MARIA CALVO MORANO   20 noviembre 2014 at 5:01 pm

    MAGNIFICA la noticia de la recuperación del retablo de San José. ENHORABUENA HUELVA

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.