Víctor Preckler Moreno, un farmacéutico forjando su camino en Francia

Su aventura comienza en septiembre de 2012 con el inicio de su cuarto año en el Grado en Farmacia. Con la Beca Erasmus aprobada, el Collége Franco-Britannique-Cité Universitaire de París iba a ser su nuevo hogar.

Víctor Preckler con su novia en París
Víctor Preckler con su novia en París

Alejandro Díaz. Víctor Preckler Moreno es un joven natural de Huelva que con tan solo 24 años, lleva ya en el “curriculum de la vida” cerca de dos años y medio de experiencia fuera de nuestras fronteras. Este joven onubense estudió Farmacia en la Universidad de Sevilla. En su etapa como estudiante, casi finalizando sus estudios académicos, disfrutó de una Beca Erasmus que lo hizo viajar hasta París. Gracias a esta oportunidad, su personalidad y sus ganas de triunfar en la vida, no sabe todavía a ciencia cierta una fecha de regreso a casa.

Este farmacéutico siempre ha tenido claro que en algún momento iba a terminar haciendo las maletas. “Cuando estaba en Bachillerato, ya sabía que iba a pedir algún tipo de beca que me diera la oportunidad de formarme fuera”. Aunque le hubiese gustado viajar a un país anglosajón, no se arrepiente en absoluto de estar viviendo esta nueva etapa en su vida.

Su aventura comienza en Septiembre de 2012 con el comienzo de su cuarto año en el Grado en Farmacia. Con la Beca Erasmus aprobada, el Collége Franco-Britannique-Cité Universitaire de París iba a ser su nuevo hogar.




Víctor preckler pasa el invierno en Paris
Víctor preckler pasa el invierno en París

-Víctor, cuando llegas allí por primera vez a la residencia que se convertirá en tu nueva casa ¿qué es lo que más te llamo la atención?

Pues mira, lo que destacaría al respecto quizá sea el número de estudiantes que éramos por aquel entonces, 5.000. Estábamos clasificados en distintas casas en función de tu nacionalidad  y sólo el 20% de la ocupación de la vivienda era destinada a extranjeros.




¿Cómo conseguiste encontrar esta residencia sin viajar antes previamente a Francia?

La universidad de París fue la que me consiguió el alojamiento. Me facilitaron todos los contactos necesarios.

Víctor Preckler en los jardines de Versalle
Víctor Preckler en los jardines de Versalle

¿Sabías algo de francés al llegar al país?

No tenía ni idea de nada. Mi nivel de inglés estaba totalmente obsoleto y los primeros meses aquí fueron un poco “agobiantes” por llamarlo de alguna manera, ya que apenas podía intimar y relacionarme con cualquier persona que no sea española. Con la ayuda de un profesor particular, fui desenvolviéndome poco a poco con el idioma y sin darme cuenta en enero ya estaba hablando francés. Como anécdota decirte que los primeros días de clase era incapaz de coger unos apuntes, tenía que comprarlos todos. Al llegar a casa, tardaba como una tarde entera en intentar traducir una sola hoja

-¿Notaste el cambio cultural al cruzar los pirineos?

Sí, como aspecto negativo, te diría que la vida aquí es mucho más estresante. Sobre todo en la capital. No obstante, como aspecto positivo, la lectura está muy inculcada en la sociedad y el deporte se practica muchísimo, es muy habitual ver los parques repletos de personas practicando algún tipo de ejercicio.

Víctor Preckler en el hospital
Víctor Preckler en el hospital

En Julio de 2013 tienes que volver a España a terminar tu quinto año de Farmacia en Sevilla, pero vuelves nuevamente a marcharte. ¿Cómo es eso?

Claro, el último año de Farmacia se divide en 6 meses de teoría y 6 meses de prácticas obligatorias. Gracias a los contactos y relaciones que tuve cuando estaba de Erasmus (en concreto mi coordinadora de Erasmus parisina) me ofrecieron la oportunidad de poder realizar los seis meses de prácticas restantes para acabar mi ciclo académico en el Hospital más grande de Europa, el Hôpital La Pitié-Salpêtrière. Acepté sin dudarlo y nuevamente me facilitaron todo el papeleo para poder llevarlo a cabo. Al acabar el periodo de prácticas, tuve que volver a España para que me validaran toda la formación que llevé allí y a su vez, presentar el proyecto de fin de carrera.

-¿Y si nuevamente volviste a España y encima, con la carrera terminada, como es eso de que te vuelves a ir?

Pues pasó algo parecido a lo que te he comentado anteriormente. El haber realizado las prácticas allí dio pie a que conociera a personas que se encontraban en la misma situación que yo, finalizando los estudios y con muchas expectativas de futuro aun por delante. En ese tipo de relaciones, me enteré de que podía realizar muchos másteres relacionados con mi carrera. En Lyon, encontré uno enfocado a la industria farmacéutica, llamado Ingénierie Pour la Santé – Parcours Evaluation Clinique (Master Eudipharm) que se basa fundamentalmente en el ensayo clínico con otras personas. Desde el 8 de septiembre me encuentro aquí.

Víctor Preckler en el hospital
Víctor Preckler en el hospital

¿Qué diferencias encuentras en un máster en España y un máster en Francia?

Nunca he realizado un máster en España, no podría opinar bien al respecto. Pero por otro lado, simplemente por el modo de admisión que tenemos aquí, te diría que un máster en Francia está más reconocido que uno en España. Allí (España) pagas el máster y lo haces. Aquí el máster solo cuesta 268 euros y para entrar, necesitas hacer y sobrepasar una serie de pruebas previas, donde se incluye una carta de motivación, tu curriculum, el expediente académico y una entrevista personal.

-¿Qué tal la vida en Francia económicamente hablando?

Pues Lyon es mucho más barata y asequible que París. En Francia, el gobierno paga 100 euros al mes a todos los estudiantes extranjeros. Con la beca Erasmus y los 100 euros del gobierno francés se hacía incluso difícil poder llegar a fin de mes en la capital. Lyon  es diferente, se asemeja más al concepto de “ciudad chica” que tenemos en España y por tanto, mucho más asequible en todos los sentidos. Por ponerte un ejemplo, yo pagaba por transporte público en París, al mes, unos 68 euros. Aquí ahora en Lyon no llega a los 28.

Victor Preckler actualmente en Lyon
Víctor Preckler actualmente en Lyon

-¿Qué recomiendas a aquellas personas que dentro de poco se puedan ver envueltas en alguna aventura como la tuya?

Que aprendan un poco el idioma antes de venir. Es fundamental si no quieren ver que la situación quizá pueda con ellos en algunos momentos puntuales. Sobre el alojamiento, buscar desde España es imposible. Habría que venir unos días antes a indagar personalmente desde aquí.

Víctor, para finalizar, ¿qué expectativas tienes de futuro?

No sé aún que es lo que me deparará el mañana, si seguir formándome o empezar ya a trabajar.  El máster que estoy realizando me da la oportunidad de salir al extranjero nuevamente a la hora de hacer las prácticas. Estados Unidos es una opción real. Quizá allí esté mi siguiente aventura.

-Mucha suerte en la vida Víctor y que todo siga igual de bien.

A vosotros por cambiar la forma de hacer periodismo en Huelva

 

 

 

 





One Response to "Víctor Preckler Moreno, un farmacéutico forjando su camino en Francia"

  1. Pablo Ivspab   6 octubre 2014 at 10:04 pm

    Bonita experiencia contada de una manera muy interesante. Que tengas mucha suerte Víctor

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.