Mini

Enuva, la primera cooperativa comercializadora del vino del Condado de Huelva

Se trata de la unión de seis cooperativascon el objetivo de obtener valor añadido de la venta de sus caldos bajo un mismo sello y aportarán al menos el 25% de su producción para comercialización.

Asamble de presentación de Enuva.
Asamble de presentación de Enuva.

Redacción. Más de 300 agricultores onubenses ratificaron con su presencia en la asamblea celebrada en la bodega principal Cooperativa Vitivinícola de Bollulos del Condado a la creación de Enuva, la primera comercializadora de los vinos de Huelva. Enuva está integrada por seis cooperativas, de La Palma, Bollullos, Villalba, Manzanilla, Almonte y Rociana; que aportarán cada año al menos el 25% de su producción a granel total que se comercializarán bajo el sello de Enuva. Los agricultores de estas cooperativas pueden obtener así una alternativa a sus producciones que apueste por conseguir un valor añadido superior, además de contar con la posibilidad de abrir nuevos mercados a nivel internacional mediante gestión propia y directa de Enuva, a través de una dirección comercial profesional y exclusivamente dedicada a ello. De esta forma se pueden eludir los vaivenes del propio mercado y las exigencias de las grandes comercializadoras de vino a nivel local o internacional.

Enuva es fruto de casi dos años de intenso trabajo de las mencionadas cooperativas con el impulso de Agronuba, cooperativa de segundo grado que integra a otras 20 cooperativas onubenses y defiende sus intereses, la Fundación Caja Rural del Sur y la asistencia profesional de Ágora Consultores. Tendrá su sede en Huelva, en el edificio de Caja Rural del Sur, junto a la sede de Agronuba, y cuenta con un consejo rector integrado por representantes de las cooperativas que integran el sello. Las cooperativas ya habían dado su aprobación mediante votación en el seno de sus respectivos consejos rectores.

En España, las cooperativas seguirán comercializando sus vinos como hasta ahora, bajo sus marcas tradicionales, pero además, fuera de las fronteras españolas y allí donde la comercialización de Enuva no suponga una competencia directa para los vinos ya comercializados por las propias cooperativas, contarán con la fuerza de un sello único que englobará una serie de marcas específicas según cada especialidad. La cooperativa lanzará una primera marca bajo la que se comercializará el más genuino vino blanco de uva zalema de fermentación controlada, imposible de producir en otras tierras que no sean las onubenses. La tendencia es ir paulatinamente aumentando la producción de vinos embotellados, aunque los mercados de graneles también suponen por el momento una salida interesante para esta producción.

Enuva permitirá así internacionalizar los vinos del Condado de Huelva en un plazo menor del que se esperaba en principio. Los promotores del proyecto habían fijado como objetivo obtener resultados en seis meses, pero reconocen que en el plazo de un mes podrían consolidarse uno o varios de los contactos mantenidos en Francia, Alemania, México, Italia, Reino Unido, Bélgica o Estados Unidos.

Así, tras meses de arduo trabajo y en pocas semanas, los vinos de Enuva comenzarán a distribuirse en los mercados internacionales. Antes, las cooperativas integrantes presentarán en Huelva la imagen de Enuva, con la que los vinos de Huelva serán conocidos a partir de ahora fuera de España.











Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.