Mini

El origen de una de las figuras más representativas de Huelva, el almirante Cristóbal Colón

Italiano, portugués, español… muchas han sido las nacionalidades achacadas al navegante, quien quiso esconder tras un tupido velo su lugar de nacimiento. Las razones de este ocultismo las ofrece una tesis, la cual defiende que el marinero era un noble gallego que tuvo que cambiar su identidad dado que había sido enemigo de los Reyes Católicos.

Retrato de Cristóbal Colón conservado en la biblioteca del Congreso de los Estados Unidos de América. / Foto: wikipedia.
Retrato de Cristóbal Colón conservado en la biblioteca del Congreso de los Estados Unidos de América. / Foto: wikipedia.

La Historia está llena de grandes y pequeñas incógnitas que a veces el tiempo no logra poner en claro. Una de ellas es el origen de Cristóbal Colón, el descubridor -con permiso del prenauta Alonso Sánchez– del continente americano y una figura muy representativa de la provincia onubense.

El almirante consiguió grabar a fuego el nombre de Huelva en la Historia de la Humanidad, aunque curiosamente quisiera ocultar a toda costa el de su lugar de nacimiento. Su propio hijo, Hernando Colón, que además era su biógrafo, aseguraba que su padre deseaba que el nombre de su patria no fuera dado a conocer, algo que dejó más que patente en la publicación Historia del almirante Don Cristóbal Colón.

Monumento a Colón en Barcelona. En Cataluña también hay una tesis que defiende el origen catalán del almirante. / Foto: wikipedia.
Monumento a Colón en Barcelona. En Cataluña también hay una tesis que defiende el origen catalán del almirante. / Foto: wikipedia.

Con todo, las investigaciones llevadas a cabo han abierto varias posibilidades. Una de ellas, la más extendida, señala que el descubridor nació en 1451 en Savona, Génova, siendo su nombre Cristoforo Colombo y sus padres Doménico Colombo y Susanna Fontanarossa. Los avales de esta teoría son diversos; está, por ejemplo, el testamento de Hernando Colón, hablando de la oriundez genovesa de su padre; el documento Fundación de Mayorazgo donde el mismo almirante dice ser de este lugar; otros papeles hallados en el Archivo de Simancas en 1925 con fecha de expedición 1501 e incluso actas municipales de Génova que afirmaban el origen genovés de Colón.

Sin embargo, si Colón no quería decir abiertamente cuál era su localidad natal, ¿por qué iba a revelarlo su hijo en sus últimas palabras? ¿Por qué ratificarlo en unos documentos para luego tratar de ocultarlo? En este sentido, diversos autores e investigadores indican que probablemente la declaración en la que Colón aseguraba haber nacido en Génova podría tener detrás un mero interés por los Pleitos colombinos que mantuvieron sus descendientes con la corona de Castilla.

Cristóbal Colón, en la pintura 'Virgen de los Navegantes', por Alejo Fernández entre 1505 y 1536. / Foto: wikipedia.
Cristóbal Colón, en la pintura ‘Virgen de los Navegantes’, por Alejo Fernández entre 1505 y 1536. / Foto: wikipedia.

A pesar de estas pruebas, no se puede atribuir con toda certeza la nacionalidad italiana al navegante. Sobre todo cuando existen otras tesis que, con el paso del tiempo, van cobrando más peso y rebatiendo a la genovesa. En este sentido, una de las investigaciones abiertas y menos conocidas sobre el origen de Colón es la que asegura que nació en Galicia, existiendo incluso una asociación denominada Cristóbal Colón Galego “Celso García de la Riega” dedicada a defender y divulgar esta tesis.




El escritor y guionista Rodrigo Cota, autor del libro Cristóbal Colon, Pontevedra, Caminha, es una de las personas que han investigado las supuestas raíces gallegas del famoso almirante, de las cuales se tuvo noticia a finales del siglo XIX, cuando un historiador pontevedrés llamado Celso García de la Riega–autor del volumen Colón Español (1914)- localizó en un texto del siglo XV el apellido Colón e indagando descubrió que en los tiempos del navegante había varias personas en la localidad gallega con ese apellido.

El autor Rodrigo Cota.
El autor Rodrigo Cota.

Entonces García de la Riega empezó a preguntarse de dónde provenía la creencia de que Colón era de Génova y dio con que “los documentos que se referían a Cristóbal Colón como un humilde genovés apellidado Colombo eran confusos, inconclusos y contradictorios entre sí; existían varias ciudades italianas que se disputaban la cuna de Colón y ninguno de los candidatos italianos tenía relación alguna con actividades marítimas. Además, Colón no hablaba ni escribía en italiano ni en ninguna de las lenguas o dialectos que se hablaban por aquellos tiempos en Italia. Cuando escribía una carta dirigida a un italiano lo hacía en un castellano plagado de giros gallegos”, afirma el escritor Rodrigo Cota.

A todo esto, el autor añade que “aún por encima, Colón se apellidaba Colón y no Colombo. García de la Riega descubrió que Colón era el nombre utilizado en las Capitulaciones de Sante Fe, el apellido con el que se dirigía a sus hijos y hermanos, Colón aparece en su Libro de las Profecías, Colón en las cédulas reales y todos los documentos oficiales redactados por él o dirigidos a él. Colón le llamaban los Reyes Católicos y hasta el Papa. En los documentos oficiales en los que el apellido había de escribirse de la única manera correcta, ésa era siempre la misma: Colón”.

La historia colombina está muy presente en la nueva película.
La Santa María se llamaba ‘La Gallega’.

Estos argumentos llevaron a García de la Riega a la conclusión de que el almirante no era italiano, abriendo paso a una nueva teoría sobre su origen: la gallega. El investigador averiguó que el apellido Colón, escrito de la forma en la que el mismo marinero lo hacía, sólo existía por aquel entonces en un lugar de Poio (Pontevedra), llamado Porto Santo, y pertenecía además a una familia de navegantes.

Al suponer que el almirante era de Galicia se explican muchas cosas, como las palabras y expresiones gallegas que utilizaba al escribir; el hecho de que la nao ‘Santa María’ se llamaba originalmente ‘La Gallega’ –según demostraba García de la Riega en uno de sus trabajos- y que ésta hubiera había sido construida en los astilleros de Pontevedra. Asimismo, también sustentaría este hecho el que algunos de los nombres utilizados por Colón para bautizar lugares de América coincidieran con otros relacionados con los Colón de Galicia y con las costas de las Rías Baixas gallegas como, por ejemplo, Porto Santo, San Juan, San Salvador, Santo Tomé, Lanzada y así hasta un centenar de topónimos situados en un radio de entre 40 y 50 kilómetros alrededor de Pontevedra.

Estatua de Colón en la Plaza de las monjas de Huelva.
Estatua de Colón en la Plaza de las Monjas de Huelva.

Autores que cogieron el testigo de la investigación de García de la Riega demostraron que los nombres de todas las cofradías de navegantes de Pontevedra, de sus iglesias, también aparecían en el Nuevo Mundo, además de en los diarios de a bordo del propio Colón, transcritos por Bartolomé de las Casas y en cartas manuscritas del almirante, además de en otros documentos.

Así pues, según afirma Cota, la tesis de García de la Riega y sus seguidores comenzó a tener tal fuerza que “llegó a preocupar en Italia hasta el punto de que el propio Mussolini tomó cartas en el asunto contratando a un historiador, Ángel Altolaguirre, para intentar contrarrestar el impulso de la teoría”.

Pero en la segunda mitad del siglo XX, todas las investigaciones sobre quién era Colón sufrieron un duro revés, ya que los estudiosos cayeron en la cuenta de que el almirante tenía que ser un noble, dado el acceso que tenía a personajes ilustres, su experiencia naval, su pasado como hombre de armas y su elevada formación, que debió de recibir en un monasterio. Por todo ello, “Colón tenía que haber cambiado su identidad anterior, pues sabemos que nadie llamado Cristóbal Colón respondía a ese perfil”, explica Cota.

Documento referente a Juan y Constanza Colón, de los Colón de Poio.
Documento referente a Juan y Constanza Colón, de los Colón de Poio.

En esta tesitura, en el último tercio del siglo XX, dos investigadores, Xosé Lois Vila Fariña y Philippot, abrieron una ventana a la teoría gallega. Ambos sostenían que Colón era en realidad Pedro Álvarez de Sotomayor, conde de Camiña (Portugal), conocido como Pedro Madruga, e hijo bastardo del Señor de Sotomayor, Fernán Yáñez de Sotomayor. Éste había sido criado por su madre, Constanza Colón, hasta que su padre dispuso en su testamento integrarlo como miembro de la familia, con lo que adoptó el apellido Sotomayor y se desprendió del de Colón, que retomaría años después.

El perfil de Madruga cuadra a la perfección con las nuevas creencias sobre la procedencia del almirante: hombre noble con experiencia militar y naval y educación eclesiástica, poder e influencias -era amigo personal de dos reyes portugueses y estaba emparentado con todos los nobles castellanos y portugueses que apoyaron a Colón-, pero además también explicaría por qué quiso ocultar su origen, ya que Pedro Álvarez de Sotomayor había mantenido un enfrentamiento directo con los Reyes Católicos al apoyar a Juana la Beltraneja en sus aspiraciones a la corona de Castilla y se había aliado con Portugal en la Guerra de Sucesión. Así pues, tanto a los Reyes, por lo que podían conseguir, como a Madruga, les interesaba establecer la ley del silencio.

Monumento a Colón en Madrid. / Foto: wikipedia.
Monumento a Colón en Madrid. / Foto: wikipedia.

El escritor Rodrigo Cota pone de relieve que toda la vida de Pedro Madruga coincidía cronológicamente con los pocos datos conocidos sobre la etapa oscura de Colón: “a Madruga se le dio por desaparecido en el mismo lugar y en la misma fecha en que Colón tiene su primera entrevista con los Reyes Católicos y la enigmática firma del Almirante de Indias, compuesta por una serie de siglas, coincide exactamente con las letras que conforman el árbol genealógico de Pedro Madruga”.

A esta teoría, Cota ha aportado también su granito de arena, encontrando varios textos muy interesantes. Uno de ellos era de Alessandro Geraldini, amigo personal de Colón, donde se afirmaba que el descubridor había estado en Galicia; en otro de Francesillo de Zúñiga aparecía que Diego de Sotomayor (hijo de Pedro Madruga) “parece hijo bastardo de Colón”, y en otros documentos halló el escritor pruebas que demuestran la estrecha relación entre Diego Colón y Cristóbal de Sotomayor (otro hijo de Pedro Madruga). Asimismo, Rodrigo Cota ha averiguado que los monasterios que frecuentaba Colón estaban, todos ellos, bajo la influencia directa de la familia Sotomayor.

A pesar de que han surgido decenas de tesis sobre el origen de Colón –algunas tan increíbles como que era una mujer, un extraterrestre o que era americano-, la realidad es que 508 años después de su muerte, el destino ha querido respetar la voluntad del almirante, siendo a día de hoy su lugar de nacimiento uno de los secretos mejor guardados de la Historia.






4 Responses to "El origen de una de las figuras más representativas de Huelva, el almirante Cristóbal Colón"

  1. CÓNDOR   19 octubre 2014 at 10:47 pm

    A Colom se le asignó un virreinato, y, por ende, no pudo el delegado del rey ser alienígena en Aragón, sino súbdito (como refrenda su apellido catalán). De su puño y letra escribió que a instancias del rey Renato I, el favorito de los catalanes, fue a prender la galeaza de Juan II, padre de Fernando el Católico (financiado el corso por la banca genovesa).
    ¿No es más atinado que los topónimos galaicos de ultramar se deban a los Yáñez (Eanes) Pinzón, el mayor de los cuales recaló en Baiona en el tornaviaje de descubrimiento?
    Sólo ejemplifica que el concubinato no se censuraba entonces que un hijo de Pedro Madruga fuese el vivo retrato de Colón. Su hijo Hernando lo filió de Terra Rubra (“ruja”, en sardo), en la Cerdeña aragonesa.

    Responder
  2. hirdil   3 noviembre 2014 at 10:49 pm

    Es que Terra Rubra también se le llama desde siempre a la zona de la desembocadura del rio miño, por cierto, Cristobal Colón bautizó al rio más grande de jamaica como rio Minho, no existía la ñ en aquella época.

    Responder
  3. hirdil   3 noviembre 2014 at 10:54 pm

    No me importaría que Colon fuera mallorquín o catalán, lo importante es que sea español, lo que ocurre es que las pruebas que hay de que Cristobal Colón es gallego son irrefutables, por encima aparecen sus descendientes directos vendiendo fincas por donde está la casa de Colón de San Salvador de Poio en el siglo XVIII y un bufon de la corte escribiendo en el siglo XVI de manera satírica que Colón y Pedro Madruga son la misma persona y hay que recordar que el padre de pedro Madruga es familiar de los pinzones porque era Fernán Yañez de Sotomayor, con quien enterraron a Cristobal Colón en el primer momento, en la catedral de Valladolid en la misma sala de su padre.

    Responder
  4. CÓNDOR   21 diciembre 2014 at 8:30 pm

    En “Colón galego”, chirría que Philippot sustente el enmascaramiento del corsario Colom, y el de Viçente Eanes Pinçón lo salte (un igual demandado por la Corona aragonesa, a quien se fingió de Palos). Los topónimos galaicos de ultramar se deben al corsario “palense”, con quien sí firmó la monarquía Capitulaciones. (Las de Colom son copia notarial, y necesitó Carta de merced.) No en balde el mayor Pinçón recaló en Baiona, mientras que a Colom lo esperaron en Barcelona —con los reyes.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.