Mini

Analizan la talla de la Patrona de Isla Cristina para ver su estado de conservación

La imagen de Nuestra Señora del Rosario ha sido sometida a una prueba radiológica para comprobar si requiere de alguna actuación especial.

La pieza llega al Centro donde se le ha practicado la prueba. / Foto: Julián Pérez.
La pieza llega al Centro donde se le ha practicado la prueba. / Foto: Julián Pérez.

Redacción. El Consejo de Hermandades de Isla Cristina, presidido por Antonio Peña, ha decidido realizar los estudios pertinentes para comprobar el estado de conservación de la talla de la Patrona de la localidad costera, Nuestra Señora del Rosario, que data de 1.789.

En este sentido, la imagen ha sido trasladada a Huelva capital, a las instalaciones de Cedico, para realizarle un TAC con un potente equipo multidetector de 64 cortes. Con este procedimiento se han conseguido más de 1.600 imágenes que han permitido realizar reconstrucciones en 3D con cortes en todos los planos de menos de 0,6 milímetros de espesor cada uno.

Con ello, el restaurador designado por el Consejo de Hermandades, Pedro Manzano, podrá comprobar el estado del interior de la talla y decidir sobre los trabajos necesarios para la conservación de esta talla que recibe culto en la parroquia de los Dolores de Isla Cristina.




La talla ha sido sometida a un TAC. / Foto: Julián Pérez.
La talla ha sido sometida a un TAC. / Foto: Julián Pérez.

Según los datos que dispone el Consejo, la talla procedía de Mataró (Cataluña) y en 1936 necesitó trabajos de rehabilitación al sufrir algunos daños. Se ha procedido a estudiar tanto la talla de la Virgen como del niño Jesús, que también data de 1789.

La talla, que en todo momento ha estado custodiada por una delegación de Isla Cristina en la que se encontraba el imaginero y camarista de la Virgen, Francisco Zamudio, no ha sufrido ningún riesgo y ha sido devuelta al templo en el mismo día.




A partir de aquí el restaurador, junto con el Consejo de Hermandades y el Ayuntamiento de Isla Cristina, valorarán los trabajos necesarios para su correcta conservación.








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.