Mini

La tercera aventura en la elite del baloncesto femenino comienza este lunes para el CB Conquero

El equipo onubense inicia la pretemporada y trabajará de lunes a viernes en dobles sesiones, alternando el trabajo físico por la mañana con el táctico y técnico por la tarde en el polideportivo Andrés Estrada.

Primera toma de contacto de las conqueristas con el trabajo de la pretemporada.
Primera toma de contacto de las conqueristas con el trabajo de la pretemporada.

S. D. El tercer proyecto del Club Baloncesto Conquero en Liga Femenina ya está en marcha. Este lunes, 1 de septiembre, ha comenzado el trabajo de la pretemporada, que se prolongará hasta mediados de octubre, cuando empiece la competición. El equipo trabajará de lunes a viernes en dobles sesiones, alternando el trabajo físico por la mañana con el táctico y técnico por la tarde en el polideportivo Andrés Estrada.

Un total de doce jugadoras, entre ellas siete jugadoras pertenecientes a los equipos de base del club, han participado en la primera sesión, que ha consistido básicamente en un test físico llevado a cargo por el preparador Carlos Vallés. Dos de las caras nuevas del equipo onubense, María Asurmendi y María Pina, ya se encuentran en Huelva a disposición del cuerpo técnico conquerista. Junto a ellas, también están Itziar Germán, Patricia Soler y Nerea Raluy, que repiten de cursos pasados. El resto de integrantes de la plantilla se irán incorporando escalonadamente, estando prevista la llegada de las tres foráneas, Chelsea Davis, Aja Parham y Adaora Elonu, para mediados de mes, y la de Lucila Pascua, concentrada con la selección española preparando el Mundial de Turquía, a comienzos de octubre.

Además, y como muestra de la decidida apuesta por la base que se va a hacer esta temporada, ya han comenzado a trabajar con el primer equipo varias jóvenes con enorme proyección a las que se les quiere generar un espacio competitivo al más alto nivel. En esta primera sesión han participado las júniors Carmen Arroyo, Rosa Garrido y Ángela Rebollo (1998), y las cadetes Andrea Alcántara, Lucía Pérez (1999), María Peral y Ainhoa Lacorzana (2000).

María Asurmendi, una de las caras nuevas en el Conquero, ya está a las órdenes de Gabriel Carrasco.
María Asurmendi, una de las caras nuevas en el Conquero, ya está a las órdenes de Gabriel Carrasco.

“El proyecto que estamos iniciando es un proyecto bonito. Hemos hecho una apuesta de plantilla diferente y a la vez arriesgada donde el factor suerte va a ser importante, ya que la plantilla profesional la componen ocho jugadoras más Nerea Raluy, y luego lo complementamos con un amplio grupo de jóvenes valores de nuestra cantera y con niñas entre los 14 y los 16 años que tienen muchas ganas de demostrar el baloncesto que tienen y que a corto plazo quieren hacerse con un hueco en el baloncesto profesional”. señaló Gabriel Carrasco, director deportivo y entrenador del primer equipo. Para él “ver la ilusión de estas jugadoras por triunfar y pelear en baloncesto de máximo nivel, es una apuesta muy interesante y motivante de la que nos vamos a retroalimentar todos. Es un proyecto con gente muy joven pero a la vez complementado con jugadoras de gran nivel en la categoría”.

El objetivo durante esta atípica pretemporada será el de ir construyendo poco a poco el equipo mientras se van incorporando las jugadoras que faltan por llegar para, una vez metidos en el mes de octubre ya con la plantilla al completo, prepararse para el inicio de liga.




Sobre los nuevos fichajes, Carrasco comentó que “el equipo va a ganar por producción y por calidad de las jugadoras profesionales que lo componen, ya que van a formar parte de esta plantilla jugadoras contrastadas en Liga Femenina e incluso ligas internacionales y que saben de qué va esto. Jugadoras como María Pina, María Asurmendi, Itziar Germán, Patri Soler, Luci Pascua y nuestras tres americanas van a dar un salto de calidad en este equipo y tenemos muchas ganas de verlas ya en acción y comprobar el rendimiento que nos van a dar como grupo”.

“Después de tanto tiempo sin competir y sin entrenar, se nos va a hacer raro empezar el trabajo de pista pero todos estamos con muchas ganas. La rutina en estos últimos meses ha sido el trabajo en los despachos, donde hay mucho que hacer para tener una estabilidad económica y poder tener una gran estructura de club con 160 niñas y con un número parecido de niños y poder afrontar un sueño por tercer año consecutivo en la elite del baloncesto español”, concluyó el técnico onubense.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.