Mini

Carolina Marín desafió la superstición y ganó el oro siendo la 13ª jugadora europea que se cuelga medalla en un Mundial

En un deporte tradicionalmente dominado por los paises asiáticos, Europa ha alcanzado desde 1977 tres oros, con el de la onubense, una plata y once bronces.

Carolina Marín, sobre la cancha del Ballerup Super Arena de Copenhague. / Foto: @teledeporte.
Carolina Marín, sobre la cancha del Ballerup Super Arena de Copenhague. / Foto: @teledeporte.

S. D. Historia del bádminton español, y del europeo. Porque Carolina Marín, además de ser el primer representante español que ha alcanzado una medalla en unos Campeonatos de Mundo de bádminton, se ha convertido en la 13ª mujer que da una medalla a Europa en este torneo. Y además de oro tras ganar a Xuerui Li, sucediendo a la danesa Camilla Martin, quien en 1999 había sido la última europea en proclamarse campeona del mundo. 

En un deporte tradicionalmente dominado por los países asiáticos, desde que comenzaron a disputarse en 1977, Europa ha logrado, ahora con el de Carolina, tres medallas de oro, una de plata y once de bronce en el apartado individual femenino. Como prueba de lo que supone el éxito de Carolina, a nivel nacional, tenemos que en España apenas se llegan a las 9.000 licencias con mucho esfuerzo, mientras que solo en China hablan de cien millones de licencias.

Desde el mencionado Mundial de 1977 celebrado en Malmoe (Suecia), en el que los europeos coparon el podio con la danesa Lene Koppen en lo más alto, flanqueada por las inglesas Gillian Gilks (plata), y Margaret Lockwood (bronce) -también fue bronce la japonesa Hiroe Yuki-, las medallas han caido con cuentagotas.




Así, hubo que esperar 22 años para tener a una europea de nuevo en la final. Fue la danesa Camilla Martin (Dinamarca, ejerciendo como potencia en este deporte) la que, además, se llevó el oro.

Desde entonces tuvieron que transcurrir once años para que la danesa Tine Baun, dominadora del bádminton femenino continental durante mucho tiempo, se colgara el bronce en París, hito que repitió la alemana Juliane Schenk un año después en Londres.




Hasta el momento habían sido doce las mujeres que han tenido medalla en un Mundial en el cuadro individual, de ahí el desafío a la superstición, ya que Carolina es la trece. Aparte de las mencionadas alcanzaron el bronce la alemana Xu Huaiwen, en 2007 en Madrid y dos años antes en Anahein (EEUU); Petra Overzier (Alemania), también en Madrid; Mia Audina Tjiptawan (Holanda), en 2003 en Birmingham; Mette Sorensen (Dinamarca),en 1999 en Copenhague; y Helen Troke (Dinamarca), en 1983 también en la capital danesa (Dinamarca). Recordar que Lenne Koppen, primera campeona mundial en Malmoe, hizo también bronce tres años después en Yakarta (Indonesia).








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.