Damas

La Santa María, La Pinta y La Niña

Situadas en Palos de la Frontera, en el Muelle de las Carabelas, estas tres joyas marinas colombinas vivieron sin quererlo uno de los momentos cumbres de la historia universal.

Alejandro Díaz. El 3 de agosto de 1492 Cristóbal Colón dejaba atrás el puerto de Palos de la Frontera camino del descubrimiento de una nueva ruta con las Indias. Se trata de uno de los momentos cumbres de la historia universal porque significó el encuentro de dos mundos que habían evolucionado independientemente, sin que uno conociera la existencia del otro. Tres navíos colombinos fueron en aquella expedición que cambió el rumbo de la historia de occidente,La Santa María, La Niña y La Pinta. Fuentes oficiales del Muelle de las Carabelas atendió y se ofreció a corroborar y ampliar la información acerca de estas tres naves.

La Pinta
La Pinta

La Pinta era la más velera de las tres. Capitaneada por los dotes de Martín Alonso Pinzón, con frecuencia tenía que hacer patrones de espera para reagruparse nuevamente con La Santa María (reina de la expedición). La nave fue construida en Portugal, pero una vez en tierras españolas los marineros onubenses no estaban convencidos de la eficacia de las velas Latinas. La transformaron a una redonda andaluza con 60 toneladas y 24 hombres a bordo. Rodrigo de Triana tuvo el honor de avistar América en ella el 12 de octubre de 1942.

La Niña
La Niña

La Niña fue mandada a construir en 1488 por la familia moguereña del Niño con maderas de pino y chaparro de los montes que caracterizan la tierra. Partió capitaneada por Vicente Yáñez Pinzón acompañado por Juan Niño como propietario y maestre. Como la anterior carabela, esta también sufrió los cambios que se aplicó a la Pinta en los astilleros onubenses. Al llegar a Canarias, escala previamente establecida, se le implantó a la nave Las velas cuadradas.




Las velas de La Niña carecían de rizos, por lo que no tenían un sistema de cabos que permitiera reducir la superficie en caso de fuerte viento. Las jarcias que sostenían los palos estaban enganchadas en los costados del buque. Tras el encallamiento de la carabela La Santa María el 25 de diciembre de 1492, este navío pasó a ser la nave capitana de la expedición.

La Santa Maria
La Santa Maria

La Santa María era la más grande de las tres. Cristobal Colón gobernaba la misma. Propiamente no era una carabela sino una nao o carraca. Al ser la más grande de las tres, este navío era utilizado como almacén.  36 metros de eslora y tres mástiles, 200 toneladas que la convertían en el barco más lento donde 39 hombres viajaban a bordo de la misma. El 25 de diciembre de 1492, la nave encalló entre la costa noroeste de la actual República Dominicana y Haití, en el cabo haitien, quedando inservible sus maderas. Con ellas, construyeron el “Fuerte Navidad”, empalizada que adquirió este nombre por las fechas que coincidieron por aquel entonces. A día de hoy, en aguas tahitianas, se cree haber encontrado restos del barco ya que la madera sumergida coinciden a la madera del fuerte que construyeron en la playa. Era la embarcación capitana del grupo.




Cristóbal Colón, en representación de los Reyes Católicos de Aragón y Castilla, llegó a realizar  cuatro viajes desde Europa a América. A partir del tercer viaje de Colón, descubrimientos y conquista progresaron conjuntamente.

 





Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.