Los onubenses arropan en masa a la Virgen de la Cinta en el traslado de su 50 aniversario

0
222
La Virgen de la Cinta preside la clausura del Jubileo Cintero.
Huelva se volcó con la Virgen Chiquita en su traslado.
Huelva se volcó con la Virgen Chiquita en su traslado.

HBN. Como cada tercer domingo del mes de agosto la patrona de Huelva, la Virgen de la Cinta, ha realizado su tradicional traslado desde el Santuario del Conquero hasta la parroquia de la Purísima Concepción, en lo que se conoce popularmente como la ‘bajada de la Cinta’.

Y como cada año los onubenses se han echado a la calle desde bien temprano para mostrar su fervor y acompañar a la alcaldesa perpetua de la ciudad en su recorrido, en un año muy especial ya que es el cincuentenario de su coronación canónica como patrona de la Diócesis de Huelva.

Aproximadamente una hora después de la Santa Misa celebrada sobre las 6.00 horas, la Virgen Chiquita ha salido en procesión por el Conquero portada por su cuadrilla de hermanos costaleros y  adornada con crestas de gallo y clavellinas rojas, que contrastaban con los colores blanco y malva de los lisianthus y las tonalidades rosas del resto de especies florales del exorno.

En el obispado./FOTO: @LaChicota_
En el obispado./FOTO: @LaChicota_

Guiada por el capataz José Ramón Romero Ortega y acompañada por los campanilleros, en sus primeros pasos la Hermandad del Perdón ha agasajado a la patrona de Huelva con un ramo de flores. Posteriormente ha continuado el recorrido por la avenida Manuel Siurot, parando en el Colegio Mayor San Pablo y posteriormente en el Obispado.

Antes, a su paso por la Estación de Aguas del Conquero, el Ayuntamiento de Huelva ha realizado la tradicional ofrenda floral que cada año hace a la Virgen de La Cinta con motivo de su bajada. Se trata, ha dicho el alcalde, Pedro Rodríguez, del primer encuentro de los onubenses con su Patrona antes de las Fiestas de La Cinta, que son “la manifestación pública de nuestra forma de ser, una seña de identidad con referencias históricas y culturales de nuestra tierra”.



La Virgen Chiquita, a su paso por la calle San Andrés.
La Virgen Chiquita, a su paso por la calle San Andrés.

Entre fandangos se asomaba al instituto Rábida en su camino hacia el centro de la capital onubense. Tras su paso por la calle San Andrés y a su llegada a la plaza de San Pedro la Virgen de la Cinta era recibida primero por el Santo Entierro y luego por la Hermandad de Pasión, antes de pasar por la Palmera en dirección a la calle Tres de Agosto, donde la esperaba en el Convento de las Agustinas, la Hermandad de la Buena Muerte.

Momento de la entrada de la Virgen Chiquita en la Concepción.
Momento de la entrada de la Virgen Chiquita en la Concepción.

Finalmente, pasadas las 12.o0 horas del mediodía la Virgen Chiquita se acercaba al dintel de la parroquia de la Purísima Concepción, para hacer su entrada en el templo en el que permanecerá hasta el próximo 7 de septiembre.



Este traslado popular es el preludio a la celebración de las fiestas patronales de la Cinta. Ese mismo día 7 saldrá en procesión hacia la Catedral de la Merced, donde descansará antes de celebrar el día grande, el 8 de septiembre con el recorrido de vuelta al Santuario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here