La barriada ayamontina de Canela celebra sus fiestas en honor de la Virgen del Carmen

0
29
Procesión de la Virgen.
Inauguración de la fiesta.
Inauguración de la fiesta.

Redacción. Continúan las Fiestas del Carmen de la barriada ayamontina de Canela, en honor a Nuestra Señora del Carmen, para cuya inauguración se celebraron distintos actos, que comenzaron a las 21 horas con la inauguración del sexto concurso de fotografía “Barriada de Canela” organizado por ACAFA, seguido de un Pasacalles recorriendo las principales calles de la barrida con la charanga “Los Otros”, y posteriormente, a las 22:30 horas, se procedió al encendido del alumbrado y apertura de la carpa ferial.

Recinto ferial.
Recinto ferial.

El viernes hubo varias actividades interesantes, entre ellas una carrera de burros por la barriada a partir de las 19 horas, y ya a la 1 de la mañana, la actuación estelar de Rock and Roll de Manuel España (La Guardia), Javier Ojeda (Danza Invisible), Javier Andreu (La Frontera) y José Antonio García (091).



El  sábado, cabe destacar, a partir de las 12 los campeonatos de dominó y chinos, a las 13 horas, la tradicional cucaña, y por la tarde, a partir de las 20:30 horas, la Ofrenda de Flores a la Patrona, donde la comitiva estará acompañada por los tamborileros y la peña caballista.

Luces en el recinto.
Luces en el recinto.

Y este domingo, a las 12 horas, la Solemne Eucaristía desde el atrio de la ermita. A partir de las 18 horas, la procesión de Nuestra Señora del Carmen, recorriendo las calles de la barriada con la emotiva ofrenda floral en el antiguo Puente de Canela a los marinos fallecidos en la mar y su espectacular recorrido en las aguas del Guadiana a hombros de los marineros. Por último, a las 0:30 horas, actuación estelar de Los Marismeños.



El alcalde de Ayamonte, Antonio Rodríguez Castillo, que estuvo presente en los actos de inauguración de las Fiestas, ha señalado que tanto la Asociación de Festejos como la Pro-Hermandad de Nuestra Señora del Carmen, han conseguido hacer de las Fiestas de Canela, uno de los acontecimientos más relevantes y de referencia en el verano de Ayamonte, y en el litoral onubense, con muchas actividades, algunas novedosas en este año, y además con actuaciones musicales de mucho nivel.

Procesión de la Virgen.
Procesión de la Virgen.

Encuentro de las Vírgenes del Carmen. Un año más se ha celebrado en Punta del Moral, el tradicional encuentro entre la Virgen del Carmen de Punta del Moral y la Virgen del Carmen de Isla Cristina.



Previamente, en Punta del Moral, a las 20:00 horas, se celebró una solemne función religiosa en honor a la Virgen del Carmen, y posteriormente tuvo lugar una Procesión por las calles de la barriada, hasta el lugar de encuentro con la Virgen del Carmen de Isla Cristina, donde hay que destacar que por segundo año consecutivo, muchas mujeres de la barriada han desfilado en la procesión con mantillas.

Paralelamente en Isla Cristina, la Virgen del Carmen embarcó en un pesquero, para recorrer las aguas de la ría del Carreras hasta su encuentro en Punta del Moral, en lo que era el antiguo Muelle Refugio.

Momento del encuentro.
Momento del encuentro.

En dicho encuentro, estuvieron presentes entre otros el Alcalde de Ayamonte, Antonio Rodríguez Castillo, la Alcaldesa de Isla Cristina, María Luisa Faneca, miembros de ambas corporaciones municipales, y distintas autoridades religiosas, civiles y militares.

Destacó la emotividad del acto, con intercambio de flores, un recuerdo a los marineros fallecidos, cante de sevillanas por parte del grupo de la barriada Puntamar y de Jesús López, un joven que comienza a despuntar en el cante flamenco y de sevillanas, así como la salve marinera.

Un acto tradicional.
Un acto tradicional.

El alcalde de Ayamonte, Antonio Rodríguez Castillo, señaló al respecto, que este encuentro de ambas vírgenes es ya una tradición consolidada, y que cientos de ayamontinos y visitantes, se acercan cada año para esta celebración.

 

El primer edil invitó a todos a que se acercaran a la barriada de Canela en este fin de semana y disfrutaran con los caneleros y caneleras de una fiesta propia de barriada y con unos anfitriones que hacen que el visitante se sienta como en su casa.