La provincia de Huelva cuenta con 43.079 hectáreas de cereales, leguminosas, tubérculos, herbáceos y cultivos forrajeros

0
673
La primera cosecha con la IGP se recogerá el próxmo mes de julio.
La primera cosecha con la IGP se recogerá el próxmo mes de julio.
Cultivo de garbanzo en Escacena-

Redacción. Huelva cuenta este año, según los estudios y estadísticas registrados por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, con hasta 43.079 hectáreas dedicadas al cultivo de cereales, leguminosas, tubérculos, herbáceos industriales y forrajes. De este modo, al margen de los sectores de la fresa y el fresón o los cítricos, baluartes de la producción agrícola onubense, por la provincia se reparten hasta 16.890 hectáreas de trigo, 15.786 de girasol o 5.900 de triticale.

Estos datos, como pone de relieve la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Josefa González Bayo, ofrecen una panorámica general de la diversidad de fuentes de riqueza que ofrece el campo al medio rural, en la medida en que “sólo los cereales suponen para nuestra tierra una producción de 72.685 toneladas que se suman a las frutas y hortalizas para aportar un extra a nuestra renta agraria”.

Dentro de ese mayor peso que recae sobre los cereales, el trigo aparece como el cultivo dominante. Con 11.800 y 5.090 hectáreas, la provincia produce 35.164 y 16.593 toneladas de trigo duro y blando, respectivamente. Le sigue el triticale (un cereal híbrido que resulta del cruce entre el trigo y el centeno), con una cosecha de 15.930 toneladas, y completa el mapa la cebada (1.100 hectáreas y 2.250 toneladas), la avena (1.500 hectáreas y 2.400 toneladas), sin olvidar otros cultivos más minoritarios en Huelva como el arroz o el centeno.

Más secundario es el papel de los cultivos industriales herbáceos, un sector que, en el caso de la geografía onubense, descansa casi en su totalidad sobre el girasol. Las 15.786 hectáreas dedicadas a esta plantación distan mucho de las 510 de algodón (bruto), las 15 de colza o las 10 de remolacha azucarera. Algo a lo que se añaden, ya en el subsector de los cultivos forrajeros, otras 100 hectáreas de alfalfa.

La patata
El capítulo de los tubérculos para consumo humano se cierra en la provincia de Huelva con una superficie de 630 hectáreas cultivadas de patatas, un suelo cuya capacidad de producción ha quedado fijada esta campaña en 3.775 toneladas. De ellas, 3.325 se corresponden con la patata temprana y las 450 toneladas restantes, con la patata extratemprana.



Las hortalizas
Por su parte, en el campo de las hortalizas, la fresa y el fresón, con sus 7.330 hectáreas, y los cítricos, con 20.369 hectáreas, encuentran un complemento en las 1.300 hectáreas de frambuesa, las 1.150 hectáreas de arándanos (otras 70 de zarzamora) y otros cultivos como la sandía y el melón, que suman 380 y 300 hectáreas al mapa agrícola de la geografía onubense, respectivamente. Todo ello, sin olvidar otros con cierta presencia como las habas verdes (100 hectáreas), la cebolla (90 hectáreas), el tomate (75 hectáreas) o la lechuga (también con 75 hectáreas).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here