Lepe rinde homenaje a los héroes del tercer ascenso del San Roque a la Segunda División B

0
62
La familia sanroquista fue recibida en el Ayuntamiento de Lepe. / Foto: C. B.
La familia sanroquista fue recibida en el Ayuntamiento de Lepe. / Foto: C. B.
La familia sanroquista fue recibida en el Ayuntamiento de Lepe. / Foto: C. B.
La familia sanroquista fue recibida en el Ayuntamiento de Lepe. / Foto: C. B.

C. Botello / Lepe. Sábado 21 de junio, 22:31… Lunes 23 de junio, 21:00… Alzira y Lepe, Lepe y Alzira. Casi 24 horas después del momento en que Mustafá, tras pescar una pelota en el área, la mandó lejos de Vicente Flor, el aficionado del San Roque de Lepe pudo disfrutar y celebrar con los suyos el que supone tercer ascenso a Segunda B en la historia del club sanroquista.  

Directiva, cuerpo técnico y plantilla del San Roque de Lepe fueron recibidos en el Ayuntamiento de la localidad, con el alcalde Juan Manuel González al frente, donde fueron felicitados por el éxito conseguido. Con un nombre propio, el del presidente del club, Kiko Manga, en representación de una directiva, a quien el alcalde quiso agradecer sobremanera “el trabajo realizado a lo largo de esta temporada”.



El entrenador, Alejandro Ceballos, el alcalde, Juan Manuel González, y el presidente, Kiko Manga, durante la recepción. / Foto: C. B.
El entrenador, Alejandro Ceballos, el alcalde, Juan Manuel González, y el presidente, Kiko Manga, durante la recepción. / Foto: C. B.

De igual manera, Juan Manuel González hizo extensivo su agradecimiento a los componentes del plantel aurinegro “en nombre del pueblo de Lepe”, a los que reconoció “una entrega y una labor inmensa y ejemplar, incluso en los momentos más complicados de la temporada”. Como no, también tuvo palabras para exaltar la labor del entrenador Alejandro Ceballos, “un lepero más” en palabras del alcalde, resaltando que “siempre tendrá abiertas las puertas este pueblo”.

El presidente del club, Kiko Manga, también señaló estar “orgullosísimo de esta plantilla, de este cuerpo técnico y de esta junta directiva que ha hecho un trabajo increíble a lo largo de todo el año”. Asimismo el máximo dirigente aurinegro agradeció al Ayuntamiento y a la afición el apoyo que ha mostrado con el equipo durante todo el año.



El entrenador, Alejandro Ceballos, el alcalde, Juan Manuel González, y el presidente, Kiko Manga, durante la recepción. / Foto: C. B.
La afición lepera disfrutó con los suyos en la celebración del ascenso. / Foto: C. B.

Manga también hizo mención a su familia por todo lo que le había tenido que aguantar durante toda la campaña, y quiso dedicarle el ascenso en particular “a una persona a la que quiero mucho y que está ahí enfrente: va por ti, Francis”, en alusión al delegado del equipo una de las personas más queridas dentro del club, Francisco González Bernal, que ha pasado recientemente por un difícil trance familiar.

Finalmente el entrenador Alejandro Ceballos repitió los gestos de agradecimiento, pero recordando que “cuando salí del club en la anterior ocasión que estuve aquí, me prometí volver y dejar al club donde se merece, y ya estamos aquí y ahora es tiempo de disfrutarlo”, reconociendo la dificultad de la hazaña conseguida, “un hecho que valoraremos con el tiempo”.



Los jugadores, en el balcón del Ayuntamiento para recibir los vítores de los aficionados. / Foto: C. B.
Los jugadores, en el balcón del Ayuntamiento para recibir los vítores de los aficionados. / Foto: C. B.

Una vez concluidas las palabras del alcalde de Lepe y de los representantes del club, con una plaza de España de la localidad lepera llena de aficionados, los jugadores y miembros de cuerpo técnico y directiva salieron al balcón del Ayuntamiento donde les esperaba casi un millar de aficionados que corearon los nombres de sus héroes, en especial el de Mustafá, autor del gol que dio el ascenso.

Tras las celebraciones, posiblemente empiece el partido más importante para el San Roque, el que se puede dirimir en los despachos. De momento en el terreno deportivo el San Roque de Lepe ha vuelto a la categoría de la que no debió salir. El futuro, ya se verá