El descubrimiento de las norias romanas en Minas de Riotinto

0
510
Esta rueda encontrada en la corta Filón Sur puso de manifiesto la presencia romana en Minas de Riotinto. / Foto: Archivo Histórico de la Fundación Rio Tinto.
Yacimiento arqueológico del Cabezo de la Almagra.
La riqueza arqueológica de Huelva es amplia.

Mari Paz Díaz. Huelva tradicionalmente ha llamado la atención de los arqueólogos por los numerosos descubrimientos de carácter único que se han producido en esta provincia. La huellas de pueblos tan emblemáticos como fenicios, tartessos o romanos son numerosos y, en muchos casos, de carácter exclusivo en la Península.

Normalmente, son los restos prehistóricos los que llaman más la atención de los estudiosos y de los ciudadanos a nivel general, si bien no son los únicos yacimientos que merecen la pena conocer.



Imagen de la aparición de la rueda romana en Minas de Riotinto. / Foto: IAPH.
Imagen de la aparición de la rueda romana en Minas de Riotinto. / Foto: IAPH.

Así sucede con la única rueda hidráulica romana conservada casi al completo, que apareció en Minas de Riotinto. Corría el año 1928 cuando en la localidad minera se halló esta noria, que data de los siglos I-II d.C. y que es uno de los elementos arqueológicos más interesantes de la Antigüedad en Huelva, tanto por su originalidad como monumentalidad. Un descubrimiento que demuestra que los romanos utilizaban este tipo de norias para la extracción del mineral, como así sucedió en las dos principales explotaciones mineras de Huelva, es decir, en Riotinto y Tharsis.

Imagen donde se explica cómo funcionaban estas ruedas.
Imagen donde se explica cómo funcionaban estas ruedas. / Foto: IAPH.

De hecho, en Riotinto han aparecido a lo largo de la historia unas 40-50 norias hidráulicas que ratifican esta afirmación. Sin embargo, como decimos, en la actualidad tan sólo se conserva una de ellas casi al completo -en el Museo de Huelva-, y una parte de otra en el Museo Británico de Londres, además de que también hay restos de otras ruedas en el Museo Minero de Riotinto.



En concreto, en Riotinto, la zona con mayor número de hallazgos conocidos hasta ahora, se calcula que entre 1886 y 1932 se habían descubierto unas cuarenta de estas ruedas, comúnmente colocadas por parejas. Unas fechas que no son casuales para estos descubrimientos, puesto que coinciden con el momento en el que se desarrolla la explotación de las minas por parte de la Riotinto Company Limited, que comienza a reiniciar la actividad minera en la zona a partir de 1873. Al mover de nuevo la corta y los yacimientos aparecieron estas máquinas romanas.

Parte de noria romana de Riotinto en el Museo Británico. / Foto: http://www.mtiblog.com
Parte de noria romana de Riotinto en el Museo Británico. / Foto: http://www.mtiblog.com

Por ello, no es extraño que una de las ruedas aparecidas en Riotinto fue donada al British Museum por la dirección de la empresa minera en 1889, procedente del segundo hallazgo producido en la zona, si bien sólo tiene las dos ruedas centrales paralelas. Luego, posteriores hallazgos se producirían en la zona del Filón Sur, en Nerva, así como en Tharsis, entre otras localizaciones.



Un detalla de la rueda del Museo Británico. / Foto: Fundación Minera de Riotinto.
Un detalla de la rueda del Museo Británico. / Foto: Fundación Minera de Riotinto.

La causa de que se conserven tan pocas se debe a que estas norias se encontraron tras los derrumbes de las cavidades donde se ubicaban por lo que, posiblemente, los medios y procedimientos empleados para su extracción les afectaron.

La primera vez que apareció una de estas estructuras en la provincia de Huelva fue en junio de 1886, cuando se encontró una de ellas en las cercanías del Pozo 9b en Filón Norte. Y, a partir de ahí, se encontraron diversas ruedas de agua en toda la zona del Sudoeste de la Península Ibérica entre mediados del siglo XIX y el primer tercio del XX, siendo Huelva un buen ejemplo de ello.

Imagen de la rueda, de 4,50 metros de diámetro. / Foto: IAPH.
Imagen de la rueda, de 4,20 metros de diámetro. / Foto: IAPH.

Una buena prueba de ello es la noria conservada en el Museo, construida en madera a excepción del eje de bronce, que cuenta con 25 cangilones o cajones integrados, situados alrededor de la rueda para extraer o achicar el agua de la minas. Normalmente, las norias se colocaban en pareja a distintos niveles y en sentido escalonado, con el fin de desaguar en la superficie o galería de desagüe. Con 4,20 metros de diámetro y 50 radios, la noria llama la atención por su tamaño y configuración.

La rueda apareció en la zona conocida como Masa Planes. / Foto: IAPH.
La rueda apareció en la zona conocida como Masa Planes. / Foto: IAPH.

Desde el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) se llevó a cabo un trabajo de investigación de la noria realizado por  Reyes Ojeda Calvo, del Centro de Intervención del IAPH. Este estudio recoge que la rueda fue descubierta en Masa Planes, destacando por “la perfección del trabajo de carpintería por la selección de maderas, el corte y ensamblaje de las mismas y el uso exclusivo de espigas de madera de sección cuadrada”. Es decir, un ingenio de la mecánica que resolvía los problemas ocasionados por la presencia de agua.

La noria situada en el Museo de Huelva, única que se conserva casi al completo.
La noria situada en el Museo de Huelva, única que se conserva casi al completo.

La rueda es de gran valor, aunque en ocasiones haya pasado un tanto desapercibida. Por este motivo, la noria romana de Riotinto -tras la nueva iluminación financiada por la Fundación Atlantic Copper- será presentada el próximo miércoles, 28 de mayo, a las 18.00 horas, como pieza del mes en el Museo Provincial. Una presentación que contará con una conferencia a cargo de Aquilino Delgado, director del Museo Minero de Riotinto.

Rueda encontrada en la corta Filón Sur. / Foto: Archivo Histórico de la Fundación Rio Tinto.
Rueda encontrada en la corta Filón Sur. / Foto: Archivo Histórico de la Fundación Rio Tinto.

No en vano, Aquilino Delgado es co-autor junto a M. C. Regalado, de un interesante artículo titulado ‘Rotae Urionensis. Las norias romanas de Riotinto (Huelva, España’, donde pone de manifiesto que fue en la faja pirítica de Riotinto donde más ruedas hidráulicas se encontraron en época romana,”prueba de que Riotinto fue la mina de plata y cobre más importante de la época romana”.

Las norias eran movidas por hombres.
Las norias eran movidas por hombres.

Además, hay que tener en cuenta que en el Archivo de la Fundación Riotinto existen fotografías de hallazgos in situ de diversas ruedas, tal y como se muestra en este artículo.

En general, aunque se desconoce el origen de esta maquinaria, se puede apuntar que era movida por tracción humana principalmente.  Y es que las ruedas debían estar en continuo funcionamiento achicando el agua, puesto que si dejaran de trabajar se podían inundar en poco tiempo las galerías.

Entrada del Museo Minero de Riotinto.
Entrada del Museo Minero de Riotinto, donde se encuentran las fotografías de los hallazgos.

En definitiva, un hallazgo más que llamativo, sobre todo, si tenemos en cuentan que son muy escasas las ruedas hidráulicas encontradas en Europa. Y menos aún que se conserven en la actualidad, como sucede en el Museo de Huelva. Una rueda que en un principio permaneció en el Museo de Bellavista y que, entre 1998 y 2002, fue restaurada e investigada en el IAPH, una actuación que permitió que a partir de noviembre de 2003 se expusiera en el museo onubense.

Estas norias son una muestra más de que las minas onubenss cuentan con una amplia trayectoria hisórica. / Foto: juntadeandalucia.es.
Estas norias son una muestra más de que las minas onubenses cuentan con una amplia trayectoria histórica. / Foto: juntadeandalucia.es.

Una noria que vuelve a la actualidad como pieza del mes en el Museo Provincial. Y lo hace por méritos propios. Ahora, sólo resta que los onubenses aprecien el valor de esta rueda testigo de siglos de historia de Huelva.