El Romerito de Zalamea celebró el tradicional pregón que antecede a la Romería

0
345
Las hermanas Gálvez realizaron el pregón de 2014.
Las hermanas Gálvez realizaron el pregón de 2014.
Las hermanas Gálvez realizaron el pregón de 2014.

José Miguel Jiménez/Zalamea. Como siempre, la Casa Hermandad acogió el acto que anuncia la romería que cada segundo fin de semana de mayo se celebra en Zalamea en honor a la Santa Cruz y la Divina Pastora. La finca de El Romerito se lleno de ambiente romero tanto en el escenario del pregón como en la mayoría de casas del recinto.

Las hermanas Gálvez Ballesteros son «un tándem de pasión, sentimiento y sobre todo arte», como las definió la pregonera del año anterior Eva Vélez. Las dos jóvenes, forman parte de una generación de zalameños que crecieron paralelamente a la romería, participando en la misma familia, muy vinculados a esta celebración.

Carolina y Rocío quisieron evocar, rezar y compartir con los asistentes un día en el que sus palabras servirían de prólogo a una romería de Zalamea, en la que que han participado desde la infancia. La afición al cante de su familia, especialmente de su madre, marcó la celebración romera de estas hermanas desde siempre. Las sevillanas en el camino, en su casa familiar o recorriendo el resto de viviendas del recinto con el coro romero, son un ritual del que participan en cada romería.

Las hermanas, dieron buena cuenta de su arte con varias interpretaciones durante el pregón, coplas, sevillanas y fandangos de la tierra, homenajeando a su madre, fueron puro sentimiento zalameño que hizo de esta edición, un pregón muy especial.
No faltó la parte más «cronológica» del pregón, preparativos y ritos de cada día; viernes de camino, sábado de cantes, paseos por la finca y el rosario a medianoche. Mañana de domingo con misa de romeros y los bailes típicos zalameños; Sevillanas Pardas y Fandango donde las hermanas han participado durante muchos años y el lunes de camino de vuelta, con palmas a pesar del cansancio y el deseo de volver el año siguiente.

Quisieron destacar la evolución de El Romerito a lo largo de los años, tanto de la fiesta como del espacio físico, haciendo especial hincapié en momentos como la construcción de la Casa Hermandad, un titánico esfuerzo en el que participaron muchos zalameños.
El alcalde, Marcos Toti, quiso desear a todos «la mejor romería posible» y destacó el mensaje de las pregoneras para que «los romeros sean cada día mejores personas».

Por su parte, la directiva de la Asociación-Hermandad de El Romerito, que este año finaliza su mandato, quiso agradecer la confianza depositada en ellos a lo largo de los últimos cuatro años. Los mayordomos, Juan José Perea y Cinta García, animaron a los zalameños a disfrutar de una romería que empieza en menos de siete días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here