Homenaje a Jesús Fernández González en Ayamonte

0
241
Raul Rodriguez y Kiko Veneno.
La sala repleta.
La sala repleta.

José Luis Rúa / Ayamonte. No todos los días son iguales, ni los sonidos de expertos instrumentos gimen del mismo modo, ni los espacios escénicos se comportan con la misma capacidad no habiendo sufrido cambio alguno en su estructura. Muchas veces uno se encuentra con la agradable sorpresa de asistir a un evento, y cuando se quiere dar cuenta está rodeado, invadido de sensaciones y sentimientos que le trasportan en el túnel del tiempo a otros lugares y a otros calendarios.

Antonio MIrabent.
Antonio Mirabent.

Este jueves 24 de abril sucedía algo parecido en el silencio y el respeto más inmenso del auditorio del Centro Cultural casa Grande de Ayamonte. La cita era para homenajear a título póstumo, como autor literario ayamontino del año, al escritor desaparecido hace un año, Jesús Fernández González. El acto comenzó a la hora prevista, la sala quedó pequeña para tanto amigo presente y el tiempo, que todo lo puede, se hizo breve, demasiado breve para tanta emoción junta.

Eladio Orta.
Eladio Orta.

En primer lugar y con las luces ya apagadas, se presentó el poemario “ Nocturno y otros poemas” dentro de la colección  “los libros del estraperlo” como obra póstuma de Jesús Fernández. Una recopilación de A. Mirabent y con la supervisión de José León. El audiovisual de Toño Méndez recreo la imagen y el recuerdo del amigo ausente, de la voz silenciada.



Raul Rodriguez y Kiko Veneno.
Raul Rodríguez y Kiko Veneno.

Y fue la voz de Mirabent  la primera que desgranó algún poema de Jesús, mientras el violín de Paco y la voz de María, le hicieron un perfecto maridaje. Siguieron sus versos en las voces de sus amigos y poetas Aurora Cañada, José Carlos Villegas, José León y Eladio Orta.

Como no podía ser de otra manera, sobre el escenario de la Casa Grande sonó la guitarra de Raúl Rodríguez y voló la voz desgarrada de Kiko Veneno. La amistad y el parentesco envolvió todo y se sacó de la memoria aquellos temas donde la letra de Jesús se fusionó con la música de Kiko y él mismo se encargaba de interpretar. Magia, sentimiento, lágrimas y todo ese mundo de lo íntimo expresado con la sinceridad especial del momento.

Paco Blazquez y Pilar fernandez.
Paco Blázquez y Pilar Férnandez.

Francisco Blázquez, concejal de cultura del ayuntamiento ayamontino, leyó una semblanza del homenajeado y entregó a la familia un pergamino del autor local, Ignacio Rodríguez.

José León.
José León.

Finalmente la voz de Yeya recordando a su tío, volvió a poner la emoción en la sala y obligó a secar algunas lágrimas rebeldes.

Gracias a todos por unir tanta sensación en tan poco espacio y tan breve tiempo. Jesús Fernández, poeta, in memoriam.

Fotos: José Luis Rúa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here