Dos operaciones de la Guardia Civil culminan con seis detenidos en dos intentos de alijo simultáneos

0
365
El cargamento detectado en la operación marítima.
El cargamento detectado en la operación marítima.
El cargamento detectado en la operación marítima.

Redacción. Agentes de la Guardia Civil y de la Guardia Nacional Republicana de Portugal (GNR), han detenido a cuatro hombres de nacionalidad española, cuando intentaban introducir en la península más de dos toneladas y media de hachís.

La operación se realizó en aguas transfronterizas con embarcaciones policiales de ambos cuerpos. Los narcotraficantes, cuya intención era introducirse a la vez y a bordo de dos lanchas, tomaron caminos opuestos para garantizarse que, ante la presencia policial, al menos una tuviera éxito. Ante estas estrategias se realizan patrullas conjuntas conformadas por embarcaciones de ambos países.

De hecho, la primera de las embarcaciones de recreo, de siete metros de eslora, se intentó ocultar en unos caños próximos a la Fox de Odeleite, en Portugal, lugar hasta donde fue perseguida por la Guardia Civil y finalmente donde sus ocupantes fueron detenidos por la GNR, siéndoles intervenida la droga que portaban.

Inmediatamente después fue localizada por los operadores del radar del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE), otra embarcación idéntica a la anterior cuyo rumbo se fijó hacia las costas españolas. En esta ocasión le correspondió a la patrullera de la Guardia Civil realizar la detención de sus ocupantes e incautando la droga que pretendían introducir en España.

En ambos casos, cada una de las embarcaciones venía provista de un doble fondo, con algo más de 1200 kilos de hachís escondidos en los mismos.



El doble fondo del coche detenido en Ayamonte.
El doble fondo del coche detenido en Ayamonte.

Doble fondo en Ayamonte
Por otro lado, la Guardia Civil ha procedido a la detención de un hombre y una mujer de nacionalidad moldava, después de que fueran sorprendidos trasladando 59 kilos de hachís ocultos en un doble fondo de un vehículo.

La droga había sido adquirida en España y tenía como destino ser trasladada hasta Chisinau, capital de Moldavia. Los agentes de la Guardia Civil tuvieron que desmontar gran parte del vehículo para encontrar y extraer la droga que venía oculta en diferentes sitios.



Exactamente, parte de la droga estaba oculta en un doble fondo anclado en los bajos del coche y al que se accedía por un agujero bajo uno de los asientos. También en el depósito de combustible fue encontrada parte del cargamento y el resto en el interior del salpicadero.

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias, que en unión de los detenidos, la droga intervenida, las embarcaciones y el vehículo, han sido puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Guardia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here