Encuentro en Madrid para analizar la situación de Ence en Huelva

0
63
El encuentro ha servido de puesta en común.
Ignacio Caraballo, con el presidente de ENCE.
Ignacio Caraballo, con el presidente de ENCE.

Redacción. Encuentro en Madrid para analizar la situación de Ence en Huelva. En concreto, el presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, mediará ante el comité de empresa de ENCE en Huelva y ante el Congreso de los Diputados a través del grupo parlamentario socialista ante la situación de incertidumbre sobre el futuro de la fábrica de celulosa en la provincia, que podría verse  amenazada por el cierre como consecuencia de la reforma energética que pretende implantar el Gobierno de la nación. Asimismo, abordará esta misma semana con la consejera de Medio Ambiente la situación del convenio de esta empresa con la Junta de Andalucía con el fin de propiciar su completo desarrollo.

Caraballo ha mantenido en Madrid una reunión con Juan Luis Arregui, presidente de ENCE y con Luis Carlos Martínez, director general de comunicaciones y relaciones institucionales de la compañía, en la que ha trasladado la preocupación generada en la fábrica de ENCE en Huelva ante el borrador de la Orden Ministerial del nuevo esquema retributivo a las energías renovables que, en caso confirmarse pondría en un grave peligro su continuidad.



El encuentro ha servido de puesta en común.
El encuentro ha servido de puesta en común.

El cambio en la normativa que promueve el Gobierno implica un gran recorte en las primas a las energías renovables además de clasificar la lignina (resina de la madera) –que hasta ahora se consideraba ‘biomasa’- como ‘residuo’, eliminando la prima a la cogeneración. Los responsables de ENCE han confirmado al presidente de la Diputación que en caso de no rectificarse la nueva normativa relativa a las primas, la planta de Huelva “dejaría de ser rentable, ya que la fabricación de pasta de papel no es suficiente para su viabilidad”. Según los directivos de ENCE, el 90% de la rentabilidad de la fábrica depende de que el Gobierno mantenga las primas.

En caso de que el Ejecutivo no dé marcha atrás, “estaríamos hablando de la pérdida de 300 puestos de trabajo en la provincia derivados de la propia planta sin contar con los empleos que generan los trabajos forestales”, explica Caraballo, quien añade que “el Gobierno debe hacer todo lo posible para evitar ese mazazo para el empleo en la provincia”.



Como resultado de la reunión, el presidente de la Diputación se ha comprometido a ponerse en contacto con los sindicatos de la factoría para trasladarle la situación que le ha sido expuesta en Madrid. Asimismo mediará con el grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados para estudiar las iniciativas que puedan plantearse en la Cámara sobre este asunto, al tiempo que esta misma semana abordará con la Consejera de Medio Ambiente de la Junta el convenio vigente entre ENCE y la administración autonómica, que no está desarrollado en su totalidad. Todo ello junto a otras iniciativas de ámbito provincial que el presidente de la Diputación ha anunciado que se estudiarán ante el estado de las cosas.

Un encuentro enmarcado en la oficina 'Huelva Empresa'.
Un encuentro enmarcado en la oficina ‘Huelva Empresa’.

El encuentro de Caraballo con el presidente del grupo ENCE responde a en los objetivos de la nueva Oficina Huelva Empresa, creada para apoyar a las empresas y sectores claves de la provincia con el objetivo de atraer inversiones. El presidente de la institución provincial ha señalado que “junto a la captación de recursos, tenemos que fijar las empresas existentes, de ahí que nos impliquemos en la grave situación que se cierne sobre planta de ENCE en Huelva,”.



El proyecto de reforma energética que promueve del Gobierno de la nación podría dificultar que se acometan  las inversiones necesarias para la competitividad que garantizase el futuro de la fábrica. Esto llevaría a la factoría de Huelva a una deriva muy complicada, primero con el impuesto sobre la producción de la energía eléctrica de la Ley 15/2012, y después con las demás reformas del sector energético.

Junto a la fabricación de pasta de celulosa, la generación de electricidad constituye el 40% de la facturación de ENCE. La compañía dispone de seis plantas de cogeneración – junto a las tres en Huelva, dos en Navia, una en Pontevedra- que utilizan restos de la actividad forestal y lignina como combustibles. En el contexto de las últimas reformas del sistema eléctrico emprendida por el Ministerio de Industria, la lignina ha perdido la consideración de biomasa y ha sido clasificada como residuo. Las plantas que queman este combustible perderán de ese modo las primas que reciben las tecnologías de cogeneración.

El grupo ENCE informó recientemente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de un descenso en sus resultados económicos del 92 por ciento respecto al ejercicio precedente, debido al impacto de la reforma eléctrica. El grupo papelero obtuvo este resultado tras registrar el 50 por ciento del impacto estimado del borrador de Orden Ministerial del nuevo esquema retributivo a las energías renovables, además de los efectos de las diversas reformas desde diciembre de 2012. Este resultado incluye unos saneamientos de 33,2 millones de euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here