Asprodesordos, cuatro décadas ofreciendo respuesta a las demandas y necesidades de las personas sordas de Huelva

1
446
El apoyo educativo es otro de los servicios de Asprodesordos.
La detección precoz de la sordera en los hospitales onubenses ha sido uno de los logros conseguidos por la asociación. /Foto: es.globedia.com
La detección precoz de la sordera en hospitales ha sido uno de los logros conseguidos por la asociación. /Foto: es.globedia.com

Elisabeth Méndez. La historia de la sordera es tan antigua como la historia de los seres humanos, y, del mismo modo, la evolución del colectivo afectado por la pérdida de la capacidad auditiva, ya sea esta parcial o total, ha ido de la mano de la transformación social. Asprodesordos, la asociación onubense constituida en 1977 por padres y amigos de niños sordos de Huelva, ha sabido acomodarse a ese desarrollo, adaptando sus servicios a las demandas y necesidades de las personas en cada momento.

Entre sus logros conseguidos a lo largo de estos casi 40 años ofreciendo apoyo, ayuda y recursos a las personas sordas de Huelva y a sus familiares, se encuentran, por ejemplo, la puesta en marcha en los hospitales de nuestra provincia de la detección precoz de la sordera; la colaboración con centros escolares y sociales para la mejor atención de alumnos y personas con discapacidad auditiva; y poder ofrecer una atención y rehabilitación acorde a los nuevos avances que se han ido produciendo, como ha sido el Implante Coclear. 

El implante coclear ha supuesto un paso de gigante para el desarrollo auditivo del colectivo de sordos.
El implante coclear ha supuesto un paso de gigante para el desarrollo auditivo de las personas sordas.

Precisamente con la llegada de este último y su implantación en edades cada vez más tempranas es cuando se han producido los mayores avances a nivel médico, según nos dan a conocer la psicopedagoga responsable de los Apoyos curriculares y Rehabilitación Logopédica en la asociación, Miriam Huerta Izquierdo, y la psicóloga y responsable de Proyectos y Subvenciones en la misma, Belén Segura. Y es que el Implante Coclear, un producto sanitario de alta tecnología que transforma las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan al nervio auditivo, ha facilitado que el niño sordo acceda antes al mundo sonoro y empiece su rehabilitación en edades en las que su plasticidad y facilidad de aprendizaje son mayores. “Nosotros desde nuestra asociación también hemos ido adaptándonos a este avance ofreciendo, desde hace ya más de diez años, un servicio de rehabilitación previo y post implante, así como el de aquellos que usan otro tipo de prótesis, como son los audífonos, que tanto han evolucionado y mejorado también  en estos años”, nos explica la psicóloga de Asprodesordos, añadiendo que “nuestro fin es obtener los mejores resultados, tanto de audición como de producción lingüística, y garantizar, en la medida de lo posible, la eficiencia en la vida diaria de nuestros niños, teniendo en cuenta todos los aspectos en los que nuestra intervención interfiere, como educación ,desarrollo personal, social, profesional, etc”.

El apoyo educativo es otro de los servicios de Asprodesordos.
El apoyo educativo es otro de los servicios de Asprodesordos.

Este objetivo es el que ha impulsado a Asprodesordos a poner en marcha además un proyecto educativo de gran relevancia social para el colectivo, como es el acceso al inglés de los niños sordos a través de un curso impartido por una licenciada en Filología Inglesa, con conocimientos de didáctica y experiencia educativa. Según manifiesta Miriam Huerta, esta interesante iniciativa “surge como respuesta a la demanda que desde los propios padres se nos presenta y atendiendo también al interés que los niños desde edades tempranas muestran”. Las clases de inglés para sordos comenzaron en el curso escolar 2012-2013, y de ellas se han beneficiado ya en torno a 30 niños/as de entre 6 y 12 años de la  asociación.

La puesta en marcha de este curso es gracias, en primer lugar, al apoyo que desde Fundación Once se hace a este proyecto a través de una subvención que facilita la contratación del profesional; y en segundo lugar, por la posibilidad de acceso a una segunda lengua que otorgan los avances tecnológicos y médicos en audición, haciendo factible, al igual que el desarrollo de la lengua materna por parte de los niños sordos, el aprendizaje de un segundo idioma tanto a nivel oral como escrito que le facilite la consecución de objetivos laborales o personales en un fututo.



La asociación lleva a cabo multitud de actividades y talleres con los que el colectivo de sordos se divierten aprendiendo.  / Foto: elcastellano.org
La asociación lleva a cabo multitud de actividades y talleres con los que el colectivo de sordos se divierte aprendiendo. / Foto: elcastellano.org

Además de las clases de inglés, en esta asociación onubense presidida por Luis Cobos, un padre afectado con un hijo con sordera, se llevan a cabo en la actualidad multitud de actividades destinadas a atender las demandas existentes en Huelva. Las principales son la atención temprana a niños de reciente diagnóstico, la rehabilitación logopédica y post implante, el apoyo educativo, la atención psicológica, la orientación laboral, la Red de atención a las familias a través del personal del SAAF de Fiapas en la asociación y los diferentes cursos, talleres, escuelas de padres, encuentros de familias, etc., que se realizan con carácter temporal. “Con todo esto intentamos que la población sorda onubense y sus familias encuentren en nuestra asociación un lugar donde se les acoja, escuche y se les ofrezca ayuda, apoyo y respuesta a sus demandas y necesidades; una voz que pueda llevar propuestas de mejora en la atención al colectivo sordo a niveles mayores y un lugar de encuentro de familias dispuestas a colaborar”, manifiesta Belén Segura. Una labor que, según apunta su compañera Miriam Huerta “ha ido ampliándose tanto en servicios prestados como en ámbito de alcance, acogiendo a familias no sólo de Huelva capital sino también de toda la provincia”.

Gracias a la incorporación de los últimos avances cada vez es más fácil tratar los problemas de audición.
Gracias a la incorporación de los últimos avances cada vez es más fácil tratar los problemas de audición.

Actualmente Asprodesordos se encuentra compuesta por más de 172 familias, ofreciendo servicios a un grupo de 40 beneficiarios que oscilan entre los 4 meses y los 31 años de edad, existiendo equidad en el sexo, puesto que un 50 por ciento son niños  y otro 50 por ciento niñas. “En función de la edad y las necesidades que cada niño presenta, ofrecemos un determinado número de sesiones de rehabilitación o apoyo escolar, intentando mejorar sus capacidades de cara a etapas posteriores. Por otro lado, al ir creciendo y conforme van surgiendo otras necesidades, también se irán realizando labores de orientación laboral según se estime oportuno o exista esa demanda real”.



Respecto al trabajo diario con estas personas, ambas coinciden en que “hay momentos muy especiales, como cuando comienzan a hablar, pero lo que les hace más singulares no es que sean sordos, sino que son niños y que llegan a nuestra asociación muchas veces sólo con unos meses de vida. Verlos crecer, evolucionar, estar paso a paso junto con los padres en todo ese proceso de desarrollo y aprendizaje, y después, cuando son algo más mayores seguir ahí, siendo un apoyo en su día a día en lo escolar y personal si lo necesitan, es una gran recompensa personal para los que luchamos por su desarrollo”, recalcando que “el cariño que se recibe de ellos y la gratitud de las familias es lo mejor sin duda de trabar con ellos”.

Preguntándoles por las características propias que se repiten en las personas sordas, tanto Miriam como Belén manifiestan que “lo único que tienen en común es un déficit auditivo, pero nada más. Mucho de lo que escuchamos sobre que son desconfiados, cerrados, tímidos…son sólo estereotipos y sería absurdo y totalmente falso si atribuimos cualquiera de esto adjetivos a una persona por el simple hecho de ser sorda. Nosotros comprobamos como cada uno va formando su personalidad y tienen caracteres distintos, son diferentes a la hora de aprender, de hablar, de comportarse, de caminar, de reír, etc, como cualquier otra persona”.

Niños de Asprodesordos firmando un convenio con una entidad onubense.
Niños de Asprodesordos firmando un convenio con una entidad onubense.

En este sentido nos hablan de que, tras recibir la atención y formación adecuada en la asociación, y tras finalizar sus estudios de Educación Secundaria y/o Bachillerato, “muchas personas se ven capacitadas para realizar algún Ciclo Formativo o carrera universitaria, como es el caso, por ejemplo, de dos chicas onubenses que han estudiado Relaciones Laborales una y Enfermería la otra”, aunque inciden en la idea de que el número de universitarios sordos aun es deficiente. “Conseguir que los jóvenes con déficit auditivo, sobretodo en casos de sordera severa o profunda, continúen sus estudios en etapas superiores, es sin duda una asignatura pendiente por parte de todos los implicados. Y no sólo por la motivación que ellos puedan tener, ya que en muchos casos los docentes, las familias o ellos mismos no se ven capaces, sino también por parte de la Administración, quien debe poner los recursos y herramientas, legales, materiales y personales necesarias para ello. Tendríamos que dejar de hablar de casos excepcionales cuando se trata de personas con discapacidad que acceden a una formación universitaria y un puesto de trabajo, un cargo social, etc. Lo ideal sería que lo excepcional fueran los casos en los que no se logra”.

Un bebe con implante coclear.
Un bebe con implante coclear.

Además de la atención al colectivo afectado por sordera, y teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, la asociación considera de especial relevancia cubrir las necesidades existentes en su entorno familiar, ya que este repercute de manera directa sobre el individuo. Para ello, ponen a su servicio todo tipo de trámites sociales, sanitarios, prestaciones económicas o búsqueda de información sobre el área, además de un Servicio de Atención y Apoyo a las Familias (SAAF) “en el que les ofrecemos atención y orientación desde el primer momento que conocen el diagnóstico y llegan a nuestra asociación a través de los llamados ‘Padres Guía’, quienes les hablan desde su propia experiencia”. Pero esto no es todo, pues según nos explican la psicóloga y la psicopedagoga de la asociación, “también les ofrecemos atención psicológica si así lo demandan, y la posibilidad de asistir a encuentros de familias y realizar cursos de formación y talleres, como por ejemplo el de fomento a la lectura que hemos celebrado hace poco”. Todo ello supone una implicación de los padres en todos los aspectos de la asociación, ya que, como nos apuntan, “no nos olvidemos que Asprodesordos fue fundada por padres, madres y familiares de personas  sordas”.

Respecto a los nuevos proyectos que tiene la asociación y que desde esta nos dan a conocer, está el de empezar a funcionar, de manera oficial, como Centro de Atención Temprana, una labor que vienen realizando desde hace años. Además, actualmente se encuentran trabajando en su inserción dentro del Itinerario de la Consejería de Salud, lo que facilitará y hará más rápido el acceso a un tratamiento específico para aquellos niños de reciente diagnóstico, cuyos padres y madres, muchas veces no saben a dónde acudir después de recibir la noticia de que su hijo/a presenta un déficit auditivo.

Asprodesordos lleva casi 40 años trabajando por el desarrollo de las personas con dificultad de audición.
Asprodesordos lleva casi 40 años trabajando por el desarrollo de las personas con dificultad de audición.

Por otro lado, según explica Belén Segura, “queremos que el proyecto de inglés tenga continuidad al valorar los resultados tan satisfactorios que está dando y lo contentos que están tanto padres como niños, y, por otra parte, seguir realizando talleres en las diversas etapas del desarrollo con el fin de ir dando respuesta a las necesidades de este colectivo y su familia”.

Una gran labor de presente y de futuro la que se realiza desde Asprodesordos que, como no podía ser de otra forma, ha recibido muchos reconocimientos públicos en los últimos años, como los procedentes de Cepsa o la Consejería de Educación, aunque según destacan desde la asociación, “sin duda, el principal reconocimiento y para nosotros el más valioso es el de las familias; el de padres, madres, tíos, abuelos… que cada día nos muestran su cariño y su confianza agradecidos de todo lo que hacemos, que no es otra cosa que nuestro trabajo y con el que nosotros intentamos responder a todo ese cariño y confianza”.

1 Comentario

  1. Un equipo profesional de gran valía, apoyo y cercanía para las familias y dedicación a los niños. Una asociación muy necesaria en Huelva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here