El Arrebato, con su completa actuación, se ganó al público onubense

0
227
Un momento de la actuación de 'El Arrebato'.
Un momento de la actuación de 'El Arrebato'.
Un momento de la actuación de ‘El Arrebato’.

Miguel Ángel Velasco. El público que llenaba, en algo más de la mitad, el aforo del Palacio de Congresos de la Casa de Colón de Huelva, comenzó a batir palmas clamando la presencia del ídolo cuando éste demoró su entrada bastante más de la hora señalada sin motivos aparente. Cosas del directo y de la nueva fórmula de “caché-entradas” en estos tiempos de crisis. Público variopinto donde la edad era tan dispar que uno no acertaba, en el supuesto de no saber a qué había venido, a averiguar al artista que tenía que escuchar. Muchas chicas, expectantes, deseosas, fieles seguidoras del cantante sevillano y también muchas personas de edad más que avanzada. Y caras conocidas. Entre ellas las del alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, acompañado de su esposa, y de la concejala Pilar Miranda, con su hija y otras jóvenes seguidoras.

La composición del escenario dio lugar a más de un comentario jocoso. Había que entretener el tiempo de espera y la presencia de tantas y tantas lámparas de techo y de mesa por doquier, tuvo la respuesta adecuada del ingenio chispeante del onubense. Pero todo quedó reducido al silencio cuando el formidable grupo del cantante comenzó a hacer sonar sus instrumentos en la opaca oscuridad del escenario. Muy conseguido los acordes y el uso fino, suave y armónico de los toques musicales. Quizás un poco estridente el sonido de la caja del batería que no cuadraba con los sones de rock sinfónico que nos ofrecía los demás integrantes. Bajo, guitarra eléctrica, rítmica y solista y uso adecuado y de acompañamiento de melotrón-órgano fueron de las cosas más importante del espectáculo. Tan importante que no sería exagerado decir, desde mi punto de vista, que la entradilla que nos ofrecieron estos cinco músicos fue de las cosas más notable y sobresaliente de la noche. Pero decir esto sin más, sería una crueldad para la figura del Arrebato.

En el concierto había un público de todas las edades.
En el concierto había un público de todas las edades.

Francisco Javier Labandón Pérez es un líder de banda musical. Es todo un profesional con muchas horas de escenarios, con buena y musical voz, que sabe atraerse al público. Mucho ha cambiado aquel chico que comenzó su carrera discográfica con la casa EMI con un disco ‘Poquito a poco’ de corte de rumba pop aflamencada, con su grupo de entonces Piel Morena. Ahora vemos y,  lo más importante, escuchamos a un cantautor que roza los sones del rock, del blues o del soul sin sonrojo, en un acoplamiento casi perfecto a sus letras de corte íntimo y vivencial. Porque con su último albúm “ Campos de Labandón” es lo que pretende . Es como si los 20 años que lleva recorriendo las carreteras del mapa geográfico del país le fueran más que suficiente para decir basta y que es hora de descubrir y cantar a las cosas en principio sin importancia pero de gran valor espiritual. Esas cosas, no crematística, que te llenan el alma, como no se cansó de explicar cada vez que daba entrada a otro de sus temas en un hilvanado mensaje.



Entrada al concierto.
Entrada al concierto.

Este ‘Campo de Labandón’ es su primer albúm con la casa discográfica Universal Music, producido por el artista y que, como quedó reflejado en su actuación de ayer, es el disco de un cantante hecho, maduro, que sabe moverse en el escenario, que sabe magníficamente cantar con esa musicalidad en voz propia de los cantantes gaditanos, que tiene innata esa madera de líder tan necesaria para toda buena banda, y la suya lo es.

Canciones como ”Dame cariño” o “Jardines de Nerea”, por ejemplo, son composiciones para la intimidad con aires claramente universales. Temas de uno para todos. Actuación, en definitiva, atractiva, cálida por la profesionalidad del autor, impresionante por sus músicos, bien conjuntada y mejor compenetrada. Un éxito, si no de público, si para la música y los amantes de este tipo tan hetereogéneo de ella.  Y un acierto por parte del programa de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Huelva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here