Bmw

La capital onubense se beneficia de la campaña anual de poda de naranjos en sus calles

De los 5.000 naranjos que existen en la ciudad, más de la mitad necesitan poda anual, siendo el objetivo de la misma evitar las molestias que causa el fruto maduro y conferir mayor belleza al árbol.

Los operarios proceden a podar los naranjos de la capital.
Los operarios proceden a podar los naranjos de la capital.

Redacción. El Ayuntamiento de Huelva, a través de la Concejalía de Infraestructuras y Servicios Municipales, desarrolla desde octubre y hasta finales de este mes de febrero la tradicional campaña anual de poda de naranjos que implica también la recogida del fruto maduro, mientras que en los últimos años, se está trabajando además para dar forma ornamental redondeada a las copas de los árboles.

La poda y recogida de los naranjos comenzó por las barriadas onubenses y en estas últimas semanas se concentran en la zona Centro, con varias cuadrillas, formada operarios, que recorren las calles onubenses para llevar a cabo la denominada poda ‘con pértiga’ desde el suelo o utilizando una plataforma, en función de la altura de los árboles.

Los trabajos se están realizando de manera coordinada para evitar molestias innecesarias a los vecinos. El objetivo es que las ramas y hojas se recojan de manera inmediata. Para ello, los operarios utilizan además, un camión que les va acompañando en el recorrido a lo largo de la calle, intentando que los despojos no obstaculicen el tránsito.




Asimismo, ha comenzado por las calles que no implican el desalojo de vehículos en la calzada, dejando para el final los tramos que por este motivo requieren del apoyo de la Policía Local.

Con la poda, el Ayuntamiento de Huelva recorta las ramas que molestan a los ciudadanos, tanto a nivel de calle para el paseo, como en los balcones o escaparates. Además, se retira el fruto maduro, evitando su caída y los riesgos y problemas de suciedad que ello implica.




Actualmente en Huelva existen casi 50.000 árboles. En cuanto a tipología, la más común en las calles onubenses son los naranjos. Unos 5.000 ejemplares, de los que más de la mitad necesitan poda anual.

Según ha explicado el teniente de alcalde de Infraestructura y Servicios Municipales del Ayuntamiento de Huelva, Felipe Arias, la semana pasada se terminaron los trabajos en la Alameda Sundheim y Miss Whitney, actualmente se trabaja en la calle Puerto, mientras que tan sólo quedan pendientes algunas calles del centro, como Méndez Núñez o Plus Ultra y la barriada de Zafra. El objetivo es que todas las labores estén terminadas a finales de mes.

Desde la Concejalía de Infraestructuras y Servicios Sociales se realizan dos tipos de poda. Por un lado la poda de mantenimiento, que consiste en eliminar elementos indeseables como ramas secas, tocones, chupones, ramas con riesgo de rotura, ramas que estorben el paso de personas o toquen cables o edificios, actuaciones destinadas en definitiva, a aclarar la copa de ramaje excesivo. La otra tipología de poda viene derivada de las plantaciones realizadas en los últimos años, que ha multiplicado la cantidad de especies en la ciudad. Se trata de una poda de formación destinada a conducir el árbol para obtener una estructura de ramas principales fuertes y bien distribuidas y situar la copa a cierta altura del suelo para evitar problemas a los vecinos.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.