Huelva mantiene el liderazgo en su compromiso con la donación de órganos

0
17
Huelva ha demostrado su generosidad con la donación de órganos.
Huelva ha demostrado su generosidad con la donación de órganos.
Huelva ha demostrado ser generosa al situarse a la cabeza en la donación de órganos.
Huelva ha demostrado ser generosa al situarse a la cabeza en la donación de órganos.

HBN. Los onubenses han elegido como mejor noticia del año 2013 el liderazgo mantenido por la provincia de Huelva en la donación de órganos, un gesto de generosidad que salva vidas. No en vano, a inicios del pasado mes de diciembre se registraba la novena donación de ese año en el Hospital Juan Ramón Jiménez.

Además, la edad media ha pasado de 35 años en 1991 a 61 años en 2012. Los donantes menores de 45 años han pasado de representar el 66% en 1993 a significar sólo el 17% en 2012. Por el contrario, los donantes de 60 o más años han pasado del 6% en 1993 al 54% en 2012.

Un grupo de médicos del Hospital Juan Ramón Jiménez realizan un trasplante de corazón / Foto: Alberto Ruiz.
Un grupo de médicos realizan un trasplante de corazón / Foto: Alberto Ruiz.

Este aumento en la edad del donante se debe, fundamentalmente, a la disminución de los donantes fallecidos como consecuencia de traumatismos craneoencefálicos ocasionados por accidentes de tráfico que suelen ser personas jóvenes y al aumento de los donantes cuya causa de muerte es un accidente cerebrovascular, que habitualmente son de avanzada edad.

Después de conocer la noticia, la coord. médica intrahospitalaria de Trasplante del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, Francisca Cabeza Cabeza, se ha mostrado “muy emocionada y agradecida con la gente que nos ha votado, porque eso significa que a los onubenses están concienciados e interesados en este tema. Una cuestión fundamental porque cualquier persona puede encontrarse en algún momento de su vida en la lista de espera para un trasplante”.

La tarjeta de donante de órganos.
Los responsables del área consideran que el reconocimiento es una buena noticia porque ayudará a difundir la tarjeta de donante de órganos.

“Esperamos que este reconocimientos nos ayude a divulgar lo importante que es donar nuestros órganos llegado el momento. Para notros es muy buena noticia el haber sido elegidos, porque queremos que todo el mundo diga que sí y así tener el mayor número de trasplantes para las personas que lo necesitan”, nos comenta Cabeza, palabras también ratificadas por Carmen García Diéz, coord. enfermera intrahospitalaria de Trasplante en el Juan Ramón Jiménez.




Hospital Juan Ramón Jiménez. La donación más llamativa del pasado año tuvo lugar justo a inicios de diciembre, cuando un total de siete personas se beneficiaron de una donación multiorgánica registrada en el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, que ha  permitido ya implantar los pulmones, el hígado, los riñones, el páncreas y el corazón en distintos centros hospitalarios, la mayoría de ellos de la comunidad autónoma, permitiéndoles mejorar su esperanza de vida gracias a este acto solidario.

Donar es uno de los mayores actos de amor que se pueden cometer.
Donar es sinónimo de vida.

Además, otros dos pacientes onubenses fueron trasplantados de córnea por el servicio de Oftalmología del Hospital Juan Ramón Jiménez, lo que les permitirá  una importante mejora en su calidad de vida, encontrándose este centro hospitalario acreditado desde 1998 tanto para la extracción como para la implantación de este tejido. Esta donación permitió asimismo ayudar a otros pacientes con la implantación de otros tejidos.

La delegada de Salud y Bienestar Social, acompañada por los coordinadores de trasplantes y representantes de las asociaciones de pacientes.
La delegada de Salud y Bienestar Social, acompañada por los coordinadores de trasplantes y representantes de las asociaciones de pacientes.

En el proceso de la donación intervinieron cerca de medio centenar de profesionales sanitarios de diversas especialidades como intensivistas, urólogos, traumatólogos, anestesistas, neurofisiólogos, neurólogos, cardiólogos, radiólogos y analistas, junto a personal de enfermería y otro personal no sanitario, así como a los profesionales de tres equipos extractores externos.

Hospital de Riotinto. En el mes de mayo también llamó la atención el hospital de Riotinto, centro integrado en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, que había registrado en los últimos días una donación de órganos y tejidos que ha permitido salvar la vida a un paciente (gracias al trasplante hepático) y mejorarla notablemente en el caso de otros cuatro. En concreto, la donación había posibilitado la extracción y posterior implante de un hígado, dos riñones y dos córneas.

Imagen del Hospital de Riotinto. / Foto: www.panoramio.com.
Imagen del Hospital de Riotinto. / Foto: www.panoramio.com.

Se trata de la primera actuación de este tipo que se producía en el hospital de Riotinto ese año, en la que han participado alrededor de 40 profesionales tanto del centro onubense como de los hospitales Virgen del Rocío de Sevilla y Reina Sofía de Córdoba. Dicho plantel estuvo integrado por cirujanos y otros médicos especialistas, así como personal de enfermería y celadores, que llevaron a cabo un importante esfuerzo con el objetivo de que se cumplieran los tiempos que hacen finalmente viables los trasplantes.

La donación en primera persona. Félix Prada Casado era marino, capitán de la Marina Mercante. En uno de sus periodos en tierra decidió hacerse unos análisis porque se notaba cansado y le dolía mucho la cabeza. Los resultados trastocaron todos sus planes. Le detectaron una ERC, enfermedad renal crónica, una enfermedad “silenciosa” que había deteriorado el 85% de sus riñones, hasta tal punto que ni si quieran pudieron hacerle una biopsia para averiguar la causa que había provocado la dolencia. Cuando todo esto pasó corría el año 1991 y Félix tenía sólo 32 años.

Félix Prada estuvo 15 años esperando un trasplante de riñón.
Félix Prada estuvo 15 años esperando un trasplante de riñón.

Su vida cambió por completo, tuvo que dejar su trabajo en una empresa pesquera onubense en Angola y comenzar un tratamiento de prediálisis que duró dos años y en el que, para contener la enfermedad, le administraron medicación y controlaron su dieta, reduciendo a la mitad la ingesta de proteínas. En agosto de 1993, sus riñones dejaron de funcionar completamente y pasó a diálisis, tratamiento que recibió un día sí, uno no, durante la friolera de casi 15 años. Con 34 años, Félix ya era pensionista porque la enfermedad le impedía conciliar la diálisis con cualquier actividad laboral. Hoy es una persona recuperada gracias a la donación de órganos. Y así se lo contó a nuestra compañera Ana Rodríguez en una emotiva entrevista.

A todos los que han hecho posible estas noticias, enhorabuena.