El Ayuntamiento de Valverde del Camino tributa un homenaje al piloto local Luis Calderay tras su participación en el Dakar

0
48
Un momento del homenaje a Calderay en el Ayuntamiento de Valverde del Camino.
Un momento del homenaje a Calderay en el Ayuntamiento de Valverde del Camino.
Un momento del homenaje a Calderay en el Ayuntamiento de Valverde del Camino.
Un momento del homenaje a Calderay en el Ayuntamiento de Valverde del Camino.

S. D. Luis Carlos Calderay, nombre propio en Valverde del Camino. Aunque fugaz, su participación en el Rally Dakar de este año ha calado hondo en todos los aficionados, no por el hecho en sí de participar -que ya es meritorio-, sino por el conocido gesto humano y deportivo que tuvo el valverdeño con otro pilotoaún a costa de sacrificar su propia carrera. Y es que Calderay, durante la primera etapa del Rally remolcó a Villarrubia durante 240 kilómetros, pagando al día siguiente una elevada factura con la rotura del motor de su Yamaha en la etapa siguiente.

En la tarde del miércoles, en un solemne acto en la Casa Dirección de la localidad onubense fue homenajeado Calderay por sus paisanos con la presencia de amigos, familia, compañeros del MotoClub de Valverde, patrocinadores y apoyos como el Recreativo de Huelva que estuvo representado por el vicepresidente Jose Luis Martín.



La alcaldesa de Valverde del Camino, Loles López, exaltó la actitud solidaria de Luis Calderay que “con su ejemplo nos hace sentirnos orgullosos de ser valverdeños, onubenses, y andaluces”.

Julián Villarrubia, el piloto que fue remolcado por Calderay, no encuentra palabras de agradecimiento suficientes para el onubense que sacrificó el Dakar siendo solidario. El piloto levantino que sigue en el Dakar, aunque fuera de competición desde la quinta etapa, pretende conocer personalmente a Calderay tras comprobar que los 240 kilómetros en los que fue remolcado en la primera etapa le costó fundir la moto al piloto de Valverde en la etapa siguiente. No será la última carrera en la que compitan juntos.



“Lo que hizo Luis lo hacen muy pocos compañeros, tirarme la cuerda 3 horas… Para Luis no tengo palabras… venir aquí cuesta mínimo 50.000 euros y es tan loable… Me imagino que si se fundió su moto seguro que buena parte de culpa la tendría lo que hizo por mí. Se lo dije en persona pero lo repito, que cuenta con parte de lo que cuesta para el año que viene porque con este gesto se lo ganó. No es que sea una deuda es que se lo merece. Demostró que es de los que tienden las manos. Hay más carreras en las que coincidiremos para disfrutar y hay más Dakar así que le animo a continuar”.