La filóloga onubense Rosario Paniagua indaga sobre la figura de Juan Ramón Jiménez y Dios

0
391
El moguereño Juan Ramón Jiménez ha sido el finalista en la categoría de 'Personajes'
Antes de surgir la idea de este proyecto, las autoras habían estado investigando sobre la comida que tomaba Juan Ramón, que era muy delicado de estómago.
Rosario Paniagua.
Rosario Paniagua.

Mari Paz Díaz. Rosario Paniagua es una investigadora nacida en Moguer, una localidad que le ha marcado a lo largo de toda su vida, ya que para ella fue vital a la hora de decantarse por sus temas de estudio, tiendo a Juan Ramón Jiménez entre sus ámbitos predilectos. No en vano, considera que nacer en la localidad moguereña “es lo mejor que me ha podido pasar, estoy totalmente identificada con mi tierra con los azules dorados, que diría Juan Ramón. Moguer y todo lo de allí, me ha marcado mucho”.

El moguereño Juan Ramón Jiménez ha sido el finalista en la categoría de 'Personajes'
Juan Ramón Jiménez ha marcado la vida de esta investigadora.

Y eso que Rosario se marchó de Moguer siendo muy joven. Lo hizo para vivir en Madrid con toda su familia, aunque como ella misma reconoce “el pueblo se vino conmigo para seguir creciendo juntos. En Madrid, rompeolas de todas las regiones llevo casi toda mi vida, aquí se me abrió un mundo distinto, nuevo del que me he enriquecido”.

Con esta base, Rosario tuvo claro que su profesión tenía que estar ligada a la Literatura Española, tras la huella que le había dejado Juan Ramón. Y, por este motivo, estudió esta carrera en la Universidad Complutense de Madrid.



Pero, al mismo tiempo, siempre ha tenido una sensibilidad especial para todo lo social, por lo que “hice la carrera, después profesión, de Trabajo Social en la Universidad Pontificia Comillas. En concreto, dentro de lo social mi especialidad es la Gerontología”.

Como novedad, el Premio se ha entregado en la Casa Museo Zenobia-Juan Ramón Jiménez.
Casa Museo Zenobia-Juan Ramón Jiménez.

Con esta trayectoria, este onubense siempre tiene proyectos por delante, normalmente uniendo sus dos pasiones, la literatura y lo social. De hecho, Paniagua cuenta con trabajos de enorme interés. Entre ellos destaca las investigaciones que ha desarrollado sobre el Nobel de Literatura, como Dios en Juan Ramón, Madrid en Juan Ramón, Enclaves Madrileños en el poeta, Arte menor, Una obra siempre nueva, Encuentro con Juan Ramón en Moguer y Homenaje a Francisco Garfias, antólogo de Juan Ramón, sin olvidar otros artículos en los que la figura juanramoniana aparece de forma irremediable.

Vida y Apartamento son el título de otras dos obras de Juan Ramón que verán la luz este año.
Rosario aconseja acercarse a la obra de Juan Ramón de forma pausada.

Y es que “Juan Ramón Jiménez es todo para mí,  me ha dado la medida ética, estética de mi gusto literario. Probablemente, me hubiera sucedido igual si no fuera de Moguer, pero el haber visto la luz en el mismo marco, me añade un plus del que soy muy consciente“, nos confiesa esta investigadora que lleva años indagando sobre la obra del escritor, sobre la que asegura que “hay que ir como sobre una pista de hielo, muy despacio, dice tanto en pocas palabras, que no se debe perder nada; y con todas las palabras que tiene escritas lo dice todo”.

Tanto es así que considera que “difícilmente podrá haber una mente tan lúcida y que diga tanto y  bien todo lo que dice”. En definitiva, “es un genio; porque lo veo filósofo, antropólogo, sociólogo por las observaciones que hace de la sociedad y que refleja en su obra. Sencillamente es un genio de esos que salen a la vida muy de tarde en tarde. Y da la casualidad que es de Moguer“.

Logotipo del Año de Platero presentado en Madrid.
Logotipo del Año de Platero presentado en Madrid.

Todas estas características aparecen perfectamente reflejadas en la obra más universal del poeta, en Platero y yo, a la que considera “un compendio de mucho de eso, al que siempre hay que volver para sacarle sus verdaderas esencias”. Por este motivo, no es extraño que esta investigadora vaya a participar en los actos conmemorativos del ‘Año Platero’ con motivo del centenario de la primera edición de la obra en 1914, “un proyecto que me tiene ocupada e ilusionada”.

Gala de apertura del 'Año Platero'.
Gala de apertura del ‘Año Platero’.

Para Rosario, “desde que empecé a leer, Platero era mi libro de mesilla, me encantaba que hablara de las calles y de las costumbres que yo vivía, hubo ahí un enganche para siempre. Cada vez me fascinaba más sus ideas, sus intuiciones sus modos de expresarse”. Un libro sobre el que reconoce que “con el paso de la vida, lo voy entendiendo mejor, pues refleja sentimientos y  reflexiones que si no se ha vivido ya un poco, pueden pasar desapercibidos, es al menos lo que a mí me ha sucedido”.

Conmemoración del centenario de la primera edición de 'Platero y yo'.
Conmemoración del centenario de la primera edición de ‘Platero y yo’.

Pero tiene claro que Juan Ramón es un maestro, porque no entiende cómo “se puede decir tanto en pocas líneas”. Y añade que “encuentro en él paralelismos con otros muchos literatos de culturas muy diferentes, eso llama mucho mi atención. Una cosa que me encanta es su honestidad literaria en busca de la perfección, presentar la obra pulcra, la sencillez de expresión dentro de su hondura. En fin como persona y como escritor de prosa y verso es una figura gigante difícil de acotar”.

Portada del libro de carácter social editado por Rosario Paniagua.
Portada del libro de carácter social editado por Rosario Paniagua.

Interés por los temas de carácter social. Junto a la figura de Juan Ramón, Rosario también cuenta con publicaciones en el plano social, como sucede con el libro Las personas mayores, aproximación a una realidad (2012), que ya va por su segunda edición. Y libros compartidos sobre el voluntariado y mayores, la cultura a todas las edades, los cuidados a enfermos de Alzheimer, la protección social a los mayores en el siglo XX, la prevención de la violencia a mayores o el maltrato lingüístico a los mayores, entre otros muchos. Además, esta onubense colabora de forma habitual en las revistas Sal Terrae, Miscelánea Comillas, Ciencia del Envejecimiento Humano (Brasil) Sociedad y Utopía. Cuadernos de Trabajo Social, Montemayor, entre otras…

Rosario Paniagua afrontar el nuevo año cargada de proyectos.
Rosario Paniagua afronta el nuevo año cargada de proyectos.

Entre otros proyectos, este año 2014 se le presenta a esta filóloga cargado de proyectos, porque, en la actualidad, “estoy perfilando un curso de Literatura sobre aspectos concretos sobre Juglaría, Clerecía, Renacimiento, Barroco y el 98. Por otra parte, con respecto al Trabajo Social Gerontológico, está trabajando en varias propuestas sobre temas como los cuidados y los cuidadores o la prevención de la violencia hacia los mayores y la ética.

Y, sobre todo, como ella misma nos desvela “mi gran proyecto es seguir en esto de vivir, que, por cierto, me gusta bastante. Valoro cada minuto, las cosas importantes son pocas y las no importantes parecen muchas, pero no es así, y no deben distraernos en exceso”.

Rosario Paniagua ha realizado el prólogo del libro.
Rosario Paniagua siempre lleva en su corazón a Huelva.

Por lo demás, esta investigadora anima a los onubenses en este nuevo año a que “trabajen todos juntos por su ciudad, Huelva ha de ser un proyecto común en el que confluyan todas las sensibilidades políticas y legítimas diferencias, pero aunando esfuerzos. Esto es lo que merece Huelva y sus ciudadanos y las generaciones futuras van a agradecer el empeño común no los desencuentros. Creo que hay que tener miras altas, y superar las fronteras, que muchas veces nos imponemos y que nos reducen el campo de visión. No hablo de uniformidad, sino de la capacidad de vivir y trabajar desde el respeto a la diferencia”.

Desde Argentina recuerda mucho a la ciudad de Huelva.
Rosario Paniagua reivindica la historia de Huelva.

Porque como onubense que lleva muchos años fuera de Huelva y a la que le encanta viajar reconoce que debemos valorar la historia milenaria de esta provincia, además de no olvidar que es cuna del Descubrimiento, junto a otros recursos naturales, como  la luz, el sol, la temperatura, el mar o la sierra.

“Las malas rachas, la crisis actual, se irán superando con el tiempo, y yo deseo para Huelva todo lo mejor dicho en la distancia, si se puede hablar de distancia, cuando el corazón está por medio. Para mí Huelva es la antesala de mi casa, que es Moguer, que es como mi piel, lo que indica que va conmigo y me protege a donde voy, pues mi corazón tiene su enclave en el lugar en el que nací a la vida y nací  a lo que soy y a lo que tengo”. Porque, como decía Juan Ramón, “uno lleva la geografía dentro, pero admirando todas las demás”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here