‘La confabulación de Eros’, una novela futurista con dosis de thriller sobre un mundo en el que el amor es un objeto más de consumo

El onubense Daniel Fernández es el autor de este libro, su primera obra, que está siendo distribuida a nivel nacional y en la que reflexiona, usando como base una historia de amor entre dos hombres, sobre lo irónico de que en la era de las redes sociales se pierdan las relaciones personales directas.

El escritor onubense Daniel Fernández.
El escritor onubense Daniel Fernández.

Ana Rodríguez. Año 3077, es la fecha en la que se desarrolla La confabulación de Eros, una novela futurista, la primera del autor onubense Daniel Fernández, en la que se describe una sociedad donde el ser humano ha perdido la capacidad de enamorarse de forma natural y el amor es un objeto más de consumo. En este contexto, un joven se topa en Internet con un blog del siglo XXI a través del cual descubre que existió una época en la que el amor ni se compraba ni se vendía, todo un hito que dará pie al desarrollo de esta fantástica historia sobre la tecnología y las relaciones humanas.

Portada del libro 'La confabulación de Eros', de Daniel Fernández.
Portada del libro ‘La confabulación de Eros’, de Daniel Fernández.

Daniel Fernández, licenciado en Filología Inglesa por la Universidad de Huelva, asegura que el argumento de esta obra se le ocurrió casi de manera accidental: “escuché a dos chicas hablando en el metro sobre la sociedad consumista en la que vivimos. Una de ellas le respondió a la otra: “Bueno, al menos el amor no se puede comprar”. Comencé a darle vueltas a la idea y así nació La confabulación de Eros“.

A pesar de ser su primer texto publicado, el onubense afirma que siempre ha tenido la necesidad de escribir, “lo que ocurría era que todos mis escritos se quedaban guardados en un cajón. Con la llegada de Internet y el auge de los blogs, la gente me animaba a que convirtiera mis escritos en papel, y eso he hecho”.




Gracias a este impulso, el autor novel, que reside en Madrid, donde trabaja de administrativo, ha construido en este volumen, que le ha llevado un año de trabajo, un mundo totalmente nuevo, el del futuro año 3077, una época que no recuerda ni guarda vestigios del pasado. Joel, el protagonista, tras dar accidentalmente con el citado espacio en Internet, descubrirá poco a poco una extraña conexión con Proudstar, el pseudónimo tras el que se esconde el autor de ese blog del pasado, y se embarcará en una aventura para encontrar la fuente de esa conexión.

Fernández ya tiene muchos fans que esperan su segunda novela.
Fernández ya tiene muchos fans que esperan su segunda novela.

El autor, en su intento por que el lector pase por varios estadios emocionales, mezcla en esta historia varios géneros –comedia, thriller, romance…-, abordando además los temas dramáticos, como el desamor, sin caer en un tono deprimente y buscando un contrapunto que haga soltar una sonrisa al lector. A lo largo del libro, la propia trama se vuelve pretendidamente surrealista por momentos, precisamente con el fin de liberar a quien lo lee de la carga dramática.




Sobre su objetivo cuando comenzó a redactar el documento, el onubense pone de relieve que “la ciencia ficción, a menudo, es una mera excusa para tratar temas que en realidad nos son muy cercanos, aunque pueda parecer contradictorio. En mi caso, he querido hacer una reflexión sobre lo irónico que resulta vivir en la era de las redes sociales y, sin embargo, son precisamente nuestras relaciones sociales las que sacrificamos para estar al día en el mundo 2.0”.

En una firma de libros.
En una firma de libros.

En este sentido, el autor continúa explicando que “es cada vez más frecuente ver escenas en las que un grupo de amigos está reunido en torno a una mesa, con las narices pegadas al smartphone, más pendientes de Facebook o Whatsapp que de escuchar al que tienen al lado. Además de todo eso, presento una historia de amor entre dos hombres, siendo la homosexualidad todavía un tema tabú en muchos sitios y difícil de llevar en ciudades pequeñas”.

Daniel trabaja en Madrid aunque es natural de Huelva.
Daniel trabaja en Madrid aunque es natural de Huelva.

Y es que el ritmo de vida y las nuevas tecnologías han modificado completamente la manera de relacionarnos con los demás y, muy especialmente, cuando tras ese acercamiento hay una desesperada búsqueda de afecto. “El amor es lo que mueve al mundo, en cualquiera de sus manifestaciones. Muchas veces nos cuesta trabajo reconocerlo, pero creo que no hay mayor verdad que ésta”, afirma Daniel Fernández. Sin embargo, continúa el escritor de La confabulación de Eros, “es un hecho objetivo que cada vez más parejas se conocen a través de Internet. Además, nuestras relaciones sociales ya están cambiando, por el mero hecho, por ejemplo, de dedicar cada vez más tiempo a las redes sociales”.

La temática actual que aborda el libro, así como su especial estilo y la reflexión que realiza sobre el futuro del ser humano hicieron que el editor Diego Manuel Béjar, de Stonewall, apoyara al onubense desde el principio, algo por lo que el joven está muy agradecido y que le da motivos para sentirse enormemente afortunado.

En una de las presentaciones de 'La confabulación de Eros'.
En una de las presentaciones de ‘La confabulación de Eros’.

El escritor novel, al que le encantaría presentar su libro en su tierra natal, le ha cogido el gusto a esto de publicar y ya prepara su segundo trabajo, que pretende ser “algo totalmente distinto”, según señala, con lo que a buen seguro volverá a sorprender en el mercado editorial. Hasta entonces, los lectores pueden pasar un buen rato con esta primera novela de ciencia ficción, con toque de comedia romántica y aventura, además de cierta dosis de thriller.

La confabulación de Eros está disponible en grandes superficies y librerías –se puede encargar si ésta no lo tiene, pues la distribuidora llega a toda España-, así como en Amazon y en la web de la editorial. Su precio es de 18 euros en papel y de entre siete y ocho en formato electrónico.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.