Bmw

Redescubriendo la isla Saltés, un lugar estratégico para el embarque de las almadrabas de Huelva

Enclavada en la Ría de Huelva, su magnetismo ha hecho que hoy conozcamos gran parte de la historia de Saltés, a la que se le atribuye ser la capital de Tartessos, además de contar con un rico yacimiento arqueológico árabe. Pero, hasta ahora, desconocíamos que había jugado un importante papel en la estructura de las almadrabas que en el siglo XX existieron en Huelva.

La Isla Saltés, un lugar mágico enclavado en la Ría de Huelva. / Foto: imagina65.blospot.com.
La Isla Saltés, un lugar mágico enclavado en la Ría de Huelva. / Foto: imagina65.blospot.com.

Mari Paz Díaz. La Isla Saltés es uno de los lugares más emblemáticos de Huelva, por su historia y por todo lo que evoca. Esta pequeña isla fluvial, situada en la Ría de Huelva, entre la capital y Punta Umbría, tradicionalmente ha llamado la atención de propios y extraños, no sólo por su belleza, sino también por su riqueza natural, sus salinas y la pesca de una zona estratégica. Todos estos condicionantes han provocado que Saltés haya sido colonizada a lo largo de los siglos por diferentes culturas.

De ciudad tartéssica a lugar de acogida de los salazones romanos, pasando a ser un centro de la cultura musulmán conocido como ‘Salthish’, ya que fue capital del reino taifa de los Baikríes en los siglos X y XI. Todas estas vicisitudes han contribuido a la mitificación de este espacio único en Huelva, enmarcado dentro del Paraje Natural Marismas del Odiel.

Vista aérea de parte de la Isla Saltés. Imagen tomada en 2002. / Foto: Archivo del Puerto de Huelva.
Vista aérea de parte de la Isla Saltés. Imagen tomada en 2002. / Foto: Archivo del Puerto de Huelva.

Sin embargo, a pesar de ello, todavía existen datos desconocidos de este enclave en los que algunos han querido ver algo mágico.




Gaceta de Madrid, un periódico de referencia donde apereció publicada la Orden sobre la Isla Saltés.
Gaceta de Madrid, un periódico de referencia donde apareció publicada la Orden sobre la Isla Saltés.

Porque, hasta el momento, no había trascendido que la Isla Saltés fue durante buena parte del siglo XX un lugar de embarque para la almadraba que se destinaba a Huelva. Así lo recoge el periódico Gaceta de Madrid, fechado el 9 de agosto de 1929, donde aparece la Real Orden de 20 de julio, por la que “se capacitó al punto de las Cascajera, en la isla de Saltés, para el embarque de toda clase de efectos y materiales de almadraba en régimen de bahía con destino a Huelva”. 

Sorolla inmortalizó la pesca del atún en Ayamonte.
Sorolla inmortalizó la pesca del atún en Ayamonte (1919).

Y es que Huelva también ha contado tradicionalmente con marineros dedicados a este arte que está destinado a la captura del atún. Así ha sido en lugares como Isla Cristina, Lepe, Punta del Moral o Nueva Umbría, sin olvidar que muchos onubenses eran almadraberos que en ocasiones acudían a las almadrabas del Golfo de Cádiz, como así se recoge, por ejemplo, en la publicación de Juan Manuel Ruiz Acevedo y José Antonio López González titulada La Almadraba de Nueva Umbría, editada por la Diputación Provincial de Huelva.




Huelva ha tenido un papel relevante en la historia de la almandraba.
Huelva ha tenido un papel relevante en la historia de la almadraba.

Hay que recordar que la almadraba es una técnica que aprovecha la migración de atunes, utilizada desde tiempos prerromanos mediante el uso de redes.

Huelva ha tenido un importante papel en esta práctica, puesto que, cuando en el siglo XIX desaparecen las almadrabas que pertenecieron al Duque de Medina-Sidonia, la gestión se aglutinó entonces con la creación del Consorcio Nacional de Almadrabero, fundado en 1928 precisamente por un onubense, por el isleño Serafín Romeu Portas, primero con sede en Tarifa y, luego, en Isla Cristina.

Venta de atún en el Mercado del Carmen. / Foto: tonyines.
Venta de atún en el Mercado del Carmen. / Foto: tonyines.

Así se mantuvo hasta que el Consorcio se liquidó en enero de 1973, por lo que se cerraron las almadrabas de la provincia de Huelva. De hecho, en Isla Cristina se celebran cada año unas jornadas dirigidas a recuperar y poner en valor esta práctica, contando con la participación de capitanes de almadraba a nivel internacional.

La documentación ha sido recogida por Ana Mojarro, jefa de Documentacion, Registro y Archivo del Puerto Huelva.
La documentación ha sido recogida por Ana Mojarro, jefa de Documentación, Registro y Archivo del Puerto Huelva.

La documentación que atestigua este nuevo uso almadrabero de la Isla Saltés ha sido recogida por la jefa de Documentación, Registro y Archivo del Puerto Huelva, Ana María Mojarro Bayo, que ya había mostrado la relevancia de la isla en su publicación Pequeña historia del Puerto de Huelva, donde “hice referencia a Saltés para dejar constancia de la importancia de la zona portuaria onubense a lo largo de la historia”.

Con todo, la posición estratégica de la isla Saltés parece ser la justificación de que este emplazamiento fuera utilizado con este fin, como zona de embarque de la almadraba, una técnica que, por otra parte, necesita de numerosas personas y de muchos preparativos.

Vista aérea de la Isla de Saltés y laguna de “El Manto” junto a la playa en formación  (en primer plano a la izq ) con la carretera del espigón adentrándose en el mar. (Archivos  Autoridad Portuaria de Huelva). / Foto: webs.ono.com.
Vista aérea de la Isla de Saltés con la carretera del espigón adentrándose en el mar. / Foto: webs.ono.com.

En concreto, según la cita de Gaceta de Madrid, el emplazamiento de embarque de las almadrabas se encontraba en la zona conocida como La Cascajera, un tramo arenoso. Hay que tener en cuenta que Saltés se divide en tres grandes áreas: El Almendral, El Acebuchal y La Cascajera. Y es lógico que fuera en este último lugar donde se realizaba el embarque de los almadraberos, porque es el área de transición con la marisma, más cercana al litoral, a la orilla, mientras que El Almendral se encuentra la norte, frente a Punta Umbría, donde está la ciudad arqueológica musulmana.

Saltés está enclavada en el Paraje Natural Marismas del Odiel, declarado Reserva de la Biosfera.
Saltés está enclavada en el Paraje Natural Marismas del Odiel, declarado Reserva de la Biosfera.

De su valor ecológico a su importancia histórica. Además de contar con un alto valor ecológico por situarse en una zona de marismas y de anidamiento de aves, la isla destaca por su valor arqueológico, tanto por las instalaciones de época romana relacionadas con la pesca y el salazón, como por la ciudad-asentamiento de época hispanomusulmana de los siglos X y XI, sobre todo cuando fue sede del Reino de Taifas de los Baikríes, primero, y reino de Taifas del señor de Umbra y Xaltis -Huelva y Saltes- bajo el reinado de Abd al -Aziz al-Bakrí, después.

Imagen de la isla Saltés. Foto: www.platalea.com.
Un grupo de turistas visitan la isla Saltés. / Foto: www.platalea.com.

En esta época, adquirió prosperidad por sus vínculos comerciales con África y demás puertos de al-Andalus. Sin embargo, fue una situación efímera.

La historia de Saltés es apasionante. / Foto: webs.ono.com.
La historia de Saltés es apasionante. / Foto: webs.ono.com.

En la época cristiana, la ciudad ya había sido abandonada existiendo únicamente algunas instalaciones civiles y religiosas.

Pero, por lo general, por su situación marítima ha estado normalmente relacionada con la pesca y el comercio, llegando incluso a relacionarse con la capital de Tartessos, siendo lugar de comercialización de fenicios, griegos o romanos, práctica que se afianza con la llegada a Huelva de los visigodos entre los siglos V al VIII con Siria, Alejandría, Cartago e Italia.
Juana Bedia, en las instalaciones del Museo.
Juana Bedia, en las instalaciones del Museo.

En cualquier caso, mirar a Saltés es un gesto apasionante, pero imposible de resumir en estas líneas, una historia que en gran parte conocemos gracias a la incansable labor investigadora que desarrolló quien fuera directora del Museo Provincial de Huelva, Juana Bedia. Sirva este artículo como nuestro pequeño homenaje a Juana, que dedicó gran parte de su vida a transmitirnos su amor por el patrimonio de Huelva. Gracias Juana.




6 Responses to "Redescubriendo la isla Saltés, un lugar estratégico para el embarque de las almadrabas de Huelva"

  1. JUAN JOSE GARCIA DEL HOYO   11 diciembre 2013 at 9:35 pm

    También, durante algunos años, hubo una factoría ballenera, tanto en Saltés como frente a ella en la costa palerma del estuario.

    Responder
  2. Rafael Rodríguez Sierra   12 diciembre 2013 at 12:48 pm

    También fue campo de concentración al final de la guerra civil.

    Responder
  3. Salthish   13 diciembre 2013 at 9:36 am

    tanta informacion del pasado lejano,por grandes profesionales de la investigacion,y curiosamente se les olvida citar el horrendo pasado de sufrimiento, alli acaecido,podemos decir”recientemente”,parece revisionismo y manipulacion.por otro lado, muy interesante el tema de los recursos pesqueros…

    Responder
    • Redacción   13 diciembre 2013 at 11:03 am

      Estimado Salthish:

      Le agradecemos, aunque lo haga usted de forma anónima sin desvelar su identidad, que le parezca interesante nuestra aportación sobre la historia de Saltés con respecto al tema pesquero, aunque nos gustaría aclararle que en este artículo no hay ningún ánimo ni de manipular ni de olvidar el pasado. Todo lo contrario. Porque en ninguno de nuestros reportajes e investigaciones lo hacemos. Le pedimos disculpas si le ha parecido incorrecto que no hayamos apuntado que la isla Saltés fue un lugar tristemente utilizado en la Guerra Civil. Así lo han puesto de manifiesto en diversas ocasiones investigadores y periodistas, como Rafael Moreno, entre otros muchos. También lo han apuntado algunos de nuestros lectores en sus comentarios, como podrá usted ver.
      Sin embargo, en el artículo no se mencionaba porque nos hemos centrado en la nueva aportación, desconocida hasta ahora, de su utilización por la almadraba. Un detalle que ha sido descubierto por el Archivo del Puerto de Huelva. Y, en segundo lugar, porque nuestra revisión ha sido breve, sólo para contextualizar su pasado siglos atrás, centrándonos en el tema patrimonial, tal y como lo estudió Juana Bedia, la que fuera directora del Museo Provincial de Huelva, a la que va dirigida nuestro artículo y homenaje.
      Al igual que no hemos citado ese episodio horrendo, como nos comenta, por no ser el objeto de este artículo, tampoco hemos citado otros muchos detalles, como por ejemplo la Batalla Saltés del siglo XIV. Porque sobre la historia de Saltés se podría escribir muchas páginas más.
      Le pedimos disculpas de nuevo. Este reportaje, como todo lo que hacemos, se hace de forma contrastada y con muchas horas de trabajo detrás.
      Muchas gracias. Y esperamos haberle aclarado su duda. Un saludo.

      Responder
  4. jose   13 junio 2015 at 8:20 pm

    La isla saltés …donde e jugado muchas veces en el almendral y sobre las ruinas incluso encotrado en ocasiones hueso y esfera de barro rota tiradas esparcidas nuestro pueblo punta umbria tienes magica ymisterio la isla esconde algo grande siempre me a dado esa sensacion y puede que sea algo dificil de creer pero dicen rumores que tiene un gran nivel arqueologo,bajo sus pies esta el templo griego de heracres (hercules) y al atlantida aun por descubrir ….isla saltes todo un misterioo

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.