Isidro Pinedo Vara, es de bien nacido ser agradecido

Su gran obra, Piritas de Huelva, recoge cuanto se quiera saber de la materia; es una obra que hoy día se encuentra en el extranjero, en cualquier centro de investigación minerometalúgico.

Isidro Pinedo Vara.
Isidro Pinedo Vara.

Emilio Romero. Está claro que en estos momentos la provincia de Huelva pasa por una etapa importante en la minería, en la minería metálica con los descubrimientos de nuevos yacimientos, puesta en explotación de nuevas minas, lo que va generando riqueza y, sobre todo puestos de trabajo tan necesitados hoy día.

La prensa local y regional se hace eco de los avances de las empresas Matsa, en Sotiel y el nuevo descubrimiento al lado de Aguas Teñidas, Cambridge Mine con la Masa Valverde y una decena de empresas mineras que han puesto sus ojos en el territorio de nuestra provincia en busca de nuevos yacimientos metálicos.

Creo que no es nada nuevo cuando se dice que Huelva alberga grandes riquezas minerales, puesto que ya por la década de los 50 del siglo pasado ya se decía que la cuenca minera de Huelva tenía en piritas las mayores reservas del mundo y que estaba claro que Huelva era una provincia llena de posibilidades, pero que se podía considerar subdesarrollada, comparada con otras provincias de la poco desarrollada Andalucía agrícola.




Esto último son palabras literales de una persona gran conocedora de esta materia y que desde aquí quiero agradecerle allá donde esté su labor en pro de la minería onubense y su capacidad de investigación sobre las Piritas de Huelva, el cual parece que hoy día ha pasado desapercibido en toda esta amalgama de noticias mineras.

Isidro Pinedo Vara, que aunque natural de la provincia de Cuenca, que empezó su carrera universitaria no en Minas sino en Medicina, pero abandonó y estudio posteriormente Minas, ha sido la persona que más a fondo a estudiado y conocido la provincia de Huelva desde el punto de vista de las Piritas. Persona sencilla y trabajadora, aterriza por nuestra provincia hacia finales de 1942 como miembro del Cuerpo de Ingenieros al servicio de Hacienda, habiendo pasado anteriormente por las minas de Peñarroya. Se casa con la onubense Paqui Jiménez Espuelas en 1948 y desde ese momento siempre habló de su Huelva.




Investigador vocacional, su vida pasaba por buscar el porqué de las cosas, de las cosas específicas de los minerales, dar respuesta para el sector y la economía. Su gran obra, Piritas de Huelva, recoge cuanto se quiera saber de la materia; es una obra que hoy día se encuentra en el extranjero, en cualquier centro de investigación minerometalúgico y me atrevería a decir que no hay ningún Ingeniero de Minas que trabaje en la minería metálica de Huelva que no tenga su libro en el despacho.

Siempre fue un gran defensor de los centros de investigación industrial para el beneficio integral de nuestros minerales piríticos, pero como bien decía en cierta entrevista dada en el año 1975, la industrialización de Huelva vino por las condiciones naturales que aquí se reunían, donde echaba de menos en el Polo una gran fábrica de papel, el beneficio racional e integral de las piritas y la siderurgia del Sur. También comentaba por aquella época que el polo era más químico y menos metalúrgico, porque si hubiese sido al revés, se apoyaría más en nuestras materias primas.

Simples pinceladas de una entrevista concedida para ABC en el año 75 demostraba la cara más humana de este gran hombre, autor de la publicación de «Piritas de Huelva» (que la prensa calificó de “Biblia de las piritas”), que no deberíamos olvidar cuando estemos leyendo alguna noticia sobre la minería metálica de nuestra provincia.





5 Responses to "Isidro Pinedo Vara, es de bien nacido ser agradecido"

  1. Minero   4 diciembre 2013 at 9:38 pm

    Sin olvidar la importante aportación de este señor, decir que cada cosa tiene su momento y los nuevos yacimientos se están descubriendo ahora por nuevas personas y empresas sabedoras de esa riqueza mineral de la provincia, que por cierto se conocía y explotaba tiempos muchos mas remotos.

    Responder
  2. Paco Alcázar   4 diciembre 2013 at 11:16 pm

    Además de sus estudios y exploraciones mineras, que sin duda fueron de gran importancia para el desarrollo de la minería en Huelva, su visión de futuro fue excelente, si se le hubiera echado cuenta, hoy no estaríamos en la situación actual y hubiéramos pasado mucho mejor la crisis delos precios de los metales y seguramente hubiera habido mucho más empleo, cosa que nos hace falta a día de hoy. Felicitar desde aquí a mi amigo Emilio Romero por este artículo

    Responder
  3. Joséluis Gómez   5 diciembre 2013 at 10:21 am

    Gracias a tí,Emilio, en mi casa tengo “Piritas de Huelva”, el mejor de los libros escrito sobre la provincia de Huelva. Recuedo aquel día cuando le compré a la viuda de Isidro ese “tocho” que me recomendaste. Rara es la semana que no recurro a él para conocer algo “novedoso” de nuestra tierra. Pedazo de artículo que has escrito en estos días de Santa Bárbara.

    Responder
  4. magui gonzalez   12 enero 2014 at 10:04 pm

    Soy desconecedora del tema de la Mineria, pero soy de Huelva, por ello ,me alegra esta apertura de Minas,porque pienso que será bueno para todos.

    Sr.Romero, este articulo está lleno de gratitud hacia Isidro Pinedo , al cual de sumo, pero ni que decir tiene que mi gratitud a todos los que de una forma u otra han conseguido un futuro para la Mineria de Huelva.

    Responder
  5. Jesús Copeiro   13 enero 2014 at 8:21 am

    Tengo un recuerdo entrañable de Isidro Pinedo, por su buen hacer, por su amabilidad y bondad. Siempre ayudando a los que éramos jóvenes investigadores, ofreciendo su ayuda y facilitando trabajos de otros ingenieros que discurrieron por la provincia de Huelva. Para todos los que hemos trabajado en minería o en investigación minera, el libro de Piritas de Huelva fue nuestra Biblia, nuestro libro de cabecera y aún sigue siéndolo. Gracias a Emilio Romero por recordarnos su figura. Y un abrazo a Paquita, la viuda de Isidro Pinedo.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.