‘El futuro’, iniciación a la madurez

Alicia Scherson ofrece una obra personal, cuyo problema es la escasa capacidad de desarrollo de la obra que tenía entre manos.

Escena de 'El futuro'.
Escena de ‘El futuro’.

Miguel Velasco Márquez. El libro Una novelita Lumpen de Roberto Bolaño sirve de punto de partida para que la realizadora Alicia Scherson nos presente un viaje sobre el proceso de iniciación a la madurez de dos jóvenes huérfanos y la supervivencia de éstos ante el mundo que se les avecina tras la repentina muerte de sus progenitores en un trágico accidente tráfico.

La historia nos narra como tras un accidente de tráfico, Bianca y su hermano Tomás se quedan huérfanos. Son adolescentes, son vírgenes y están solos en el mundo. Abandonan la escuela e inician un luto oscuro y peligroso, descendiendo al submundo de una gran ciudad. Entonces aparece Maciste, un viejo actor italiano, que se convertirá en el héroe que estaban necesitando.

Es complicado no encontrar ecos del cine italiano de los 70 en esta valiente adaptación de la obra de Bolaño, desde el tono sepia que bañan las imágenes hasta la importancia del color (amarillo) a lo largo de todo el largometraje, Scherson crea un mundo bañado de sombras, entrega a cuatro personajes huérfanos cuyo sino es el duelo y sus diferentes armas para enfrentarse a la realidad. Bianca es la única que tiene “sus ojos abiertos” (ligero canto a la figura de la mujer), mientras su hermano y sus amigos pasean por la cinta como elementos vacíos, nihilistas e incluso prehistóricos, ella decide descubrir. Descubrir su sexualidad y finalmente ésta le lleva a un amor que creía arrebatado para ella. Su mundo se ve sacudido por Maciste, un antiguo actor de películas de serie B ciego tras un accidente y lo que , inicialmente, consideraba una vía de escape hacia una situación mejor, se vuelve deseo y amor hacia el ajado adinerado.




En el personaje de Manuela Martelli recae el peso de la película, más concretamente en su mirada. Una mirada que permanece en perpetuo estado lacrimal. Su actuación es solvente, valiente y arriesgada. Donde el resto de actores regalan estereotipos, ella se eleva a gran altura.

Rutger Hauer consigue una interpretación magnífica en el papel del ya anciano actor. Un portento de matización y sabiduría.

Alicia Scherson ofrece una obra personal, cuyo problema es la escasa capacidad de desarrollo de la obra que tenía entre manos. Una obra vigorosa que podría haber dado para mucho más, y donde solo se encuentran destellos de verdad y hondura en las escenas que comparten Martelli y Hauer. El trazo grueso puede a la sofisticación y lo que pudo ser una obra rompedora cargada de recovecos, se queda en una irregular representación de la iniciación adolescente.

Ficha técnica
Película: Il Futuro. Dirección: Alicia Scherson. País: Chile/Italia/España/Alemania. Año: 2013. Duración: 94 min. Género: drama. Interpretación: Manuela Martelli, Rutger Hauer, Luigi Ciardo, Nicolas Vaporidis.  Fotografía: Ricardo Angelis.








Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.